Peñarol volvió al triunfo

El conjunto «milrayitas» pudo regresar al triunfo en el inicio de la segunda rueda de la SuperLiga Femenina. Las dirigidas por Martín Furfuro vencieron anoche como locales a Tokio de Posadas por 77 a 72. Hubo un destacado trabajo de las españolas Vega Gimeno y Amaya Gastaminza, apoyado en lo que también ofreció Celeste Selent. El domingo van contra La Unión-Florida.

Peñarol ganó su tercer partido en la SuperLiga. (Foto: Prensa Peñarol)

Peñarol ganó su tercer partido en la SuperLiga. (Foto: Prensa Peñarol)

Peñarol volvió a la victoria en la Superliga femenina de la CABB tras derrotar como local a Tokio de Posadas 77-72. Gran juego del tridente Gimeno-Selent-Gastaminza.

Peñarol no la tuvo fácil para superar a Tokio de Posadas como local y volver a la victoria luego de 5 derrotas consecutivas. El trabajo hecho por Celeste Selent, Amaya Gastaminza y Vega Gimeno fueron importantísimos para el objetivo milrayitas anotando entre las tres jugadoras 61 de los 77 puntos de su equipo.

El juego estuvo teñido de paridad de principio a fin. De hecho la máxima en cancha fue la diferencia final de 5. Tokio y Peñarol nunca pudieron separarse más que eso incluso desde el arranque donde luego del 10-10 en 5 minutos, el cuarto siguió con su camino hasta el 19-20 final. Abreo, Gómez y Conceicao marcaban el camino para la visita mientras que Sauan y Selent lo hacían para el local.

En el segundo cuarto se vio quizás lo mejor de Peñarol como funcionamiento de equipo. Siempre con las piezas claves de Gimeno y Gastaminza, en defensa Furfuro probó algunas variantes que dieron sus resultados (en un partido tan parejo, aunque sean mínimos esos resultados, suman). Y en ataque se pasó el balón, buenos ingresos de Arrozeres y Barriga Naón ilusionaban a Peñarol con haberle encontrado la vuelta al partido (31-28). Sin embargo, las dirigidas por Dieguez siguieron apostando al juego interior de Conceicao quien aprovechaba su ventaja física y ayudaba a cerrar el PT 43-41.

Luego del descanso largo, las figuras de las “españolas marplatenses” se agrandaron. Sobre todo por la dependencia de las milrayitas de lo que pudieran producir ambas. De hecho, entre Gastaminza y Gimeno anotaron los 14 puntos del equipo en el parcial. Así y todo le alcanzó porque en defensa el trabajo no era malo y salvo Conceicao, nadie en Tokio pudo desnivelar el trámite del partido. Así era que se mantenían parejas 47-45 y todo por decirse.

Los últimos 10 minutos también fueron palo y palo, error por error. En este cuarto el que dependió de sus dos extranjeras fue la visita ya que Harden y Conceicao marcaron 16 de los 19 puntos de la visita. Ese dato, el de los 19 recibidos muestra que Peñarol disminuyó su intensidad defensiva, incluso mandando mucho a la línea a sus rivales. Sin embargo, del otro lado, Gastaminza fue implacable en la lucha por los rebotes y las segundas instancias, al igual que Selent obligando en las penetraciones.

Pero fue Vega Gimeno que con un triple a 40 segundos del final parecía darle la sentencia definitiva al partido que tuvo por cifras definitivas el 77-72 y el desahogo de Peñarol de Mar del Plata que se venía quedando con las manos vacías en reiterados finales cerrados. Esta vez el destino, y su tridente, inclinaron la balanza a su favor.

Síntesis:

Peñarol 77: Sauan 8, De Cabo 2, Selent 18, Gimeno 25 y Gastaminza 18 (FI) Elgart 0, Arrozeres 2, Messina 0, Dell Ollio 0, Barriga Naón 4, Cavallo 0, Kesi 0. DT: Furfuro

Tokio 72: Harden 13, Gomez 14, Abreo 11, De León 4 y Conceicao 24 (FI) Frete 0, Toledo 2, Vandiver 2, Hermosilla 0. DT: Dieguez

Parciales: 19-20, 43-41, 57-53
Arbitros: Mirabella, Monserrat y Arto
Cancha: Microestadio Robles

Fuente: Prensa Peñarol