Peñarol ganó un partido para el infarto

El conjunto de Marcelo Richotti superó a Hispano Americano de Río Gallegos por 81 a 79 después de un partido muy apretado y teniendo como figura al capitán Leonardo Gutiérrez que terminó con 22 puntos.

1-penarol-ispano-americano-rg-10
1-penarol-ispano-americano-rg-09
1-penarol-ispano-americano-rg-05
1-penarol-ispano-americano-rg-06
1-penarol-ispano-americano-rg-07
1-penarol-ispano-americano-rg-08
1-penarol-ispano-americano-rg-03
1-penarol-ispano-americano-rg-02
1-penarol-ispano-americano-rg-01
previous arrow
next arrow

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)
Fotos: Carlos De Vita

El «Milrayitas» derrotó en condición de local a Hispano Americano de Río Gallegos por 81 a 79 en un ajustado cotejo correspondiente a la segunda fecha de la Liga Nacional de Básquetbol. La figura del encuentro fue Leo Gutiérrez quien se despachó con 22 puntos.

A pesar de la clara merma en la asistencia de público, el Polideportivo volvió a ser una fiesta. Los dirigidos por Marcelo Richotti comenzaron el viernes pasado con el pie derecho ante Quilmes y nuevamente no defraudaron a sus aficionados. En un auténtico partidazo, el conjunto local logró una victoria, en la que no le sobró nada, ante un alicaído «Celeste» (Había perdido en el debut de local ante el último campeón, San Lorenzo, por 94-72).

El base titular de los marplatenses volvió a ser Nicolás Zurschmitten, no obstante, Juan Pablo Figueroa sumó una gran cantidad de minutos (22m) y jugó incluso más que el U23 (15m). Richotti busca que Figueroa vuelva a recuperar la forma luego de la lesión que lo aquejó durante el final de la pretemporada. Quien también formó parte del quinteto titular fue el chileno Sebastián Suárez, quien aportó 6 puntos y 4 rebotes.

El regreso de Richotti, esta vez como DT, la continuidad del histórico Leo Gutiérrez y la contratación de jugadores que se acoplaron de gran forma al estilo de juego, son, sin dudas, las claves de este buen comienzo de Peñarol en la Liga.

Hispano se puso en ventaja a los pocos segundos de iniciado el encuentro y Peñarol descontó al instante. Una apertura rápida del marcador siempre es positiva.

Leo Gutiérrez comenzó a hacer de las suyas temprano en el partido: el 100% en triples (3 de 3) en el primer cuarto, indicaban que iba a ser una noche con un gran aporte goleador por parte del capitán. Y así lo fue: 22 puntos para el máximo anotador y figura del encuentro.

Acuña, de igual manera, comenzó certero y agresivo ante la defensa de un Hispano que en ningún momento dejó que Peñarol se escapara demasiado en el marcador (la mayor ventaja fue de 11 puntos).

Un inicio muy duro y parejo para ambos conjuntos, en el que hubo juego fluido y precisión a la hora de anotar por parte del equipo marplatense (55% de tiros de campo en el primer cuarto).

En el visitante, la anotación se apoyó en el foráneo, Kyle Austin, que anotó 14 de los 22 puntos del «Celeste» en el primer cuarto. (22 puntos al final del encuentro)

Durante el segundo cuarto la precisión de ambos conjuntos disminuyó, sobre todo la de Hispano, que no pudo empatar ni reducir demasiado la diferencia. Los buenos tiros abiertos que había conseguido en el comienzo, dejaron de ser armas confiables.

La gran presencia en la pintura de Roberto «Toro» Acuña, fue la clave de la ventaja de Peñarol en la primera mitad: Sus 12 puntos (5 de 6 en tiros de campo) y seis rebotes (4 en ataque y 2 en defensa), marcaron la diferencia a favor del «Milrayitas».
El tercer cuarto tuvo la misma tesitura que los dos previos: Un Peñarol agresivo intentaba detener los embates del conjunto dirigido por Bernardo Murphy. Si bien en un momento la ventaja fue de tan solo cinco puntos, el «Milrayitas» no sufrió demasiados sobresaltos. Se fue al descanso con siete puntos de diferencia (64 a 57).

En el último cuarto la presencia ofensiva de Acuña disminuyó drásticamente. Esto, sumado a que Hispano ajustó sus lanzamientos, generó que el elenco visitante redujera la diferencia a tan solo un punto.

Tiempo muerto para Peñarol. Un partido que parecía controlado no se les podía escapar de las manos. La tensión se sentía en el aire. El cambio clave fue la salida de Ale Diez y el ingreso en su lugar de Leo Gutiérrez. El capitán volvió al rectángulo para cerrar el encuentro con una victoria.

Hispano mejoró considerablemente en la última parte del cotejo y se puso en ventaja por cuatro puntos, con un gran aporte anotador del foráneo Cedric Mc Gowan (16 de sus 18 puntos fueron en el último cuarto).

De la mano de Gutiérrez, Peñarol lo dio vuelta con un triple letal para Hispano. A falta de tres segundos, el capitán, desde la línea de tiros libres, estiró la diferencia a dos puntos (81-79). Ventaja que terminó siendo definitiva.

Una victoria más para Peñarol. Solo eso, una victoria. El final seguramente habrá dejado disgustado a más de uno, pero es más fácil mejorar en base a victorias que hacerlo luego de sufrir una derrota y, si bien es cierto que es temprano para hablar de clasificaciones, este comienzo con puntaje perfecto para Peñarol es más que prometedor. Pasaron Quilmes e Hispano Americano, ahora se viene Boca Juniors, rival con quien se enfrentará como local este jueves 29 desde las 21.

Hispano Americano de Río Gallegos, por su parte, jugará ante Quilmes este martes 27 a las 21 en el Polideportivo Islas Malvinas.

SÍNTESIS:

Peñarol (81): Nicolás Zurschmitten 3, Rob Reed 13, Sebastián Suárez 6, Leonardo Gutiérrez 22 y Roberto Acuña 12 (FI). Juan Pablo Figueroa 10, Alejandro Diez 4, Franco Giorgetti 10, Jerónimo Barón 0 y Joaquín Valinotti 3. Entrenador: Marcelo Richotti.

Hispano Americano (79): Jonatan Treise 5, Sebastián Mignani 8, Cedric Mc Gowan 16, Kyle Austin 22 y Jarred Shaw 7 (FI). Bruno Oprandi (x) 2, Matías Bernardini 8, Gonzalo Torres 11 y Fernando Gutman 0. Entrenador: Bernardo Murphy.
Parciales: 25-22; 45-33 y 64-57.
Árbitros: Alejandro Ramallo y Julio Dinamarca.
Estadio: Polideportivo Islas Malvinas.

Un comentario