«Nos queda mucho por mejorar»

El base de Peñarol, Fabián Sahdi, analizó en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) la actuación de su equipo en el clásico ante Quilmes donde se impuso el «milrayitas». «No sabíamos con que nos íbamos a encontrar», indicó respecto de la falta de práctica.

Fabián Sahdi llevando la pelota. (Foto Carlos De Vita)

Fabián Sahdi llevando la pelota. (Foto Carlos De Vita)

Escuchá a Fabián Sahdi en Marca Deportiva Radio (FM 99.9)

Por Rodrigo Divito
@rodrigodivito

Comenzó la Liga Nacional para los equipos de Mar del Plata y Peñarol se quedó con el clásico más allá de las incertidumbres lógicas porque ambos planteles llegaban sin el rodaje necesario.

El base del “Milrayitas”, Fabián Sahdi analizó este primer encuentro en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) y señaló que “no sabíamos con que nos íbamos a encontrar en el cinco contra cinco. Las primeras tres semanas de entrenamiento fuimos 6 o 7 que nos enfocamos en nosotros, pero tuvimos pocos entrenamientos para jugar como equipo”.

Para suplir esa falta de práctica, tenían claro lo que tenían hacer: “debíamos tener intensidad y agresividad en defensa y eso lo pudimos demostrar desde el principio. No nos preocupaba mucho el cinco contra cinco sino sentirnos cómodos y lograr puntos de contraataque”, algo que al equipo de Sergio Hernández por momento le salió a la perfección.

La intensidad defensiva les dio réditos y será una de las fórmulas durante toda la temporada para ser un equipo protagonista. “Siempre se habla que lo importante es la defensa, pero ayer lo pudimos hacer para correr la cancha. Iban 37 o 38 minutos y seguíamos defendiendo con la misma intensidad y con rotación. Queda mucho por mejorar pero si con esa falta de juego pudimos tener un básquet con intensidad, será mucho mejor lo que podamos hacer de aquí en más”, anticipó Sahdi.

Esta temporada tiene características particulares para Peñarol y para Fabián puntualmente porque ahora compartirá su posición con un jugados muy experimentado. “Mas allá de la experiencia de Juan Pablo Figueroa, le ha dado jerarquía al equipo sumado a la llegada de Hernández. En el juego es bastante similar a lo que tenía Konsztadt, son jugadores muy defensivos y ordenados adelante, por lo que tratamos de complementarnos. El entrenador nos pide que no seamos pasivos, sino agresivos”, remarcó.

El armado del plantel también ha variado respecto del año pasado y sobre todo teniendo en cuenta lo exigente del calendario. “Venimos con una temporada de experiencia de este formato. Contamos con un mínimo de dos jugadores por puesto por lo que la rotación nos servirá. El que está en cancha sabe que no tiene que bajar el ritmo y la intensidad porque el que está en el banco no va a aflojar y lo va a complementarlo”, analizó el base.

De a poco tienen que ir incorporando a los jugadores nuevos y a aquellos que puntualmente llegaron a último momento para tener una rotación aún más larga que la que se vio ante Quilmes. “Ayer nos tocó no jugar mucho con nuestros pivots, sino por una cuestión táctica porque Alejandro Diez y Leonardo Gutiérrez se conocen más entre ellos y nos hacía más fácil las rotaciones. Reggie tenía un día y medio de entrenamiento y Roberto Acuña todavía no está metido del todo en nuestros sistemas. Los vamos a necesitar mucho a ellos por el trabajo que pueden hacer”, puntualizó.

Por último, Sahdi se refirió al cambio en los entrenamientos que sufre el equipo esta temporada haciendo un solo bloque de cuatro horas consecutivas y no doble turno como se estila habitualmente. “Al principio parecía que iba a ser una locura y terminaríamos muertos. Costó los primeros dos o tres días, pero después nos fuimos acostumbrando. Nos hemos dado cuenta que es muy beneficioso. Las últimas prácticas previas al juego las hacemos a la noche para no perder esa práctica”. Luego abundó: “en lo personal me ha gustado mucho, con el correr de las semanas ha sido muy beneficioso para todos”.