¡Que corazón Quilmes!

El «cervecero» perdía por 10 en la primera final de la Conferencia Sur de la Liga Argentina ante Villa Mitre pero forzó el suplementario y lo terminó ganando por 72 a 67 en Viedma. Una gran tarea de Jeffrey Merchant (26 puntos y 15 rebotes) y Tirrell Brown (22 y 14) durante todo el juego. Este martes buscarán asegurar la final de la temporada en el segundo punto.

En un partido a puro corazón, Quilmes se recuperó de una desventaja de 10 puntos y terminó ganando en tiempo suplementario el primer partido de las finales de Conferencia Sur en la Liga Argentina. Fue 72 a 67 ante Villa Mitre para quedar a un partido de la final de temporada.

Los dos internos titulares del equipo hicieron una gran tarea con Jeffrey Merchant como gran figura conquistando 26 puntos y 15 rebotes; mientras que Tirrell Brown también fue clave como siempre, pero convirtiendo 22 unidades y tomando 14 recobres. Franco Amigo fue el goleador del equipo rival (20).

El conjunto marplatense comenzó mejor en el juego y sobre todo en ataque para un primer parcial 6-2. Villa Mitre reaccionó para pasar al frente, fiel a su estilo, jugando un buen básquet. De a poco, los de Gelpi recuperaron su mejor forma pero tenía poca efectividad en tiro a distancia. Jeffrey Merchant se destacó con 12 puntos para un cuarto que se cerró con victoria del «tricolor» por 16 a 13.

Los bahienses comenzaron el segundo cuarto igualando el marcador con Franco Amigo como eje de ese buen momento y los puntos de Juan Javier Bollo. A los de Mar del Plata les costó anotar en ese tramo y tuvieron poco goleo. Sólo Tirrell Brown junto al imparable Merchant, «alimentaban» la ventaja que le permitía mantenerse al frente. Sobre el final, llegaron igualados en 28 puntos y se fueron al descanso en un contexto de goleo bajo, sabiendo que nada estaba definido aún.

Cuando volvieron del vestuario, a los dos les seguía costando la efectividad pero los de Bahía Blanca encontraron el tiro exterior como respuesta con Franco Amigo nuevamente empujando a sus compañeros y con la conducción de José Gutiérrez que tuvo un buen ingreso al juego. Con esa fórmula, pudo sacar una máxima de 6 de ventaja ante un Brown que se hizo cargo del momento que atravesaba su equipo para anotar unidades y sostenerse a esa diferencia.

Tal como fue el desarrollo de todo el partido, los últimos 10 minutos fueron muy trabados con un Quilmes que no cesaba en su voluntad de llegar a un final cerrado. Pudo bajar a 3 en un momento el marcador pero no estaba demasiado efectivo con los libres y tampoco habían aparecido en toda la tarde los tiros a distancia (llevaba 2 de 22 hasta ese momento). Sobre el final, Villa Mitre falló hasta los libres y el «cervecero» lo aprovechó para acercarse. Un gran rebote de la figura de la cancha, Jeffrey Merchant, terminó en doble y falta que cobró para dejar el partido 59-58 a 36 segundos para el final. Luego de cortar rápido con falta los marplatenses, se escapó el «villero» a 3 y Raúl Pelorosso clavó un triple de eje de cancha para igualar el juego. El último ataque no prosperó y fueron a suplementario.

De perder por 10 puntos, los de Gelpi pasaron a ganar por 4 con Ty Brown encendido y atacando a Ramiro Heinrich que estaba con 4 faltas. Cuando tenía una reacción Villa Mitre, apareció otro triple (hubo pocos pero claves) esta vez de Facundo Gago para sacar 5 puntos en el último minuto. Con esa distancia ya construyó el triunfo psicológico que no le dio respuestas a su rival.

Con un enorme corazón y en su mejor momento de la temporada, Quilmes se pone en ventaja como en las dos series anteriores y le tira toda la presión a su rival. Este viernes, desde las 19, buscará la clasificación a la final de la temporada para pelear por el ascenso a la Liga Nacional.