Mal de ausencias

Penando sus importantes ausencias (Leo Gutiérrez, Reed y Figueroa), Peñarol cayó de manera contundente frente a Bahía Basket en el «Osvaldo Casanovas» por   El «Milrayitas» sumó su segunda derrota en la gira y tuvo como figura destacada a Roberto Acuña con 15 puntos. El tridente Fjellerup, Redivo y Vaulet sobresalió en el local.

Juan Manuel Torres sigue sumando minutos en Peñarol (Foto: Prensa Bahía Basket)

Juan Manuel Torres sigue sumando minutos en Peñarol (Foto: Prensa Bahía Basket)

Es difícil jugar en esta Liga Nacional un partido con tres ausencias fundamentales. Peñarol no contó esta noche con Leonardo Gutiérrez, Rob Reed y Juan Pablo Figueroa y lo sufrió. Cayó de manera contundente ante Bahía Basket como visitante y se trae dos derrotas de la gira.

En medio de un partido con goleo muy bajo para los marplatenses, se destacó Roberto Acuña teniendo un buen juego con 15 unidades, mientras que los jóvenes Máximo Fjellerup, Lucio Redivo y Juan Pablo Vaulet fueron artífices de una remontada importante de su equipo en el tercer cuarto que fue clave.

El equipo de Richotti pudo anular las mejores virtudes del juego local rápidamente siendo muy intenso y estando metido en el partido. En el otro aro, también estaba imparable a punto tal de tener un 100% de efectividad durante la primera parte del cuarto. Peñarol llegó a sacar 10 puntos de distancia (6-16) con la mano caliente de Zurschmitten y Giorgetti, pero un minuto pedido por Ginóbili más el ingreso de Máximo Fjellerup (hacía 3 partidos que no jugaba, los únicos 3 que perdió su equipo en la Liga), le permitieron recomponerse, presionar más la primera línea y de contragolpe llegó a cortar esa distancia a un punto.

Cuatro minutos tardaron los dos equipos en anotar. Todo era sucio en ataque y defensivamente se veían los dos fuertes. El «Milrayitas» se pudo reponer cuando empezó a encontrar a Acuña en la pintura, haciendo un trabajo fundamental para que su equipo pudiera jugar bien y además también generaba un interesante trabajo defensivo con Ale Diez cerrandole los caminos a Anthony Johnson. Así pudo sacar 9 puntos otra vez, pero una reacción pronta de Lucio Redivo le permitió cerrar el cuarto a 5.

El local mejoró su juego en el inicio del tercer parcial, mostró otra cara y mejoró en varios aspectos. Bahía Basket seguía luchando y desgastando físicamente a un equipo que tiene muy poco recambio. Así pudo hacer un parcial 16-0 para ponerse al frente haciendo uso de la intensidad como característica principal. El conjunto marplatense tardó más de 7 minutos en anotar sus primeros dos puntos de la mano de Acuña. Fue un cuarto lapidario para el local, que dejaba complicado a los dirigidos por Richotti.

En el tramo final del partido, volvió la mejor versión de Bahía Basket teniendo a Fjellerup y Vaulet como figuras destacadas, pero encontrando gol en distintas manos y teniendo intensidad también en defensa, ya que Peñarol tampoco parecía tener demasiadas respuestas. Los minutos transcurrieron, pero el partido estaba definido. Lo único que necesita el «Milrayitas» es recuperar jugadores para tener opciones y ver allí su potencial plasmado.

Síntesis

Bahía Basket 77: Gastón Whelan 8, Lucio Redivo 15, Juan Pablo Vaulet 13, Jamal Levy 2 y Anthony Johnson 12 (FI), Máximo Fjellerup 13, Hernán Jasen 3, Francisco Filippa 2, Facundo Corvalán 2, Martín Fernández 2, Rodrigo Gerhhardt 2 y Ariel Ramos 5 – DT: Sebastián Ginóbili

Peñarol 50: Nicolás Zurschmitten 9, Sebastián Suárez 3, Franco Giorgetti 10, Alejandro Diez 0 y Roberto Acuña 15 (FI), Juan Ignacio Marcos 0, Joaquín Valinotti 4, Jerónimo Barón 7, Nicolás Franco 0 y Juan Manuel Torres 2 – DT: Marcelo Richotti

Parciales: 17-18, 24-29 (7-11), 53-37 (29-8) y 77-50 (24-13)

Árbitros: Daniel Rodrigo y Fabio Alaniz

Estadio: «Osvaldo Casanovas» de Bahía Blanca