Quilmes comenzó la sede en Junín con derrota

El equipo de Manuel Gelpi perdió 75 a 71 ante Villa Mitre de Bahía Blanca en un partido donde corrió de atrás en el resultado, estuvo 15 puntos abajo y llegó a empatarlo, pero no lo pudo cerrar bien. Agustín Jara fue el goleador con 19 puntos y también jugó un buen partido Lucio Castellani con 16 unidades y 8 rebotes. Mañana jugará a las 14 contra Del Progreso.

Quilmes no pudo con Villa Mitre en Junín.

Quilmes comenzó la sede en Junín de la Liga Argentina con una derrota en el primero de los cuatro partidos que tendrá en cinco días. Ante Villa Mitre, rival de la última final de Conferencia, cayó por 75 a 71 en un cotejo parejo pero que siempre corrió desde atrás en el marcador.

Ramiro Heinrich fue clave en el partido con 21 puntos (10 de 12 en tiros de campo), pero en el conjunto de Mar del Plata Agustín Jara terminó como máximo anotador con 19 unidades y Lucio Castellani tuvo un buen partido con 16 y 8 rebotes. El dato que sigue siendo negativo es la baja efectividad en triples (9 de 26 para un 34%) y en ese rubro Lucas Ortiz terminó con 3 de 10.

El conjunto bahiense comenzó con un parcial 6-0 que ya dejaba al marplatense con obligaciones. La efectividad era un punto llamativo porque los 6 primeros tiros bahienses ingresaron con Harina y Bollo como jugadores destacados. Por el contrario, Quilmes tiró poco y estuvo errático para un parcial 12-2 en contra. Después de un parate por problemas en la mesa de control, apareció Agustín Jara en una buena versión para achicar el margen con 9 puntos seguidos. El ex Estudiantes de Concordia fue el sostén del equipo y luego se le sumaron Ortiz y Catelotti para aprovechar un momento donde la defensa le permitió contener a su rival. El cierre fue por 22-18 pero mucho más metido en el juego.

A pesar de un inicio que parecía parejo, los bahienses empezaron de nuevo a marca la diferencia. Juan Bollo era clave en la pintura y volvieron a entrar los tiros a distancia para escaparse a 15 puntos y volver a hacerle la calurosa tarde complicada al «Tricolor». Alex Negrete le empezó a traer algunos puntos desde el banco con una alta efectividad en el tiro de tres y es justamente para lo que necesita Gelpi tener al goleador del último Torneo Federal en el banco. Como había pasado en el cuarto anterior, Quilmes mejoró en el tramo final para un parcial 12-0 incluso con un triple de Castellani. Con ese empuje final, se fue al descanso perdiendo sólo por 3.

Los dos estaban muy metidos en el tercer cuarto. Castellani tomó un papel preponderante cada vez que atacaba hasta igualar el marcador. A partir de ahí, cada vez que Villa Mitre trataba de escaparse, podía responderle Quilmes. Después de repartir mucho goleo en el tramo inicial del parcial, se quedaron frenados en 50-47 durante un par de minutos sin efectividad. De ese momento, salió mejor el equipo de De Tomasi porque encontró fluidez para llegar a Heinrich en la pintura y ahí lastimó. Fue eficiente y a pesar de que el «cervecero» respondía cuando podía, ingresaron al último cuarto abajo por 60-53.

En el último parcial, Villa Mitre seguía manteniendo la ventaja pero no lo quebraba nunca. Eso le daba vida a un Quilmes que no dejaba de intentarlo. Otra vez no tenía buenos porcentajes de triples que era una salida ante la necesidad, pero de a poco empezó a encontrar puntería. Skidelsky, Ortiz y Castellani encestaron a distancia de manera consecutiva para darle una ilusión pero después siguió insistiendo y erró dos lanzamientos consecutivos y luego cometió una falta técnica por lo que Villa Mitre con paciencia, empezó a marcar la diferencia final. Los últimos intentos fueron fallidos y el bahiense se quedó con la victoria por 75 a 71.

Mañana Quilmes tendrá su segunda presentación de la Sede en Junín enfrentándose desde las 14 con Del Progreso que viene de quitarle el invicto a Gimnasia de La Plata esta tarde.