Quilmes perdió un partido increíble y sigue último

El «cervecero» perdió un increíble partido ante San Martín de Corrientes por 88 a 85 después de haber sacado una diferencia de 32 puntos promediando el partido. Gran actuación de Justin Keenan que fue el goleador con 27 puntos. En el equipo de Bianchelli terminó Cantón como máximo anotador con 16.

A - Quilmes - San Martìn (Ctes.) 20
A - Quilmes - San Martìn (Ctes.) 21
A - Quilmes - San Martìn (Ctes.) 22
A - Quilmes - San Martìn (Ctes.) 23
A - Quilmes - San Martìn (Ctes.) 24
A - Quilmes - San Martìn (Ctes.) 31
A - Quilmes - San Martìn (Ctes.) 30
A - Quilmes - San Martìn (Ctes.) 29
A - Quilmes - San Martìn (Ctes.) 28
A - Quilmes - San Martìn (Ctes.) 27
A - Quilmes - San Martìn (Ctes.) 26
A - Quilmes - San Martìn (Ctes.) 25
previous arrow
next arrow

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)
Fotos: Carlos De Vita

Luego del parate por la ventana clasificatoria al Mundial del año entrante en China, Quilmes (6-15) perdió un partido insólito por 88 a 85 frente al escolta de San Lorenzo, San Martín de Corrientes (13-5). Los de Javier Bianchelli manejaron ventajas superiores a los 30 puntos y terminaron sucumbiendo ante un gran rival. Con esta caída, el “Cervecero” se hunde en el último lugar de la tabla; ahora deberá enfrentar como local a Instituto.

En el “Tricolor”, el destacado fue “Ricky” Sánchez, quien se despachó con 15 puntos, dos rebotes y tres asistencias. La visita, que tuvo como figura a Justin Keenan gracias a sus 27 puntos, tres recobres y una asistencia, no contó por lesión con el U23 Lucas González, ni con Matías Solanas.

El primer cuarto tuvo a un “Cervecero” imparable en ambos lados de la cancha. Convirtió casi todo lo que tiró gracias a sus excelentes series ofensivas, rotación de balón y buenos tiros tomados (14 de 15 en tiros de campo). De esos 15 lanzamientos, siete fueron triples y fue así como los locales empezaron con un parcial favorable de 37 a 10 frente a un San Martín desconocido dentro del campo de juego. Los correntinos jugaron al poste bajo, pero Iván Basualdo se mostró muy firme y anuló los tiros internos del potente Jeremiah Wood.

Lo hecho por el “Tricolor” fue increíble desde todo aspecto, maximizado por el rival que tenía enfrente, el segundo en esta Liga Nacional. Recién con un segundo por jugar, los de Bianchelli fallaron su primer lanzamiento, pero aún así englobaron el mejor parcial visto en mucho tiempo, digno de enmarcar pero peligroso puesto que aún restaban tres períodos.

Quilmes abrió el segundo cuarto marcando un triple pero fallando otro, siendo así, terrenal nuevamente. Sin embargo, hizo lo que quiso frente a un rival que no encontró respuestas en ningún momento. Los de Bianchelli alcanzaron una ventaja máxima de 32 puntos (49-17) en una primera mitad de período muy positiva. El “Cervecero” lastimó de muchas formas: con el pick and roll, los tiros desde la línea de tres, el pase extra y buscando penetraciones personales. Si bien en el desarrollo San Martín emparejó las acciones (logró acortar un poco el déficit), el “colchón de puntos” le dio tranquilidad a Eric Flor y compañía para cerrar la primera mitad con una buena ventaja (56-29).

En el comienzo del tercer cuarto, Quilmes experimentó dificultades para convertir tras jugadas estacionadas y esto le permitió a San Martín tener un mejor arranque en el regreso al juego. No obstante, la primera mitad del período transcurrió con tranquilidad para un “Tricolor” que tuvo una clara disminución de precisión ofensiva (algo inevitable en relación a ese arranque perfecto) pero que pudo volver a estirar su ventaja a 30 puntos. A pesar de que el cuarto fue rachero y de que San Martín se recuperó y acortó a 15 el déficit (Justin Keenan se “despertó” y convirtió 17 tantos), Quilmes cerró ganando por 71 a 57 de cara a los 10 minutos finales.

La mejora de los visitantes en el cierre del parcial previo provocó que la incertidumbre hiciera su aparición en un partido que parecía sentenciado desde el primer cuarto. Poco a poco el equipo dirigido por Sebastián González se acercó a un empate parcial en un momento de desconcierto “Tricolor” y en el que la lógica dijo “presente”. San Martín hizo su característico juego de corte a canasto y pase al lanzador y fue así como acortaron a sólo 11 su desventaja. El partido se abrió y Quilmes volvió a depender de lo que Flor pudiera hacer pero su actuación fue opacada por Keenan, quien aportó 26 puntos, con cinco minutos por jugar, San Martín se puso a sólo cinco puntos (79-74). Lo opuesto de los rendimientos de Quilmes en ambas mitades fue casi tan increíble como lo hecho en el primer parcial. San Martín siguió haciendo lo que quiso y asestó un parcial de 40 a 9 para pasar al frente por primera vez desde el inicio del juego. El cierre fue de “golpe a golpe” y con series de errores en uno y otro lado, San Martín terminó dando vuelta un partido que perdía por 30 puntos en el tercer cuarto.

En su próximo juego, el “Cervecero”, más necesitado que nunca, recibirá a Instituto de Córdoba desde las 21.30 de este sábado 3 de marzo.
Síntesis

Quilmes (MDP) 85: Nicolás Ferreyra 8, Eric Flor 13, Enzo Ruiz 12, Ricardo Sánchez 15 e Iván Basualdo 6 (FI), Emiliano Basabe 2, Omar Cantón 16, Juan De La Fuente 0, Bruno Sansimoni 11, Maximiliano Maciel 2 – DT: Javier Bianchelli

San Martín (Corrientes) 88: Jonathan Treise 5, Reynaldo García 10, Federico Aguerre 10, Leonardo Mainoldi 10 y Jeremiah Wood 12 (FI), Lucas Faggiano 9, Matías Lescano 5, Justin Keenan 27 – DT: Sebastián González

Parciales: 37-10, 56-29 (19-19), 71-57 (15-28) y 85-88 (14-31)

Árbitros: Daniel Rodrigo, Sergio Tarifeño y Gonzalo Delsart

Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas» de Mar del Plata