Final feliz para Quilmes

El «Cervecero» se quedó con el clásico por 81 a 78 y no sólo se sacó la espina de no haberle ganado a Peñarol en toda la temporada, sino que además se aseguró la permanencia para el próximo año. Baxley cerró un año excelente con 26 puntos, mientras que Winston con 15 se destacó en el conjunto de Sergio Hernández. El «Milrayitas» jugará semifinales ante el ganador de Bahía Basket y Argentino de Junín.

previous arrow
next arrow
Slider

En el último partido de la Fase Nacional, Quilmes ganó su primer clásico de la temporada frente a Peñarol por 81 a 78 y además, ya desde mediados del último parcial, sabía que mantendría la categoría por la derrota de Lanús ante Ferro en el «Héctor Etchart».

En un partido parejo y muy duro, Walter Baxley, el máximo anotador de la temporada, fue el goleador con 26 puntos, mientras que el diezmado equipo de Peñarol (no pudo tener a Brussino y Figueroa por lesión), tuvo a Kennedy Winston como máximo anotador con 15 puntos, aunque sólo jugó el segundo tiempo.

Los primeros minutos del partido no fueron buenos porque las pérdidas fueron una constante en Peñarol y Quilmes no las pudo usufructuar. A pesar de ponerse 10-5 el equipo de Hernández básicamente por los triples de Diez y los puntos de Acuña en la pintura, el «cervecero» con un parcial 8-2 emparejó el trámite con un intenso Gallizzi en la zona interna y un buen partido ofensivo de Clark. Después de haberse estancado en 17 ambos, apareció el debut de Joaquín Valinotti en la Liga asistiendo a Massarelli para que ponga un triple que cerró el primer parcial 21-17.

Desde los últimos minutos del cuarto inicial y durante los tres primeros minutos del segundo, Quilmes se mantenía sin anotar, absolutamente nublado en ofensiva y con muy baja efectividad a punto tal que Baxley no había anotado puntos aún. Lo particular es que Peñarol tampoco lo pudo aprovechar porque apenas anotó 2 puntos. Había una gran tarea de Moss en defensa y ataque pero la diferencia seguía siendo mínima hasta que Sahdi empezó a marcar y el santafesino Valinotti hacía una muy buena defensa a los bases ganandose sus minutos. El único que sacó la cara por sus compañeros en el «tricolor» fue Clark que con sus triples pudo mantener a su equipo en juego. Aún en ese contexto y con las buenas defensas alternadas que ofrecía Hernández, se cerró el primer tiempo 37-31 para Peñarol.

DATO: Al final del primer tiempo, los tres perimetrales de mayor gol en el «cervecero», Luis Cequeira, Walter Baxley y Luca Vildoza llevaban 0 de 16 en tiros de cancha.

Hernández mandó a la cancha desde el inicio del tercer cuarto a Leo Gutiérrez y Winston, pero empezó mejor Quilmes que con un participativo Romero y el primer gol de campo de Baxley se puso a 2. Todo lo que habían errado en los primeros cuartos, ahora era pura efectividad. El máximo goleador de la Liga Nacional se encendió y apagaba las diferencias que sacaba el «Milrayitas» a puro triple. Dentro del punto a punto que propusieron en los últimos minutos, el dueño del cuarto, Walter Baxley cerró el cuarto sobre la chicharra dejando arriba al inicio del último parcial a Quilmes por 61-60.

Mientras seguían peleando punto a punto en el Polideportivo, promediando el cuarto llegaban las noticias de la derrota de Lanús y el triunfo de Boca lo cuál le permitía a Quilmes mantener la categoría, sin importar el resultado. Pero había un clásico en juego aún y la lucha de ambos equipos era titánica. El «Cervecero» se sostenía en el trabajo de Baxley que manejaba casi todas las ofensivas de su equipo, mientras que Peñarol con lo que aportaba en el uno contra uno Winston más los triples de Gutiérrez estuvo siempre cerca. Entraron a los últimos dos minutos empatados pero el equipo de Hernández perdió a su único base, Sahdi, por cinco faltas. En el momento caliente, entró Valinotti.

Después de varios ataques consecutivos errados, la diferencia de 2 puntos para Quilmes era la que reinaba en el minuto final. Ahí entraría en escena la efectividad de libres. A 23 segundos, los dos simples de Cequeira estiraron la distancia a dos posesiones (76-72). Después de un doble de Acuña (asistencia de Valinotti), Maciel fue efectivo en la línea para mantener la diferencia. Winston no falló en 4 visitas al cara a cara con el aro, pero Vildoza tampoco lo hizo en los últimos dos y Quilmes no cortó con falta en los últimos segundos. El tiro de Massarelli no le pegó al aro y el rebote de Maciel sentenció la primera victoria de Quilmes en los clásicos del año.

Fue la noche perfecta, porque logró quedarse en la Liga Nacional a pesar de su mal inicio y porque pudo hacerlo venciendo a los dos primeros equipos de la Conferencia Sur. Para Peñarol vendrá un poco de descanso que le viene muy bien para recuperar lesionados a la espera de la semifinal.

Síntesis

Quilmes (MDP) 81: Luis Cequeira 3, Walter Baxley 26, Maximiliano Maciel 9, Ivory Clark 13 y Tayavek Gallizzi 9 (FI), Fernando Calvi 3, Luca Vildoza 10, Diego Romero 8 – DT: Leandro Ramella

Peñarol (MDP) 78: Fabián Sahdi 9 (x), Luciano Massarelli 13, Franco Giorgetti 7, Alejandro Diez 6 y Roberto Acuña 11 (FI), Leonardo Gutiérrez 9 (x), Christopher Moss 6, Kennedy Winston 15, Joaquín Valinotti 2 – DT: Sergio Hernández

Parciales: 17-21, 31-37 (14-16), 61-60 (30-23) y 81-78 (20-18)

Árbitros: Fabricio Vito y Oscar Brítez

Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas» de Mar del Plata

PEÑAROL ESPERA

El «Milrayitas» sabe que terminó segundo en la Conferencia Sur y por eso, tendrá que entrenar hasta el momento de afrontar el cruce con el ganador de Bahía Basket y Argentino de Junín. Gimnasia de Comodoro Rivadavia, el líder, se enfrentará con el ganador de Obras frente a San Lorenzo. El cruce por la permanencia lo disputarán Lanús y Sionista, los que culminaron últimos en las distintas Conferencias.

POSICIONES FINALES – Conferencia Sur

1º Gimnasia CR 33-23
2º Peñarol 32-24
3º Bahía Basket 31-25
4º San Lorenzo 30-26
5º Obras 28-28
6º Argentino J 26-30
7º Ferro 26-30
8º Quilmes 25-31
9º Boca 25-31
10º Lanús 24-32