Quilmes todavía no se encuentra

El «cervecero» sufrió otro duro revés en el inicio del Súper 20 al caer ante Bahía Basket por 99 a 74 sufriendo como hace 48 horas un segundo tiempo para el olvido que perdió 53-28. Fjellerup y Johnson fueron los mejores con 25 y 22 puntos, mientras que Enzo Ruiz terminó como goleador con 15.

Enzo Ruiz fue uno de los destacados en Quilmes. (Foto: Prensa Bahía Basket)

Quilmes tenía que demostrar ante Bahía Basket que lo sucedido en Junín fue sólo un mal primer partido. Sin embargo, el equipo de Bianchelli sigue sin encontrarse a si mismo y perdió 99 a 74 en el «Osvaldo Casanova».

Tuvieron un gran partido Máximo Fjellerup con 25 puntos y Anthony Johnson que acumuló 22; mientras que en el «cervecero» hubo un buen e intermitente trabajo de Enzo Ruiz (15) e Iván Basualdo con 11 unidades y 11 rebotes.

La intensidad no faltó en los primeros minutos, pero no estuvieron finos ninguno de los dos finos en la efectividad. Jasen se transformó en el asistidor del local teniendo como destino de casi todas las ofensivas al talentoso Fjellerup, pero Quilmes tenía una gran tarea de Ricardo Sánchez, justamente un ex del conjunto bahiense, en los dos aros. Después de ponerse 8-5 arriba, sufrió un parcial 4-0 que le permitió emparejar el duelo de nuevo. Era un buen partido de Nicolás Ferreyra desde la conducción y el goleo (6 puntos), pero una de las características principales fue el rebote ofensivo que lo ayudó a sumar puntos. El local repartió mucho su goleo y por eso, desde la línea, terminó igualando el parcial 19-19.

En el inicio del complemento, Basualdo que estaba haciendo una buena tarea tuvo una contractura que lo obligó a salir unos minutos, pero el «cervecero» de todas maneras no volvió bien al partido y tuvo un parcial 11-4 en contra que le permitió sacar a Bahía Basket 7 de diferencia. Los triples de Ruiz (4 en el cuarto), un buen momento de Flor y la tarea de Cantón y Sánchez en la pintura le permitió al equipo de Bianchelli empatar las acciones, pero sufría la calidad de Máximo Fjellerup que era el mejor de su equipo apoyado en la tarea de Johnson. Fue un cierre ajustado que se definió igualado en 46.

Bianchelli terminó muy enojado por el juego que mostró su equipo.

El tercer parcial fue parejo en los primeros minutos, pero la intensidad constante a la que se sometió el juego con idas y vueltas todo el tiempo y prácticamente sin ataque estacionado; terminó beneficiando a los bahienses que tenían una dupla imparable en Fjellerup-Johnson pero también en su regreso a la Liga tuvo una buena tarea Santiago Vaulet. Quilmes tenía una desventaja de 9 que, para el desarrollo del partido, era mucho pero reaccionó sobre el final con actitud aunque terminó a 7 (70-63).

El momento decisivo del encuentro lo comenzó Bahía con un 13-0 que lo alejó a 20 unidades con una buena defensa y luego siendo explosivo en ataque. Quilmes no podía defender, era muy permeable al juego del equipo de Ginóbili además de secarse ofensivamente. Cada minuto que pedía Bianchelli era un reto constante, pero eso no lo hizo despertar al equipo, sino que por el contrario, sabía que el partido se le había ido ya.

Ahora será momento de conclusiones antes de recibir el próximo miércoles a Argentino de Junín en el Polideportivo, el paso previo inmediato al clásico del viernes.

Síntesis

Bahía Basket 99: Luciano Parodi 9, Máximo Fjellerup 25, José Materán 5, Hernán Jasen 6 y Anthony Johnson 22 (FI), Santiago Vaulet 8, Facundo Corvalán 9, Gerson 9, Gonzalo Fernández 6 – DT: Sebastián Ginóbili

Quilmes 74: Nicolás Ferreyra 12, Eric Flor 7, Enzo Ruiz 15, Ricardo Sánchez 13 e Iván Basualdo 11 (FI), Emiliano Basabe 7, Omar Cantón 7, Maximiliano Maciel 0, Bruno Sansimoni 0, Tomás Reimundo 2 y Bruno Provenzano 0  – DT: Javier Bianchelli

Parciales: 19-19, 46-46 (27-27), 70-63 (24-17) y 99-74 (29-11)

Árbitros: Pablo Estévez, Silvio Guzmán y Enrique Cáceres

Estadio: «Osvaldo Casanova» de Bahía Blanca