Nicolás Lauría: «Necesitabamos un Sindicato para ser escuchados y tener participación»

POR RODRIGO DIVITO. – El marplatense es 2° Vocal Titular en SIJUBARA, el Sindicato de Jugadores de Básquet de la República Argentina que quedó conformado ayer oficialmente: «es tiempo de discutir un convenio colectivo de trabajo», remarcó entre distintos aspectos por los que lucharán.

Nicolás Lauría habló sobre la conformación del Sindicato de Jugadores.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Los jugadores profesionales de básquet decidieron que debían contar con un sindicato propio y desde el martes 26 de noviembre ya lo tienen. Se realizó la elección de la primera Comisión Directiva de Sijubara, el Sindicato de Jugadores de Básquet de la República Argentina.

Encabezado por Michael Stura pero también con jugadores de amplia trayectoria como Diego Lo Grippo, Paolo Quinteros, Diego Prego y Juan Pablo Cantero; entre otros y algunos jóvenes también (Gregorio Eseverri, Mauro Cosolito y Nicolás De Los Santos), empezarán a trabajar para conseguir ciertas cuestiones que consideran básicas.

Mar del Plata tiene representación a través del 2° Vocal Titular que es Nicolás Lauría y habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9): «fue un día histórico para los jugadores. Una asociación no era lo mismo que un Sindicato, no teníamos el poder de sentarnos con la Asociación de Clubes y ser parte de las decisiones que se toman respecto al básquet. Necesitábamos buscar la forma de ser escuchados y tener participación», remarcó el jugador de Peñarol.

El proceso no fue sencillo pero finalmente se pudo llegar a ese lugar: «tardó tres años o un poco más en llegar este momento. Demostramos que la actividad es un trabajo propiamente dicho, así lo creyó el Ministerio de Trabajo y sus partes». En cuanto a la composición de la Comisión Directiva, agregó que «necesitábamos tener jugadores de experiencia y que estén en los cargos más importantes para cambiar un poco de aire en cuanto a las caras que había en la Asociación. Somos casi 1.000 jugadores en ejercicio que están remunerados», remarcó.

El primer gran objetivo que persiguen pondrá las normas de trabajo y contratación de todos los profesionales del país: «trataremos de buscar un convenio colectivo de trabajo que la asociación ha querido hacer en su momento y es tiempo de discutirlo para ver que es lo que nos sirve a los jugadores y a los clubes», dijo Lauría.

Hay secretarías específicas como las de acción social y capacitación que tienen tareas muy importantes para involucrar el deporte desde el punto de vista social y también para capacitar a los propios jugadores en futuros empleos: «Queremos tener como el NBA Care que está en Estados Unidos y ayudar a la sociedad por la imagen de deportistas que podemos transmitir para la gente que más lo necesita. Nosotros trataremos de capacitar al jugador para lo que viene después del básquet. Muchos hoy en día no estamos preparados y nos llega de repente, antes no se pensaba en estas cosas o no se decían, pero hoy se toma la iniciativa».

Muchos de estos temas fueron planteados públicamente por la denominada Generación Dorada, que ha servido para fomentar una manera distinta de pensar en los jugadores: «ha sido un aprendizaje para todos la Generación Dorada y estamos buscando su apoyo, algunos ya se comprometieron y nos darán una mano como Andrés Nocioni. Ellos han trabajado en lugares donde hay sindicatos y conocen como funciona», finalizó Lauría.

Tienen mucho trabajo por delante como conseguir una Obra Social para los basquetbolistas o un fondo de retiro, que son pilares importantes en los objetivos que se plantean.

Mientras tanto, el alero del «Milrayitas» también dejó su parecer sobre la experiencia deportiva que significó el Super 20 para el equipo marplatense: «estamos ansiosos por arrancar, queremos jugar ya. La reflexión es positiva. La eliminación contra Hispano dejó una imagen rara, hemos hecho un trabajo bárbaro durante los partidos de Super 20 encontrándonos como equipo y dandole lugar a los chicos. Creo que el grupo humano es muy bueno y eso tira para adelante. Cuando duele la eliminación es porque hay compromiso y eso es bueno».