Peñarol cayó en un duro partido ante Instituto

El «Milrayitas» jugó otro muy buen partido ante un rival de nivel como «La Gloria» y cayó por 90 a 80 en el Polideportivo «Islas Malvinas» consumando la 10° caída de la temporada. Nicolás Romano fue clave con 14 puntos en el último cuarto y 17 en total, mientras que en el equipo de Ramella se destacó Thornton con 19 y 6 rebotes.

Thornton la volcó ante la dura marca de Gallizzi (Foto: Demián Schleider – LNB)

Peñarol se enfrentó a uno de los rivales más duros de la competencia como Instituto de Córdoba y cayó por 90 a 80 en el Polideportivo «Islas Malvinas». Ya en el tramo final de la fase regular, el equipo de Ramella lucha por mantenerse en el segundo puesto de la tabla de posiciones como gran parte de la temporada.

Tuvo como máximo anotador a Al Thornton que completó su planilla con 19 puntos y 6 rebotes, pero también se destacaron Sansimoni (10 unidades y 10 asistencias), Monacchi (10 puntos y 7 rebotes) y Marín (14). En la visita fueron claves los 14 puntos que metió en el último cuarto Nicolás Romano y el goleo durante toda la noche de Martín Cuello (22).

La visita tuvo un gran comienzo con un 8-0 con dos triples de por medio y un dueño de casa que falló en ataque. Ramella pidió minuto rápidamente para tratar de que sus jugadores empiecen a meterse en el partido. Después de esa charla, volvió más preciso al campo e incluso pudo establecer un parcial 7-0 para contrarrestar una muy buena actuación de Martín Cuello que anotó 11 puntos en el primer cuarto. La defensa, como siempre, le dio oportunidades con Monacchi como estandarte. A partir de ahí, creció y empezó a sumar efectividad para pasar de perderlo por 10 a ganarlo por 6 con Phillip Lockett como otro factor preponderante.

Con su segunda escuadra en cancha, pero manteniendo a Monacchi, Peñarol siguió fluyendo en su juego a muy buen nivel. Sahdi comenzó con un show de fajas para asistir a sus compañeros y llegar a una máxima de 10 puntos. Con la energía de Gallizzi en la pintura, «La Gloria» empezó a tratar de igualar lo que le proponía su rival y pudo empatarlo a mitad del cuarto en 33 puntos. La puntería en el tiro a distancia le dio otra vez una luz de 6 puntos de la mano de Copello y Cuello, pero del otro lado, aparecía la calidad de Thornton para emparejar todo. Fue un cierre a puro gol para la victoria parcial del local por 48 a 46.

Federico Marin celebrando uno de sus triples (Foto: Demian Schleider – LNB)

El goleo bajó en el tercer parcial e Instituto le estaba sacando un mínimo rédito pero no podía escaparse porque seguía con intensidad el equipo de Ramella. Con un buen tramo de Federico Elías, la visita se escapó a una máxima de 6 en medio de un partido donde las rachas de un lado y del otro era constantes, por lo que el partido estaba absolutamente abierto. El parcial lo ganó Instituto por 22 a 15 para ire al último descanso arriba por 5 puntos con un Monacchi que no había salido ni un sólo segundo de la cancha.

En el último tramo, Nicolás Romano anotó 9 puntos de manera consecutiva siendo la única via de gol para el equipo de Victoriano. La respuesta, del otro lado de la cancha la daba Marín con 7 puntos para mantenerse en un constante ida y vuelta. De la mano de González y Nicolás Romano sacó la máxima de 11 a poco menos de 4 minutos para el final. Durante los siguientes dos minutos, Peñarol lo hizo atacar al límite del reloj de 24 obligando a tomar decisiones apresuradas, pero del otro lado no podía aprovecharlo demasiado. El desenlace del partido era para Thornton que era el destinatario de cada ofensiva. Sin embargo, nadie podía con Romano que fue el jugador del cierre del partido y con un triple a menos de un minuto, parecía cerrar la noche.

Un muy buen partido de ambos que se llevó el equipo visitante pero que no menoscaba la tarea «milrayitas» ante un rival que será protagonista hasta el último tramo de la temporada. Ahora le quedan 5 partidos para cerrar la fase regular de los cuáles 4 serán como visitantes. La semana continuará con la presentación ante Hispano Americano el jueves y el sábado, ante Ferro.