Peñarol ganó sobre la chicharra

El equipo «milrayitas» pudo vencer en la última pelota a Gimnasia de Comodoro Rivadavia por 83 a 82 en su debut dentro del Súper 20 y el de Leonardo Gutiérrez como entrenador. Nicolás Gianella fue el jugador clave encestando la última pelota.

GyEvsPeñarol (9)
GyEvsPeñarol (5)
GyEvsPeñarol (6)
GyEvsPeñarol (3)
previous arrow
next arrow

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)

Peñarol debutó de la mejor forma en el Súper 20 y tras un cierre para el infarto derrotó como visitante a Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia por 83 a 82.

El “Milrayitas” tuvo un gran cierre en el primer partido de Leonardo Gutiérrez como director técnico en el básquet nacional y derrotó sobre la hora a su par de Comodoro Rivadavia. La figura del juego fue Nicolás Gianella gracias a sus 15 puntos, siete rebotes, dos asistencias y el tiro ganador sobre la chicharra. Además, se destacaron Steffphon Pettigrew con 17 tantos y seis recobres y Ricardo Glenn con 16 puntos y 14 rebotes.

Otro aspecto atractivo del juego fue ver a Franco Giorgetti enfrentar a su ex equipo. El chaqueño fue quien marcó los primeros dos puntos del partido y terminó siendo la figura de su equipo al registrar 21 tantos y siete recobres.

En el inicio se vio a un Peñarol muy intenso que buscó convertir en base a rápidas penetraciones, sin embargo, esa velocidad fue algo desordenada. Por su parte, Gimnasia aprovechó buenas series defensivas en la pintura y corrió efectivamente la cancha para generar sus primeras ventajas. El base de 39 años, Nicolás Gianella, fue de lo más destacado en el equipo de Leo gracias a su explosividad y el buen manejo de las transiciones ofensivas del “Milrayitas” en un primer cuarto que tuvo reiteradas imprecisiones, característica propia de un juego de inicio de temporada. Los primeros 10 minutos fueron muy parejos y el marcador así lo indicó (20-20).

En el comienzo del segundo cuarto, Karl Cochran siguió castigando en el uno contra uno y tomó lanzamientos en reiteradas ocasiones para ser el goleador de su equipo hasta ese momento (9 puntos). Los márgenes fueron acotados a lo largo de todo el parcial y no hubo claros dominadores del desarrollo, pero cuando Jonatan Slider estuvo en cancha, el “Milrayitas” se exhibió mucho más peligroso en ataque (“Jony” aportó su buena puntería y la confianza propias de un gran anotador). En este parcial, los visitantes optaron por el juego estacionado y de cinco contra cinco, esto denotó los variados esquemas ofensivos trabajados por Leo y su cuerpo técnico. Sin embargo, el resultado al descanso fue un 34-30 a favor de un “Verde” que mejoró mucho su imagen sobre el final del período.

Al volver de los vestuarios, la imagen siguió siendo la misma: Un Peñarol disminuido en sus posibilidades e ideas ofensivas y un Gimnasia que poco a poco se adueñaba de las principales acciones. Fue así como el margen llegó a ser de once tantos a favor de los locales (58-47). El “Milrayitas” jugó mejor cuando Gianella, Slider y Pettigrew jugaron juntos. La falta de un buen apoyo de los internos fue quizá lo que los privó de pasar al frente en el tanteador. Justamente cuando Ricardo Glenn aportó en ataque, Peñarol se acercó. Sin embargo, el “Verde” comenzó a encontrar triples muy valiosos para irse al último descanso ganando por 62 a 56.

En el último período, Slider disminuyó el déficit de Peñarol a tan sólo un punto gracias a sus dos conversiones. El equipo se contagio de su entrega y desequilibrio, se convenció de que el triunfo estaba más cerca que nunca y logró empatar el marcador parcial (66-66). Y si bien por momentos Gimnasia logró despegarse en el tanteador, el “Milrayitas” volvió al ruido y siguió emparejando el trámite del cotejo. A pesar de haber tenido problemas para anotar durante la primera mitad, Giorgetti se “destapó” en los momentos claves del cierre y aportó siete puntos y un tapón. El tiempo avanzó y Gimnasia defendió muy bien una ventaja acotada que generó. Sin embargo, los de Leo Gutiérrez gestaron una ventaja mínima con pocos segundos por jugar. Los locales tuvieron dos tiros libres para pasar al frente en las manos del ex Quilmes, Diego Romero, quien anotó ambos y puso en ventaja a su equipo con tres segundos por jugar. Los “Milrayitas repusieron desde el lateral y Gianella logró cerrar una gran noche al convertir sobre la chicharra para darle el triunfo a su equipo.

Finalmente fue una victoria muy trabajada, pero disfrutada, al fin y al cabo, para los de Leo Gutiérrez en su debut en este Súper 20. Peñarol demostró que las tan mentadas “entrega y sacrificio” no serán negociables en esta temporada. No obstante, el equipo mostró varias deficiencias a lo largo de todo el compromiso, por lo que todavía hay mucho que trabajar, pero está claro que es más fácil hacerlo cuando un resultado positivo acompaña el momento.

La próxima prueba del “Milrayitas” será este lunes desde las 21, cuando reciba por primera vez en el renovado suelo del Polideportivo Islas Malvinas a un Argentino de Junín que también ganó en su debut.

Síntesis

Gimnasia (CR) 82: Gustavo Barrera 8, Shaquille Johnson 23, Franco Giorgetti 21, Jerome Famous 4 y Daniel Hure 0 (FI); Yoanki Mensia 0, Diego Romero 8, Juan Manuel Rivero 18, Carlos Buendía 0 – DT: Martín Villagran

Peñarol (MDP) 83: Nicolás Gianella 15, Karl Cochran 9, Steffphon Pettigrew 17, Diego Guaita 0 y Ricardo Glenn 16 (FI), Tomás Monacchi 3, Jonatan Slider 16, Nicolás Franco 0, Joaquín Valinotti 0, Juan Martín Fernández 0 y Alejandro Alloatti 7 – DT: Leonardo Gutiérrez

Parciales: 20-20, 34-30 (14-10), 62-56 (28-26) y 82-83 (20-27)

Árbitros: Diego Rougier, Julio Dinamarca y Cristian Salguero

Estadio: «Socios Fundadores» de Comodoro Rivadavia