Sin margen

En su segundo partido de Cuartos de Final de la Liga Nacional, Quilmes volvió a caer ante Bahía Basket por 98 a 83 dejando una mejor imagen pero sufriendo las actuaciones de Lucio Redivo y Anthony Johnson (35 y 22 puntos, respectivamente). Vildoza en el conjunto marplatense fue el destacado con 27.

Redivo fue la figura de la noche en el Casanova. (Foto: LaLigaNacional.com.ar)

Quilmes salió con la bronca del mal partido del lunes y mejoró su imagen en el primer tiempo, pero luego volvió a caer en la telaraña defensiva de Bahía Basket para caer en el segundo juego de la llave de cuartos de final de la Liga Nacional por 98 a 93. Con la desventaja 2-0 vendrán a Mar del Plata para buscar un quinto partido nuevamente en el sur de la provincia.

Lucio Redivo fue indetenible durante toda la noche y formó un tandem demoledor en la pintura con Anthony Johnson por lo que terminaron con 35 y 22 puntos, respectivamente. En la visita Luca Vildoza con 27 unidades fue el goleador, mientras que Enzo Ruiz con 20 también tuvo una noche positiva.

El equipo marplatense comenzó con la energía y puntería que le faltó el lunes con un Eric Flor tenaz en sus penetraciones (9 puntos en el parcial); una de las principales mejorías. También ajustó la defensa sobre su aro no permitiendole segundas oportunidades a los locales. Así sacó una primera ventaja, pero los triples de Jasen devolvieron a Bahía al partido y Redivo con 11 unidades los mantuvo con expectativas. El «cervecero» fue adelante en el marcador hasta el último minuto donde las ofensivas no le funcionaron de la misma manera y en defensa no podía frenar la velocidad que trataba de imprimir el conjunto de Ginóbili. El local se fue al descanso ganando por 5.

De la mano de Vildoza el «tricolor» tuvo un parcial 10-0 que le devolvió el comando del tablero pero los del «Sepo» reaccionaron con otro 7-0 gracias al trabajo de Redivo en velocidad y Johnson en la pintura ganando el duelo ante Eslava. El desarrollo fue parejo durante prácticamente todo el cuarto con los dos encontrando buenos ataques e intercambiando golpes. Bahía Basket estaba fino con los triples y defendía a medio foul constantemente, pero Ruiz se generó sus propias situaciones y fue uno de los puntales del cuarto. Con mucho gol, el primer tiempo finalizó con triunfo local por 4.

El inicio del tercer parcial a veces puede ser determinante para el futuro del partido. Bahía comenzó muy bien y sacó una máxima de 11 unidades. La reacción llegó con los triples de Clark y Ruiz para que la cabeza no se vaya del partido. El juego era desprolijo por momentos porque los dos querían imprimir dinámica en su juego, pero los réditos los sacaba el local con Redivo imparable, pero alternativas constantes en ataque. A pesar de las recuperaciones esporádicas del «cervecero», el dominio parecía ejercerlo el equipo de Ginóbili ante un Quilmes perdido en el campo. La diferencia de 14 no era determinante, pero si presuponía un gran final de partido si quería ganarlo.

Los de Bianchelli lo intentaron con las armas que podían y la única efectiva fueron los triples donde seguía con buenos porcentajes, pero después le costó mucho el desarrollo del partido. Como había pasado el lunes, Anthony Johnson se hizo eje absoluto del juego bahiense ganandole a cualquiera que lo marcara. De la mano del pivot extranjero se pudo construir y mantener la diferencia por encima de las 10 unidades. Si bien se desdobló ofensivamente y terminó con 34 puntos en el último parcial, no estuvo cerca de doblegar a su rival que se llevó la victoria y puso la serie 2-0.

El sábado a las 20 en el Polideportivo «Islas Malvinas» Quilmes recibirá a Bahía Basket en el tercer partido sabiendo que ya no hay margen de error y otra derrota lo dejaría fuera de competencia.

Síntesis

Bahía Basket 98: Facundo Corvalán 5, Lucio Redivo 35, Derrick Summers 6, Jamaal Levy 0 y Anthony Johnson 22 (FI), Máximo Fjellerup 9, Hernán Jasen 6, Martín Fernández 3, Fermín Thygesen 0, Rodrigo Gerhardt 0 y Ariel Ramos 12 – DT: Sebastián Ginóbili

Quilmes (MDP) 93: Luca Vildoza 27, Eric Flor 16, Enzo Ruiz 20, Ivory Clark 9 e Iván Basualdo 8 (FI), Tracy Robinson 5, Ariel Eslava 2 y Maximiliano Maciel 6 – DT: Javier Bianchelli.

Parciales: 27-22, 51-47 (24-25), 73-59 (22-12) y 98-93 (25-34)

Árbitros: Fernando Sampietro, Julio Dinamarca y Fabio Alaniz

Estadio: «Osvaldo Casanova» de Bahía Blanca