Flor y corazón

Quilmes contó con una esforzada defensa y un magistral Eric Flor que anotó 34 puntos para ganarle a Bahía Basket por 92 a 87. Ahora estiró la serie de Cuartos de Final a un cuarto partido que se disputará el próximo lunes. Jamaal Levy fue el mejor en la visita con 20 unidades y 5 rebotes.

previous arrow
next arrow
Slider

Tenía que ganar, no le quedaba opción si quería seguir jugando la Liga Nacional y lo hizo. Poniendo mucho corazón, defendiendo duro a pesar de ausencias importantes por cinco faltas en el último tramo del juego, Quilmes le pudo ganar a Bahía Basket por 92 a 87 y todavía tiene vida.

La serie de Cuartos de Final irá a un cuarto partido el próximo lunes, gracias principalmente a la actuación de Eric Flor que anotó 34 puntos y fue clave a pesar de sus 9 pérdidas para la victoria.

Quilmes tuvo un inicio con efectividad en el tiro a distancia, algo que le había faltado en Bahía Blanca y que le permitió tomar la delantera. El dueto de extranjeros le empezó a dar respuestas al conjunto del «Sepo» y se volvieron claves para mantener en el juego lastimando en la pintura también con el versátil Levy, apoyado además en el ingreso de Jasen que manejó los tiempos con su calidad habitual. El «cervecero» tuvo un buen cuarto ofensivo con 4 de 7 en triples, pero sabiendo que debía frenar al rival porque sino el partido le costaría mucho.

Los cinco minutos iniciales, no pudieron marcar con tanta facilidad los dirigidos por Bianchelli y de a poco, los bahienses se empezaron a sentir más cómodos en el juego defendiendo duro, recuperando y tratando de salir rápido en ataque. El ingreso de Fjellerup le dio puntos y respuestas acompañado por la vitalidad de Redivo. El «Tricolor» no tenía un líder en el partido para las ofensivas, porque nadie encontraba espacios para ser determinante, por el contrario, tenían que trabajar mucho para anotar. A pesar de ello y gracias a una corrida memorable de Eric Flor, el «cervecero» se fue al descanso largo perdiendo por 6. De todos modos, el parcial 16-25 en esos 10 minutos, encendía una alarma.

Los locales salieron decididos a meterse nuevamente en la lucha y tratar de que la noche no termine en derrrota. Como siempre, los buenos momentos del «Cervecero» coinciden con el protagonismo de Eric Flor que aportó desde distintos lugares, sumó dinámica defensiva y contagió a sus compañeros. Basualdo también tuvo un buen parcial. Si bien Bahía Basket con sus jóvenes y veloces jugadores, siempre es peligroso, pero no encontraba las mismas facilidades para anotar. Eso lo aprovechó Quilmes para empatar, pero ante la consistencia en la noche de Levy, los de Ginóbili no pensaban en dar un metro de espacio. El partido quedó abierto por un buen parcial ofensivo del local, pero aún con problemas defensivos.

En un contexto muy complicado porque el partido era tan emotivo como ajustado, con más de 6 minutos por jugar, Luca Vildoza se fue al banco por cinco faltas y eso era un problema. A pesar de ello, en dos minutos metió un parcial 10-0 con dos triples y sumando rebotes ofensivos luego de buenas defensas; todo contagiado por Flor que era la clave del juego. Quilmes pasó al frente por 7. Los bahienses reaccionaron con un 7-0 y también el local perdió a Basualdo por quinta infracción. Con Flor como base, volvió a despegarse por 4, pero volvió a perder un jugador por llegar al límite de faltas el santiagueño Enzo Ruiz.

En la línea, la diferencia se amplió a 5 puntos y la defensa de los de Bianchelli era encomiable, con mucho sacrificio y entrega, pero sin cometer infracción generando tiros muy incómodos y cuando los llevaba a la línea, Bahía Basket falló. Flor era el que debía subir el balón, pero acumuló 9 pérdidas en el partido porque era bien hostigado por la defensa rival. Clark defendía a Redivo y en una ofensiva del último minuto, le tomaron dos rebotes ofensivos para que Summers dejara la diferencia en 2 unidades con 15 segundos.

Nuevamente la tranquilidad de la línea le permitió sacar 5 de distancia y en el ataque rápido que pretendió hacer el equipo visitante Redivo tiró de muy lejos sin que siquiera pasara cerca del aro. Los bahienses tuvieron 1 de 12 en el último parcial y fue una guiño clave para el triunfo de Quilmes.

El «cervecero» está vivo, tiene una oportunidad más de llegar al quinto juego. Un destacado Eric Flor los guió hacia ese camino con el sacrificio como herramienta y ahora el próximo lunes tratarán de ganar para sacar un pasaje más a Bahía para estirar su presencia en la Liga Nacional.

Síntesis

Quilmes (MDP) 92: Luca Vildoza 10, Eric Flor 34, Enzo Ruiz 16, Ivory Clark 10 e Iván Basualdo 9 (FI), Tracy Robinson 9, Ariel Eslava 3 y Maximiliano Maciel 1 – DT: Javier Bianchelli

Bahía Basket 87: Facundo Corvalán 11, Lucio Redivo 17, Derrick Summers 8, Jamaal Levy 20 y Anthony Johnson 10 (FI), Máximo Fjellerup 11, Martín Fernández 0, Ariel Ramos 1 y Hernán Jasen 9 – DT: Sebastián Ginóbili

Parciales: 24-21, 40-46 (16-25), 65-69 (25-23) y 92-87 (27-18)

Árbitros: Pablo Estévez, Leonardo Salazar y Alejandro Zanabone

Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas» de Mar del Plata