Quilmes y Peñarol piensan en la «salvación»

A sólo 6 días del cierre de la fase regular en la Liga Nacional y luego de haber disputado sus últimos partidos como locales, Quilmes y Peñarol irán en búsqueda de la permanencia y hasta de la clasificación a playoffs. Las posibilidades para ambos.

Quilmes y Peñarol definen su futuro este fin de semana. (Foto: Archivo Carlos De Vita)

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)

Una nueva temporada de La Liga está llegando a su fin, y la situación de los equipos marplatenses en la tabla de posiciones invita a hacer las cuentas. Ya sea para ingresar a los playoffs (fase que difícilmente tenga a ambos conjuntos de nuestra ciudad como protagonistas al mismo tiempo) o para evitar jugar la serie por la permanencia.

La situación de Quilmes

Si la temporada terminara hoy, el “Cervecero” estaría entrando a la postemporada en la última ubicación disponible. Sin embargo, todo está muy parejo en la parte baja de la tabla y aún debe afrontar tres encuentros como visitante, dos ante rivales directos: Primero jugará este sábado ante Ferro Carril Oeste en lo que significará una verdadera final por la permanencia, luego enfrentará a un Obras ya clasificado y finalmente cerrará la fase regular ante un Salta Basket que muy posiblemente ya estaría condenado a jugar el playout.

A pesar de la última caída, el panorama es alentador para los de Javier Bianchelli, ya que dependen de sí mismos y ganando este fin de semana, no sólo tendrían un pie fuera de la promoción, sino que además tendrían otro dentro de la postemporada (Sí, así de cambiante y atrapante es el cierre de esta competencia). Incluso, podrían disputar sus últimos dos compromisos sabiendo que el fantasma de los playouts ya no es una amenaza (Veremos ese caso más adelante).

La situación de Peñarol

A pesar de que hoy por hoy el “Milrayitas” se encuentra fuera tanto de los puestos de promoción como de los de playoffs, aún está todo por definirse ya que debe afrontar dos partidos en la ruta. El primero será frente a Ferro este lunes, una verdadera final para los de Leo Gutiérrez y el segundo frente a Gimnasia de Comodoro Rivadavia.

Lo positivo es que Gutiérrez tiene a todos los jugadores a su disposición (Las lesiones y cambios en el plantel han sido un verdadero dolor de cabeza a lo largo de toda la temporada) y el equipo llegará a Caballito con el empujón conseguido luego de la gran victoria frente a La Unión en el Polideportivo. Peñarol también depende de sí mismo y podría recibir una mano de nada más y nada menos que Quilmes, su clásico rival. Y es que si los de Bianchelli derrotan a Ferro el sábado y los de Gutiérrez hacen lo propio el lunes, AMBOS equipos se salvarán de jugar la serie por la permanencia. Para esto se tienen que dar los dos resultados favorables a los conjuntos marplatenses.

Si se llegara a dar esa combinación, el “tricolor”, independientemente del resultado frente a Obras, llegaría a la última fecha con un pie en playoffs. Mientras que el “Milrayitas” aún tendría posibilidades de ingresar, pero necesitaría que Quilmes y Comunicaciones pierdan sus últimos partidos.

Esta noche podrían empezar a definirse las cosas ya que Salta Basket –último en la tabla- enfrentará al tercer clasificado, Atenas. En caso de perder, el conjunto salteño estará condenado a jugar el playout y dejará casi en un mano a mano a Ferro con los equipos marplatenses y un cuarto protagonista, ya sea Boca Juniors o Comunicaciones.

Está claro que pensar en los playoffs después de lo complicada que fue esta temporada, parece un premio casi inesperado. Hoy por hoy el objetivo es no jugar la serie por la permanencia. Pero, ¿Quién puede afirmar que Quilmes y/o Peñarol no se terminarán clasificando entre los 16 mejores de La Liga? Lo cierto es que por lo apretado de la tabla de posiciones, parecería ser que sólo uno entraría a los playoffs. Por ahora Quilmes está más cerca, pero todo puede cambiar.