Alejandro Reinick: «Me operé porque no llegaba a final de temporada»

El pivot de Quilmes aprovechó la cuarentena para hablar en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre la situación que se está viviendo y su decisión de operarse la rodilla en plena temporada. MIRA EL VIDEO.

Raúl Pelorosso y Alejandro Reinick mientras sus compañeros entrenaban. (Foto: Prensa Quilmes)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

El básquet definitivamente tendrá un parate prolongado antes de volver a la acción y hay que ser ingenioso para mantenerse en forma pensando en un eventual regreso.

El pivot de Quilmes, Alejandro Reinick habló desde la cuarentena en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre este extraño período para todos: «se extraña un poco el día a día y la actividad. Es importante saber porque lo estamos haciendo, no queda otra. La actividad se puede suplantar pero no la adrenalina de los partidos, las cosas del equipo y demás; es un receso muy abrupto», opinó.

De a poco, se ha ido propagando esa responsabilidad de quedarse en casa y evitar el contagio masivo: «de entrada lo veíamos lejano, no tomábamos conciencia de lo que se estaba viviendo. Tenemos la carta a favor del tiempo, se han tomado medidas certeras que en otros países se adoptaron cuando la enfermedad se había propagado. Hay conciencia en la mayoría de la sociedad y estamos poniendo cada uno lo suyo», remarcó el experimentado jugador.

Incluso Reinick se podría haber vuelto a su casa, pero por cuidar a sus familiares, decidió quedarse en la ciudad: «mi mama es una señora mayor y mis hermanos tienen chicos chiquitos, tenía la posibilidad de volver a Santa Fe pero no los podía ver. Entonces decidí quedarme en Mar del Plata».

SU OPERACION A PRINCIPIO DE AÑO

A finales de 2019, tomó la decisión de operarse y eso lo sacó de actividad durante un período largo: «era algo que no quería hacer pero la rodilla me venía molestando cada vez más. Cuando terminaba un entrenamiento y los partidos, tenía con mucho dolor, se me inflamaba y me dolía. Era un meñisco que estaba desilachado y molestaba. Así no llegaba a final de temporada», justificó sobre su decisión.

Claro que también lo consensuó porque era un momento delicado ya que se habían lesionado también Pelorosso y Maciel: «lo hablé con Gelpi y los dirigentes para aprovechar los días de parate. Ahora cuando estoy agarrando ritmo, se frena la competencia. A nosotros nos cae en un mal momento porque estábamos volviendo a vernos bien como equipo».

La experiencia de múltiples ausencias sirvió para que los juveniles sumen muchos minutos en una exigente competencia: «de cara al futuro les ha servido muchísimo, pero ese aprendizaje tiene un costo. Sufrieron un desgaste grandísimo aunque son jóvenes. Las fichas de mayores que hay en Liga Argentina te hacen corto el plantel. Hubo que pagar ese precio con los resultados», finalizó.