Quilmes recuperó su esencia en el clásico

Con una demostración de las cualidades que lo llevaron a ser animador la temporada pasada de la Liga Nacional, Quilmes superó a Peñarol por 88 a 73 en el primer clásico del Súper 20. Eric Flor y Nicolás Ferreyra fueron claves en el equipo de Bianchelli, mientras Gianella y Pettigrew se destacaron en el de Leo Gutiérrez.

 

A - Quilmes - Pe_arol 36
A - Quilmes - Pe_arol 35
A - Quilmes - Pe_arol 34
A - Quilmes - Pe_arol 33
A - Quilmes - Pe_arol 32
A - Quilmes - Pe_arol 31
A - Quilmes - Pe_arol 30
A - Quilmes - Pe_arol 22
A - Quilmes - Pe_arol 23
A - Quilmes - Pe_arol 24
A - Quilmes - Pe_arol 26
A - Quilmes - Pe_arol 27
A - Quilmes - Pe_arol 29
A - Quilmes - Pe_arol 21
A - Quilmes - Pe_arol 20
A - Quilmes - Pe_arol 25
previous arrow
next arrow

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)

Después de los traspiés como visitante y el primer triunfo, Quilmes volvió a mostrar sus principales características que lo llevaron a la final de Conferencia el año pasado para quedarse con el primer clásico de la temporada por 88 a 73.

Con la defensa como arma preponderante y descansando en su perimetro con Eric Flor como estandarte, pudo anular las herramientas ofensivas de Peñarol a punto tal de no permitirle que se sienta cómodo durante el cotejo.

Eric Flor con 24 unidades fue el goleador pero hubo una gran tarea de Nicolás Ferreyra que convirtió 23 y además sumó 6 asistencias y 4 recobres. El «milrayitas» tuvo desde el inicio del juego como figuras a Nicolás Gianella (terminó con 17) y Steffphon Pettigrew que concluyó con 14 puntos junto a 10 rebotes y 3 pases-gol.

La intensidad fue la propia de un clásico, pero con el paso de los minutos el “Cervecero” se comenzó a sentir cómodo en sus ofensivas y encontró valiosos puntos para tener las primeras ventajas a su favor. Los de Javier Bianchelli jugaron muy bien en ambos costados de la cancha, defendieron intensamente y pudieron correr al contragolpe en mas de una ocasión. Algo que se contrapuso a lo que ofreció un “Milrayitas” con poco juego elaborado (una asistencia en todo el cuarto) y una defensa algo lenta. Enzo Ruiz tuvo un gran primer cuarto: anotó 11 tantos (más que todo Peñarol por momentos) y fue clave en defensa anulando a Pettigrew; el hecho de tener que salir de la cancha por cometer dos faltas temprano en el parcial, denotó la necesidad que tuvo el “Tricolor” de los puntos del santiagueño. Al primer descanso, la ventaja fue del “Cervecero” por cinco tantos (25-20).

En el comienzo del segundo parcial, Quilmes alcanzó una diferencia de 10 puntos. El claro objetivo fue asentarse como dominadores y seguir aplicando esa defensa casi perfecta. Peñarol, por su parte, empezó a encontrar más variantes ofensivas gracias al buen ingreso de Karl Cochran. Quilmes se mantuvo en ventaja en todo momento pero los “Milrayitas” se mantuvieron cerca constantemente y no permitieron que el déficit supere los 10 puntos. No obstante, los de Bianchelli mejoraron sobre el cierre y se fueron al descanso con un 47-35 a favor. Peñarol siguió sufriendo la falta de elaboración ofensiva (consiguió sólo dos asistencias más).

Al volver de los vestuarios, el juego se tornó muy físico y poco vistoso. Ambos equipos tuvieron muchos problemas para anotar debido, en gran parte, a las buenas defensas. Recién con cuatro minutos jugados se abrieron los aros una vez más. Quilmes supo cuidar bien el balón (sólo tres pérdidas) y su ventaja (fue superior a los 10 puntos en casi todo el período). Ferreyra, en silencio y con efectividad, sumó 14 puntos hasta ese momento tras tomar “la posta” ofensiva de manos de un Enzo Ruiz que descansó muchos minutos. Al último descanso, el “Tricolor” se impuso por 59 a 48.

El cuarto período empezó con la tensión muy alta, pero con un buen básquet exhibido por ambos equipos. A diferencia del cuarto anterior, el juego bonito se hizo presente cuando ambos equipos atacaron de forma estacionada. Eric Flor logró anular a Jonatan Slider y se destapó ofensivamente durante la segunda mitad para aportar los puntos que Quilmes necesitaba con el fin de mantenerse en ventaja. No obstante, Peñarol se recuperó y se acercó en el tanteador pero Quilmes se alejó con triples claves de Flor y Sánchez para después controlar la diferencia ante la desesperación de su rival.

Con solidez, confiado en su trabajo y un perímetro en buen nivel ofensivo y defensivo; el «tricolor» se quedó con el primer clásico de la temporada y le quitó el invicto a los dirigidos por Leo Gutiérrez.

En su próximo partido, Quilmes enfrentará en el Polideportivo a Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia. El juego comenzará a las 21 de este jueves 5. Peñarol, por su parte, hará lo propio ante el mismo rival: El “Milrayitas” recibirá al “Verde” el sábado 7 a las 21.

Síntesis

Quilmes (MDP) 88: Nicolás Ferreyra 23, Eric Flor 24, Enzo Ruiz 14, Ricardo Sánchez 7 e Iván Basualdo 4 (FI), Omar Cantón 3, Emiliano Basabe 9, Bruno Sansimoni 1, Maximiliano Maciel 3, Bruno Provenzano 0  – DT: Javier Bianchelli

Peñarol (MDP) 73: Nicolás Gianella 17 (x), Karl Cochran 11, Steffphon Pettigrew 14, Juan Martín Fernández 3 y Ricardo Glenn 5 (FI), Jonatan Slider 7, Diego Guaita 5, Alejandro Alloatti 8, Joaquín Valinotti 3, Nicolás Franco 0  – DT: Leonardo Gutiérrez

Parciales: 25-20, 47-35 (22-15), 59-48 (12-13) y 88-73 (29-25)

Árbitros: Fernando Sampietro, Leandro Lezcano y Ariel Rosas

Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas» de Mar del Plata