Dante Laveneziana: «Se ha generado una violencia que no vemos hace mucho»

El presidente del Colegio de Árbitros de Mar del Plata habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre la violencia en las canchas que los llevó a no dirigir partidos durante el fin de semana: «creemos que había que hacer un stop y replantearse algunas cosas», agregó.

El presidente del Colegio de Árbitros de Mar del Plata, Dante Laveneziana.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

El pasado fin de semana, los árbitros del basquet de Mar del Plata decidieron no brindar servicio en los partidos programados con una protesta que creyeron pertinente. El motivo fue la violencia que empezaron a ver jornada tras jornada en las canchas que, en la mayoría de las veces fue verbal.

Después de un par de días de diálogo, volvieron a arbitrar pero el tema sigue latente. El presidente del Colegio de Árbitros de Mar del Plata, Dante Laveneziana, contó los detalles a través de Marca Deportiva Radio (FM 99.9): «no hay un hecho puntual donde haya comenzado. Por violencia no tenemos que entender la agresión física solamente, sino la violencia verbal. Ha habido en los últimos 15 días, quizás 20, muchos hechos de este tipo de protestas que uno acepta desde el lado del juego, si es foul o no, pero si le sumás el plus del insulto uno puede controlarlo dentro del campo de juego con la falta técnica. Hemos cobrado muchas en este semestre que es el retome de la actividad después de un año y medio. Cuando eso viene desde afuera hacia adentro con los padres o espectadores, se hace más peligroso porque no hay escollos en muchas canchas entre ellos y el árbitro».

Si bien no saben donde empezó específicamente, si saben cuál fue la gota que colmó el vaso: «el desencadenante fue un hecho de violencia en un partido de Primera División donde un árbitro recibió amenazas de ir a pelear afuera e insultos. Tomamos la decisión intempestivamente pero lo habíamos pensado, pedimos disculpas a los chicos que estaban preparados pero había que poner un stop. Había que pensar en esto porque los actores son muchos», explicó el árbitro y comisionado técnico.

El hecho de haber atravesado una situación de encierro parece haber exasperado los ánimos de muchas personas que hoy van a los escenarios deportivos a insultar y agraviar: «uno sin ser sociólogo advierte que hay un aire de ansiedad que se transforma en un hecho violento como un insulto. Quizás lo haya provocado haber estado un año y medio sin competir».

A partir del cese de actividad, empezaron a trabajar en soluciones que llegaron rápidamente para que el lunes, volvieran a desarrollar su trabajo: «estamos próximos a comenzar los playoffs y por eso es importante contar con respuestas. En principio hay un compromiso por parte de los dirigentes de los clubes para asumirse como responsables de cancha. Cuando tengamos que retirar a un espectador por una inconducta, que no seamos nosotros quien lo hagamos sino que alguien medie. Recibimos el compromiso de ser la AMB para que fiscalice en las canchas donde se juega y también forme parte del control».

Otra de las propuestas era poner policía en los estadios pero finalmente, decidieron que no era lo correcto: «había un tercer punto que habíamos puesto de presencia policial pero hablándolo en categorías formativas tener un uniformado con arma reglamentaria no es lo adecuado y había un escollo de pedir permiso municipal. Ayer en la reunión surgieron muchas ideas en cuanto al control sobre todo de las finales. Se generan situaciones que hace mucho tiempo no vivíamos en el básquet local».

Se ha dado un paso en la búsqueda de que el deporte sea tal y no se ensucie con situaciones de violencia que no tendrían porque existir: «hay un compromiso de seguir trabajando para dentro de tres semanas cuando comiencen las finales. Surgieron iniciativas como poner cámaras de frente a las tribunas, tratar de identificar a quienes ingresan al estadio a través de la entrada y son cuestiones que nos llevarían a hacer nuestro trabajo más tranquilos», finalizó Laveneziana.