Peñarol mostró una mala versión en Junín

Con el debut de Juan Manuel Torres, Peñarol perdió en su visita a Junín por 83 a 70 ante Argentino y sumó su tercera caída del certamen. Nicolás Zurchmitten fue quien se destacó con 17 puntos, apoyado en la tarea de Sebastián Suárez (14). El local tuvo como figura a Chaz Crawford.

Peñarol no mostró una buena cara en Junín. (Foto: Archivo Carlos De Vita)

Peñarol no mostró una buena cara en Junín. (Foto: Archivo Carlos De Vita)

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)

Peñarol (6-3) cayó por 83 a 70 ante Argentino de Junín (4-5) en «El Fortín de Las Morochas» y sigue ubicado en el primer lugar de la Conferencia Sur de la Liga Nacional de Básquetbol. El jugador del encuentro fue el pívot estadounidense Chaz Crawford quien aportó 11 tantos, nueve rebotes, tres asistencias y un robo.

En el «Milrayitas» se destacaron Nicolás Zurschmitten con 17 puntos, dos rebotes y cuatro asistencias y Sebastián Suárez con 14 puntos, cinco rebotes y una asistencia.

Peñarol luego de defender la localía ante Ferro Carril Oeste, jugaba el primer partido de su breve gira por el interior (Lo hará además ante Weber Bahía Basket) con los claros objetivos de recuperar la derrota cedida en casa ante Obras, afianzar el estilo de juego y seguir puntero en la Conferencia Sur. Nuevamente sin Juan Pablo Figueroa y Robert Reed Jr. debía enfrentar a un equipo que como local sólo había perdido su primer encuentro ante San Lorenzo, el último campeón (Ganó tres de cuatro partidos en Junín).

En la previa estaba en duda el debut del nuevo refuerzo «Milrayitas» Juan Manuel Torres (ex Atenas de Córdoba). El pívot que llegó en reemplazo de Vuk Ivanovic (contrato rescindido por bajo rendimiento), esperaba la autorización para disputar su primer partido en el equipo de Marcelo Richotti. Finalmente, fue habilitado y participó del compromiso. Aportó 13 puntos y cuatro rebotes en 13 minutos de juego.

El chileno Sebastián «Chapa» Suárez, luego de haber sido la figura del partido ante Ferro con ese triple sobre la bocina, volvió a ser titular en lugar de Reed.

En el inicio ninguno de los dos equipos tenía ofensivas claras. Argentino, sin embargo, pudo anotar siete puntos ante una defensa «Milrayita» que se mostró poco efectiva en los primeros minutos. No obstante, Peñarol se recuperó, defendió correctamente cuatro embates del rival y pudo dar vuelta el tanteador (7-9).

El movimiento de balón era casi nulo en el equipo marplatense. Las principales ofensivas pasaron por las manos de Leonardo Gutiérrez, quien no estuvo preciso desde la línea de tres puntos (1 de 5 en el primer cuarto) y esto afectó claramente a Peñarol en el marcador.

El final del primer cuarto fue de ida y vuelta: Ambos equipos intercambiaban dobles, pero aún así, fue un cuarto poco efectivo en cuanto a lanzamientos de campo (6 de 16 -37%- para Argentino y 6 de 15 -40%- para Peñarol).

El «Milrayitas» parecía no poder detener a Novar Gadson: El foráneo anotó tres triples de cuatro intentos y fue clave para que el local no cediera el liderazgo del partido (Terminó siendo el máximo anotador del cotejo con 16 tantos).

La intensidad en la búsqueda de rebotes ofensivos (tres en el primer período) por parte de los «Turcos», dejó al descubierto aspectos endebles de la defensa de los marplatenses, quienes en el final del cuarto cometieron una serie de errores forzados y terminaron abajo en el marcador. El local superaba por 20 a 15 a los de Richotti.

En el segundo cuarto, el partido seguía siendo muy desprolijo: Poco movimiento de balón y lanzamientos imprecisos. Pero entre todo el desorden, el equipo que se imponía era Argentino. El local a base de triples y rebotes en ofensiva pudo sacar una diferencia de 12 puntos (30-18) y Richotti se vio obligado a pedir un tiempo muerto, Peñarol parecía perdido en el campo de juego.

Al volver del minuto, «Chapa» Suárez anotó un triple y con su lanzamiento, el aro se abrió para los marplatenses. Cuatro anotaciones en la misma cantidad de tiros hicieron que el «Milrayitas» acorte la diferencia a seis puntos (33-27).

La visita logró disminuir el ritmo y las ofensivas comenzaron a ser más fluidas, sobre todo gracias al gran manejo de balón por parte de Nicolás Zurschmitten quien anotó 12 puntos y repartió dos asistencias en la primera mitad, con estas cifras ayudó a que el equipo siguiera cerca en el marcador al final del segundo cuarto.

Y así como el aro se le abrió a Peñarol, al local se le cerró: Luego del tiempo pedido por Richotti, Argentino logró tan solo dos anotaciones de siete tiros desde la línea de triples, su principal arma en la primera mitad (8 de 18 -44%-).

Aquella diferencia que llegó a ser de 12 tantos, terminó siendo de tan solo seis. 42 a 36 para un Argentino que sintió la ausencia durante gran parte del segundo cuarto de uno de sus extranjeros, Chaz Crawford, quien descansaba en el banco de suplentes. Mientras estuvo en cancha el pívot estadounidense, Peñarol no se vio cómodo en ofensiva y gran parte de las jugadas de ataque del local, pasaron por pick & rolls entre él y Facundo Zárate, el base del equipo.

En la segunda mitad, el local estiró rápidamente la diferencia a 11 puntos (47-36), sin embargo Zurschmitten dio una cátedra de ataque y defensa, primero una penetración que desembocó en falta y sus dos tiros libres anotados; luego presionó en la salida y logró la violación de 8 segundos por parte del rival. Sin embargo, Peñarol no supo aprovecharlo y dejó escapar la oportunidad de achicar aún más la diferencia.

Chaz Crawford estaba intratable en defensa y Peñarol lo sentía. El foráneo fue el gran artífice de las imprecisiones ofensivas del «Milrayitas» y Argentino desde la línea de tres pudo superar por 14 puntos a los marplatenses, no obstante, era un partido parejo hasta ese momento.

De ahí en más se vio un Peñarol desconocido. A falta de un minuto para el cierre del tercer cuarto, Argentino logró la máxima diferencia en el marcador (66 a 45). 21 puntos de distancia y un parcial de 24 a 11 en el tercer cuarto. Período en el que los de Richotti solo convirtieron tres de 15 tiros de campo. Cifras inéditas del conjunto marplatense en lo que va de la temporada.

En el inicio del último cuarto, el «Milrayitas» pudo descontar cinco puntos rápidamente y se puso a 16 a falta de ocho minutos por jugar. Ganar no era una tarea fácil, sobre todo cuando en frente se tenía a un equipo que se sentía cómodo tanto en ofensiva como defensiva.

Leo Gutiérrez jugó el primer cuarto y parte del segundo (13:25 minutos). En la segunda mitad no ingresó al rectángulo de juego. Seguramente Richotti, viendo la diferencia en el marcador, buscó darle descanso (Llegaba al encuentro con algunas molestias). De todas formas, el capitán no había tenido una una buena noche (tres puntos y un rebote).

El equipo de Eduardo Japez jugó un gran partido y anuló en todos los aspectos del juego a Peñarol. La distancia en el último cuarto volvió a ser de 20 tantos a falta de dos minutos para el cierre del cotejo (82-62) y, si bien Peñarol pudo descontar siete puntos, esto solo sirvió para «maquillar» el resultado final del partido. 83 a 70 para los «Turcos».

Peñarol fue vapuleado de visitante y no pudo aprovechar la oportunidad de quedar más puntero que nunca. El «Milrayitas» deberá hacer borrón y cuenta nueva rápidamente ya que en la próxima fecha deberá enfrentar como visitante a Weber Bahía (7-3). Equipo que, si bien viene de sufrir tres derrotas consecutivas, es uno de los rivales a vencer en la Conferencia Sur. El partido será este sábado 29 a las 20.30 en el «Osvaldo Casanova».

Por su parte, Argentino hará lo propio y visitará a Ferro este domingo 30 desde las 20 en el estadio «Héctor Etchart».

SÍNTESIS

ARGENTINO (J) 83: Facundo Zárate 2, Juan Cangelosi 11, Emiliano Basabe 11, Novar Gadson 16 y Chaz Crawford 11 (FI). Mateo Bolívar 14, Gastón García 8, Joaquín Gamazo 5, Genaro Lorio 5, Martín Delgado 0 y Martín Pastorino 0. Entrenador: Eduardo Japez.

PEÑAROL 70: Nicolás Zurschmitten 17, Sebastián Suárez 14, Franco Giorgetti 5, Leonardo Gutiérrez 3 y Roberto Acuña 11 (FI). Alejandro Diez 1, Jerónimo Barón 6, Juan Manuel Torres 13, Joaquín Valinotti 0 y Juan Ignacio Marcos 0. Entrenador: Marcelo Richotti.

Parciales: 20-15; 42-36 y 66-47.
Árbitros: Sergio Tarifeño y Leonardo Mendoza.
Estadio: Fortín de las Morochas.