Marcelo Jiménez: «La salida de Sansimoni es netamente financiera»

El dirigente «cervecero» habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre la salida de Bruno Sansimoni a Boca y sus motivos: «fue difícil desprendernos de él porque es un hijo del club». Además, analizó el mercado de pases: «será muy difícil para nosotros».

Bruno Sansimoni continuará su carrera en Boca. (Foto: FIBA)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Uno de los cuatro jugadores de Quilmes que tenía contrato vigente para la próxima temporada, Bruno Sansimoni, ya es jugador de Boca Juniors por dos temporadas en uno de los tantos movimientos que ha tenido el «cervecero» en este mercado de pases.

Sobre los motivos de la salida del base, habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) el dirigente Marcelo Jiménez indicando que «hace un tiempo que Boca dio su interés por Bruno y para nosotros desprendernos de él es muy difícil porque es un hijo del club. Lamentablemente es una cuestión netamente financiera. Para aquellos que no tenemos ningún apoyo, debemos pelearla así». 

Además de mejorar las arcas propias hay una mejora notable también para el «Chule» en su contrato con los «xeneizes»: «nos representa un alivio desde el sector financiero, por eso tomamos la decisión. A su vez, no coartamos su carrera deportiva porque es un gran jugador y una gran persona. Para nosotros que lo quiera Boca es un orgullo importante también», admitió uno de los encargados de la negociación de los contratos.

Para todos los clubes, la inversión del reclutamiento no siempre tiene un retorno en el largo plazo. En el caso de Bruno Sansimoni, se pudo obtener un rédito económico: «lo que se ha implementado de los derechos formativos, se les da la posibilidad a los clubes de obtener algo de lo que se invierte. En el caso de Quilmes, se los trae desde chicos y se les da tanto una vida educativa como deportiva», recordó Jiménez.

UN MERCADO COMPLEJO

El dirigente de Quilmes destacó que no será fácil conformar todo el plantel para la próxima Liga Nacional por el bajo presupuesto con el que contarán: «para nosotros será un mercado muy difícil. Somos de los clubes que no contamos con ningún tipo de apoyo como tienen el 80% de los que juegan la Liga Nacional». 

Todavía no se han cerrado algunas deudas de la temporada pasada y por eso tampoco tienen demasiado claro el dinero con el que contarán para el armado del equipo: «todavía los libre deudas no están cerrados y por eso lo de Sansimoni nos da un poco de aire. Lo que debemos tener en claro es el presupuesto con el que vamos a contar y una vez que tengamos el número final, sabremos los jugadores que podemos contratar», agregó.

Tendrán que apostar una vez más a nombres que hoy no son determinantes en la competencia local, como sucedió en su momento con Eric Flor e Iván Basualdo: «nosotros hicimos una apuesta por Flor en su momento que era algo que nosotros podíamos ganar y salió bien. Basualdo también fue algo similar. Esos jugadores en Quilmes se potenciaron y ahora no los podemos retener. El mercado se ha puesto bravo, asustan los números que se piden por los jugadores, han pagado por un jugador casi el presupuesto nuestro completo», comparó. 

En ese camino, Quilmes viene de jugar la Liga con un sólo extranjero (Ricky Sánchez) e incluso durante gran parte de la misma sin foráneo porque no podían pagarle al boricua: «siempre tratamos de jugar con la menor cantidad de extranjeros posibles, sin embargo en esta Liga puede ser que juguemos con dos en vez de uno», anticipó.