Final justo para la serie

Gimnasia de Comodoro Rivadavia barrió la serie final de la Conferencia Sur al vencer esta noche en Once Unidos a Quilmes por 68 a 59 consagrándose como el mejor de esta parte del país. Santiago Scala sumó 18 puntos y fue el goleador de la noche, mientras que Baxley terminó con 17. El «cervecero» quedó entre los cuatro mejores.

Gimnasia fue más que Quilmes y jugará la final de la Liga. (Foto: Carlos De Vita)

Gimnasia fue más que Quilmes y jugará la final de la Liga. (Foto: Carlos De Vita)

El Quilmes de los Milagros, tampoco pudo detener a Gimnasia de Comodoro Rivadavia. Los sureños vencieron al “cervecero” por 68 a 59 en el tercer juego de la Final de Conferencia Sur y barrieron la serie para llegar a la Final de la Liga Nacional. Los marplatenses cierran una campaña histórica donde pudieron meterse nuevamente entre los 4 mejores de la competencia.

Santiago Scala fue el mejor jugador del equipo visitante aportando 18 puntos con su ingreso desde el banco, mientras que Walter Baxley cerró el juego con 17 unidades y fue el destacado en el local. Luis Cequeira jugó como titular, a pesar de tener un fuerte estado gripal.

La visita comenzó con un parcial 5-0 aprovechando las corridas de contragolpe ante un errático Quilmes que además se arrugaba mucho en defensa liberando las esquinas desde donde castigó Gimnasia. El local estaba trabado en ofensiva y cuando pudo salir de sus problemas fue gracias a Cequeira para marcar un 7-0 que lo depositó al frente. Fue todo más luchado que jugado, pero Quilmes se fue al primer descanso con una ventaja mínima de un punto y un buen ingreso de Diego Romero como en todos los playoffs.

Ya con Scala en cancha, el “verde” sacó un parcial 6-0 en poco tiempo de juego, situación que obligó a replantear la táctica a Ramella. El goleo fue muy bajo y se emparejaba constantemente el marcador. En ese parcial, la responsabilidad ofensiva la tuvo Baxley (8 en esos 10 minutos) y el americano respondió muy bien, pero Guaita ganaba el duelo en la pintura. La paridad se mantuvo hasta la última pelota donde Lucas Ortiz pudo limar la distancia de 3 a solamente 1 punto desde la línea. Fue un buen cuarto de Rubén Wolkowyski defensivamente que aportó cosas muy interesantes en toda la serie.

Otra buena racha de Baxley le permitió sacar la máxima de 7 puntos. Quilmes tenía controlado al peligroso Aguerre, pero el duelo de “Baxman” con Nicolás De Los Santos era fundamental en cada defensa, sumado a Gallizzi que estaba neutralizando a Clancy. Era uno de los mejores momentos en la noche para el dueño de casa. Sin embargo, nunca se pudo escapar lo suficiente y mientras desperdiciaba oportunidades, la visita no perdonó porque hizo un nuevo parcial muy rápido para pasar al frente y entrar al último cuarto ganando por un punto.

Dentro de un partido que no fue lucido ni mucho menos, el último cuarto tuvo un parcial 6-4 a favor de Quilmes en casi 5 minutos de juego, por lo que se seguía peleando mucho más de lo que se jugaba, un terreno donde el “cervecero” podía sacar provecho. La definición fue pelota a pelota, alternándose el liderazgo en el marcador para llegar a un final cerrado. La diferencia para quedarse con la serie la mostró Gimnasia de Comodoro Rivadavia en los momentos finales cuando tuvo cuatro ofensivas consecutivas anotando y, como contrapartida, Quilmes erró los últimos cuatro tiros.

Sin dudas, Gimnasia se ganó en la cancha el título de campeón de la Conferencia Sur, mostrando que jugó el mejor básquet de esta parte del país. Quilmes tiene que sentirse satisfecho, porque ha logrado meterse entre los cuatro mejores de la Liga y clasificarse a la Liga Sudamericana, con un equipo que quizás al inicio de la temporada no tenía aspiraciones de llegar hasta esta instancia.

Síntesis

Quilmes (MDP) 59: Luis Cequeira 10, Walter Baxley 17, Maximiliano Maciel 7, Ivory Clark 4 y Tayavek Gallizzi 4 (FI), Luca Vildoza 4, Lucas Ortiz 2, Rubén Wolkowyski 0, Federico Marín 0, Diego Romero 11 – DT: Leandro Ramella

Gimnasia (CR) 68: Nicolás De Los Santos 5, Leonel Schattman 8, Diego Cavaco 12, Federico Aguerre 9 y Samuel Clancy 8 (FI), Santiago Scala 18, Diego Guaita 8 – DT: Gonzalo García

Parciales: 12-11, 30-31 (18-20), 47-48 (17-17) y 59-68 (12-20)
Árbitros: Alejandro Chiti, Daniel Rodrigo y Roberto Smith
Estadio: “Once Unidos” de Mar del Plata