Despedida dolorosa para Quilmes en el Poli

El equipo de Javier Bianchelli perdió 94 a 76 en su último partido como local de la fase regular en la Liga Nacional. Con tres partidos por delante como visitante, Iván Basualdo fue el que se destacó con 10 puntos y 9 rebotes; mientras que Alejandro Konsztadt fue el mejor de la cancha con 19 unidades, 5 recobres y 7 asistencias.

previous arrow
next arrow
Slider

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)
Fotos: Carlos De Vita

En su último juego como local en la temporada regular, Quilmes (13-22) cayó ante La Unión de Formosa (20-14) por 76 a 94. El jugador destacado del encuentro fue Alejandro Konsztadt gracias a sus 19 puntos, cinco rebotes y siete asistencias. En los locales Iván Basualdo tuvo el mejor rendimiento y registró 10 tantos, nueve recobres y una asistencia. En su próximo partido, los de Javier Bianchelli jugarán una final ante Ferro Carril Oeste en Caballito este sábado 28 a las 21.

El “Cervecero” empezó muy bien en el partido, logró que su rival perdiera tres pelotas e hizo buen uso de la velocidad y precisión en los pases para generar las primeras ventajas en el marcador. El desarrollo del cuarto fue de ida y vuelta pero con un Quilmes que se mostró más aceitado en ofensiva a pesar de que no pudo sacar grandes diferencias. Iván Basualdo estuvo “enchufado” desde el inicio y fue clave para que “La U”, con Chaz Crawford o Tayavek Gallizzi como estandartes, no pudiera sumar demasiado desde la pintura. Los de Leandro Ramella se vieron forzados a tomar demasiados lanzamientos incómodos de media y larga distancia que derivaron en fallos (5 de 16 en tiros de campo) debido a la gran defensa “Tricolor”. Al primer descanso corto, Quilmes ganó por 16 a 12 gracias a un aporte anotador bien distribuido.

El segundo cuarto tuvo un arranque muy favorable a La Unión ya que pudo ajustar su defensa y mostró una actitud completamente diferente al momento de luchar por los rebotes (cuatro ofensivos). Esa intensidad se vio acompañada de precisión desde el perímetro, por lo que la visita logró un parcial de 10-3 a favor. Lamentablemente para los locales, ese mal momento se extendió más de la cuenta y duró todo un cuarto que fue de pleno control para “La U”. El “Cervecero” se mostró contrariado y sin un jugador con “la mano caliente” que pudiera sacarlo de ese mal período en el que La Unión no sólo marcó 33 puntos, sino que además jugó una excelente defensa, cerró todas las vías de gol y siguió cimentando su dominio. Los de Ramella llegaron a estar 13 tantos arriba en el tanteador y tras 10 minutos, se fueron con esa ventaja al descanso largo (32-45).

Quilmes comenzó la segunda mitad con los mismas deficiencias: No hubo ideas claras en ataque, las jugadas diagramadas no fueron fructíferas y la defensa siguió dejando mucho que desear. La Unión asestó un parcial de 13 a 2 (34-58) en tan sólo tres minutos y profundizó aún más la crisis de juego que tuvo un “Cervecero” que hasta este momento estaba teniendo uno de los peores rendimientos de toda la temporada. No obstante, mediado el cuarto, los de Bianchelli mostraron una reacción desde lo anímico que sólo sirvió para no dejar que la ventaja se prolongue aún más a favor del equipo de Ramella en ese momento. Sin embargo, a la visita le salió todo ya que provechó muy bien que los locales estuvieran peleados con el aro, la terna arbitral y consigo mismos para aumentar la ventaja máxima a 28 puntos. Al último cuarto, el marcador indicó un 75 a 49 en favor del conjunto formoseño.

El comienzo del cuarto período mostró a un Quilmes decidido a recortar rápidamente la desventaja y un Gallizzi dejando el campo de juego por exceso de faltas personales. El “Cervecero” logró conseguir buenas conversiones y ejercer 7na gran presión de cancha completa que derivaron en pérdidas del rival, estaba claro que este período debía ser perfecto para los de Bianchelli si querían lograr siquiera acercarse a La Unión. A pesar de que haberse puesto 11 puntos abajo (74-85) dio lugar a la esperanza para el hincha “Tricolor”, el tiempo restante en el marcador era demasiado acotado y sólo quedó intentar cerrar la temporada en casa jugando de la mejor manera posible: Con la entrega y el amor propio que caracterizan al jugador “Quilmeño”.

Si bien los últimos partidos han venido siendo considerados finales para el “Cervecero” en esa lucha por no jugar el playout, el siguiente compromiso tendrá un condimento especial ya que Ferro es un rival directo en la parte baja de la tabla. El duelo comenzará a las 21 de este sábado 28 en el estadio Héctor Etchart, la casa del “Verde”.

Síntesis

Quilmes (MDP) 76: Nicolás Ferreyra 13, Eric Flor 4, Enzo Ruiz 10, Ricardo Sánchez 13 e Iván Basualdo 10 (FI), Bruno Sansimoni 3, Maximiliano Maciel 0, Omar Cantón 7, Juan Esteban De La Fuente 4, Emiliano Basabe 12 – DT: Javier Bianchelli

La Unión (F) 94: Alejandro Konsztadt 19, Jonatan Maldonado 13, Alexis Elsener 12, Anthony Young 21 y Chaz Crawford 4(FI), Jordan Glynn 15, Federico Marín 7, Julián Ruiz 0 y Tayavek Gallizzi 3 – DT: Leandro Ramella

Parciales: 16-12, 32-45 (16-33), 49-75 (17-30) y 76-94 (27-19)

Árbitros: Leonardo Salazar, Roberto Smith y Raúl Sánchez

Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas» de Mar del Plata