Otra caída y preocupaciones

Quilmes sufrió esta noche en el «Osvaldo Casanova» su segunda caída en igual cantidad de presentaciones por la presente Liga Nacional. Fue 85-74 ante Weber Bahía Basket con una destacada labor de Jonathan Durley, goleador del juego con 20 unidades. Maximiliano Maciel debió abandonar la cancha con lo que sería, en principio, un esguince de tobillo y también se lesionó Vildoza.

Walter Baxley afronta la marca de Máximo Fjellerup. (Foto: Maite Méndez - LNB)

Walter Baxley afronta la marca de Máximo Fjellerup. (Foto: Maite Méndez – LNB)

Después de la derrota en el clásico, Quilmes necesitaba recuperarse y no pudo hacerlo. El conjunto «cervecero» perdió ante Weber Bahía Basket como visitante por 85 a 74, pero más allá de lo que sufrió en el partido, la noticia más importante pasa por el esguince de tobillo de Maximiliano Maciel y la lesión de Luca Vildoza.

El goleador del partido terminó siendo Jonathan Durley con un buen aporte de 20 puntos. También se destacaron Walter Baxley y Alejandro Spalla con 12 cada uno. En el local, fueron buenas las apariciones de los juveniles Máximo Fjellerup y Lucio Redivo con 13 unidades cada uno.

Durante el primer cuarto, a pesar de la paridad, la cuota negativa fue la salida de Maximiliano Maciel por un problema en el tobillo, quizás un esguince que complicaba las posibilidades del conjunto de Ramella con poco recambio en esa posición. Spalla de todas maneras terminó como uno de los goleadores, junto con Baxley, Durley y Romero ya que todos cerraron la primera parte con 4 unidades. El problema principal pasó por el rebote ofensivo, donde el local marcó diferencias a través de los puntos de Levy y Carter.

El conjunto del “Sepo” Ginóbili empezó el segundo cuarto con un parcial 11-0 que le dio el control del marcador y durante 4 minutos, el conjunto marplatense no encontraba el aro. En la segunda parte de esos 10 minutos, Quilmes mejoró un poco su performance ofensiva y pudo limar una diferencia de 10 puntos en contra para ponerse sólo 2 unidades gracias al buen trabajo de Durley y Romero en la pintura. Si bien pudo cerrar el primer tiempo perdiendo por 5, debía mejorar en el box out porque le tomaron 12 rebotes ofensivos de los 26 que tuvieron los bahienses.

En el reinicio del juego, a pesar de la poca rotación en el perímetro porque Bruno Sansimoni tampoco estaba por problemas familiares, el “cervecero” pudo emparejar las acciones, pero sufrió la efectividad de los locales en el tiro de tres puntos (5 en el parcial) y eso les permitió alejarse nuevamente. Baxley entonces empezó a hacerse cargo de las ofensivas, pero necesitaba hacer mejor el balance defensivo. A toda la noche negativa que tenía en cuanto a lesiones, se le sumó sobre el final la salida de Vildoza que estaba haciendo un buen partido, por un golpe. Entraron al último parcial con triunfo de Bahía Basket por 66-57.

En el inicio del último cuarto, también se retiró con un golpe Cequeira por lo que Quilmes tuvo que jugar un tramo con Baxley, Spalla, Calvi, Durley y Romero: formación poco habitual. El local pudo mantener la diferencia que supo conseguir y castigó con el tiro a distancia para sellar el partido. Sin dudas, el mayor problema para el equipo de Ramella pasa por las lesiones teniendo en cuenta el poco tiempo que resta para la Liga Sudamericana.

Síntesis

Bahía Basket 85: Gastón Whelan 11, Martín Fernández 8, Francisco Filippa 2, Jamaal Levy 9 y Tayron Thomas 2 (FI), Máximo Fjellerup 13, Lucio Redivo 13, Facundo Corvalán 8, Ariel Ramos 9 y Sean Carter 10 – DT: Sebastián Ginóbili

Quilmes 74: Luis Cequeira 1, Walter Baxley 12, Maximiliano Maciel 0, Jonathan Durley 20 y Diego Romero 10 (FI), Fernando Calvi 5, Luca Vildoza 9, Alejandro Spalla 12 y Tayavek Gallizzi 5 – DT: Leandro Ramella

Parciales: 18-21, 41-36 (23-15), 66-57 (25-21) y 85-74 (19-17)
Árbitros: Daniel Rodrigo y Leonardo Zalazar
Estadio: “Osvaldo Casanova” de Bahía Blanca