Carlos Romano: «Hay que inculcarle a los chicos que tomen decisiones»

El entrenador de Peñarol analizó en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) el armado del plantel para la próxima temporada: «el básquet es un juego de errores y tienen que cometerlos». Además, los fichajes y el mercado.

Carlos Romano, el entrenador de Peñarol.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Peñarol ya está pensando en diagramar su próxima temporada. La confirmación de Carlos Romano como entrenador y la llegada de Rodrigo Acuña, fueron los primeros pasos del mercado.

El «Negro» que apenas disputó cuatro partidos desde que le tocó reemplazar a Gabriel Picatto (nuevo DT de Hispano Americano), ahora tendrá revancha porque se quedó con gusto a poco: «lo primero que sentí fue la alegría de volver al club, al barrio, a mi casa Peñarol que fue el primero que me dio la oportunidad de estar en la Liga Nacional. Apelo siempre a esa memoria», aseguró en Marca Deportiva Radio (FM 99.9).

En apenas un poco más de un mes, había visto avances, pero la pandemia frenó todo: «el club estaba en una situación incómoda y era difícil conseguir resultados. Siempre agradecí al plantel, el manager («Tato» Rodríguez) y el presidente porque tengo una forma de trabajar distinta a la que tenía Gabriel pero empezamos a encontrar un buen camino». Incluso destacó lo que había alcanzado: «todos se habían envuelto en una energía que quedó trabada por la maldita pandemia. Guardo ese momento con felicidad porque la luz que había para el futuro era bastante intensa».

Ahora se viene una nueva etapa, con una Liga Nacional golpeada por la situación ecónomica y el éxodo de muchas de sus estrellas al exterior: «imagino una liga con jugadores jóvenes que se han sentado en el banco de los equipos porque transitan la Liga de Desarrollo, con muchos jugadores de la Liga Argentina también. Eso ya lo viví y no por una pandemia, sino cuando había 240 jugadores que se fueron a Europa por flexibilidad de pasaportes y la caída económica del país».

La política de fichajes necesitará más ingenio que dinero, pero es un paño que conoce: «nosotros intensificaremos el entrenamiento como prioridad de los Sub-23; después compensaremos y ubicaremos bien las fichas de los adultos. A fines de octubre o noviembre se vislumbrará como estará el dólar, cuando se abran los aeropuertos y luego cuando el visado no sea un impedimento para ingresar al país. Esas tres causas serán importantes para definir si juega con un americano, dos o tres porque no encontró un buen nacional».

EL MERCADO

El primer jugador que decidieron contratar fue el hermano de Roberto Acuña, Rodrigo y explicó Romano los motivos de esa elección: «conocí bastante la Liga Argentina y soy de mirar jugadores, ver y averiguar porque es una categoría que tiene que ser la que alimente a la Liga Nacional. Los escalones de la Liga Argentina son para subir a la A y son esas las ambiciones que deben tener los jugadores. No hay muchos jugadores del tamaño de Rodrigo y la versatilidad que puede tener con cierto entrenamiento es interesante», justificó.

Otra pieza que quieren, pero será difícil de retener será la de Patricio Tabarez: «fuimos por él porque hizo una temporada muy buena, identificarse con Peñarol no es fácil y él lo consiguió. Siempre estuvo como primera opción su renovación, veremos que decisión toma». Además, apareció en carpeta el nombre del base Diego Gerbaudo sobre quien indicó que «buscamos un base diferente a Valinotti, con un poco de experiencia y apareció él que yo lo tuve en Atenas y creo que está muy bien encaminado. Será muy duro formar un equipo para nosotros y cuando hay capacidad, como la que tiene Tato, nos alineamos y vemos las posibilidades».

«ME GUSTARIA TENER A LOS JUVENILES ENTRENANDO 20 DIAS ANTES QUE EL RESTO DEL PLANTEL»

Carlos Romano

EL TRABAJO CON LOS JUVENILES

Carlos Romano siempre tiene como premisa potenciar a los jugadores del club, pero en esta ocasión tendrá la oportunidad de darles un espacio importante: «los quiero inducir a que encuentren la posición que tendrán en una Liga Nacional. Sentí que cuando los ponía, cumplían un rol de acompañamiento y no tomaban decisiones. Hay que invocarles esta idea, prepararlos y el básquet es un juego de errores, los deben cometer. Las decisiones se toman en base a lo que uno entrena y lo que trabaja, después está la característica de cada jugador para asumirlo más rápido».

El grupo que tiene para pegar el salto es el mismo que ha logrado importantes logros, pero no quiere que se queden en esa zona de confort: «cuando te quedas con que sos campeón de la Liga de Desarrollo y no sabes dar el otro paso fuerte, te estancás. Tenes que demostrarle al entrenador que querés subir un escalón y estar en la cancha, no en la planilla. Ojalá se nos permita que los chicos puedan estar 20 días antes para trabajarlos antes que todo el plantel».

La conformación del cuerpo técnico será importante porque sabe que tendrá la baja de Santiago Belza para el armado: «hace 25 días no se jugaba con Liga de Desarrollo, hace 4 días se juega con Liga de Desarrollo. En la conformación del cuerpo técnico veremos como nos ordenamos, me gusta tener orden porque si se juega Liga de Desarrollo, no entreno con menos de 14 jugadores y si tengo más, mejor», explicó.

De todas maneras, dejó un mensaje para el armado del plantel, pero también para la propia vida cotidiana: «la ansiedad no es buena en este momento, lo que hay que hacer es cuidarse».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *