Rodrigo Otamendi: «La apertura de clubes se dará de hecho»

El Secretario del Club Unión de Mar del Plata indicó en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) que todavía no comprenden porque no se permite habilitar la apertura de clubes con un protocolo que fue presentado entre marzo y abril: «mi conclusión es que ni siquiera lo leyeron».

Leonardo Cordeiro y Rodrigo Otamendi, presidente y secretario de Unión, respectivamente.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Más allá de lo que dure la pandemia, ya hay un daño evidente para los clubes e instituciones deportivas de Mar del Plata que será difícil de recuperar. Mientras tanto, varios de ellos siguen reclamando a las autoridades que brinden respuestas y les permitan trabajar con la aplicación de protocolos, como otras actividades.

El Secretario del Club Unión de Mar del Plata, Rodrigo Otamendi habló al respecto en Marca Deportiva Radio (FM 99.9): «de lo que comenzó en marzo, creo que los plazos se estiraron demasiado. Nosotros estuvimos muy activos con Leo Cordeiro en el armado y las consultas para que el protocolo se apruebe. Lo presentamos por todos lados hasta el Concejo Deliberante y a veces uno cree que ni lo leyeron».

Los protocolos fueron presentados e incluso hicieron una demostración en el propio club «celeste»: «estamos tratando de que vean, de demostrar que se puede hacer la actividad con protocolos en los clubes. Nosotros consideramos que es más seguro practicar el básquet por ejemplo en un club que en cualquier otro lado».

En un momento incluso, parecía que el básquet podía tener habilitación pero llegó el aumento de contagios: «se lo mostramos a los concejales y tuvimos una reunión con Carrancio junto a todos los clubes. Siempre la palabra era esperar, sirvió entender que el entrenamiento de básquet no era de conjunto sino algo individual. Lo que más molestaba era que había que cambiar del protocolo, porque no nos decían que era lo que estaba mal. Mi conclusión es que ni lo leyeron».

Desde lo económico es difícil mantener las estructuras, pero no es el único aspecto a tener en cuenta: «como dirigente tenemos que contener a los empleados del club y los entrenadores que tienen que vivir. Esto es tan largo que ya la recaudación es muy baja, nosotros tenemos una estructura chica pero no se puede soportar». También reclamó que también los clubes se unan para hacer el reclamo: «creo que todos los clubes tendremos que replantearnos cuando comenzamos las actividades. Lo ilógico de esto es que habilitaron las cervecerías por lo que un jugador podía ir a tomar una cerveza, pero no entrenar en su club con protocolos. Los clubes nos tenemos que unir más y organizarnos».

Para Otamendi, la salida es abrir de todas formas sin esperar las autorizaciones políticas: «creo que tenemos que ir por el camino de los gastronómicos o la construcción haciendo una huelga a la japonesa abriendo los clubes y mostrando directamente el protocolo. La apertura no se dará por una habilitación política, sino que se dará de hecho».

Además de todo lo que desde el punto de vista de la salud puede aportar un club, también está el rol social que sirve para la interacción de jóvenes que hace meses que perdieron todo ese tipo de contacto: «esa función de contención o social, no se tiene en cuenta porque sino tendría que ser una de las primeras actividades en habilitarse», remarcó.