«Smith peleó fuera de categoría»

El marplatense César Reynoso se refirió en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) a su primer pelea internacional el domingo en Liverpool ante Callum Smith y aclaró que su rival no dio el peso en la balanza y subió con 6 kilos de diferencia al ring: «se notó la diferencia de potencia», agregó.

El momento del fallo favorable para Callum Smith ante la mirada de César Reynoso.

El momento del fallo favorable para Callum Smith ante la mirada de César Reynoso.

La primera excursión para un boxeador profesional fuera del país, difícilmente se pueda olvidar. Más allá de la derrota ante Callum Smith, el marplatense César «El Salvaje» Reynoso habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre lo vivido en Liverpool el pasado domingo: «fue una experiencia inolvidable representando a Argentina. Llegué bien preparado a la pelea», indicó.

En cuanto al desarrollo de la pelea, denunció que su rival no estuvo nunca en el peso pautado previamente y eso le generó cierta impotencia: «me quedé conforme porque estaba para seguir, no se porque la paró el árbitro porque no estaba mal. No estoy conforme con el pesaje porque pautamos el combate en super mediano, yo di la categoría y al otro día de la pelea me entero que había dado 78,100 estaba pasado de categoría, en semi pesado. No quedó otra que pelearle igual», dijo Reynoso.

De este tipo de experiencias, habitualmente se aprende y sabrá que debe estar atentos a estas cuestiones para subir al ring en las mismas condiciones: «mi entrenador no subió a ver el pesaje porque no lo dejaron. Esos dos kilos marcan la diferencia y al otro día había una diferencia de seis kilos arriba del ring. Se notó la diferencia de potencia», agregó.

Smith es un boxeador que tiene su reconocimiento internacional y confía en la potencia de sus golpes, algo que «El Salvaje» sintió a pesar de la diferencia de peso citada anteriormente: «dejamos una buena imagen, hicimos una buena pelea, más allá de la caída en el primer round y la mano abajo en el cuarto que me dio en el hígado. Me pude levantar y darle batalla». 

El hecho de ir siempre al frente y tirar golpes, es importante en el exterior porque buscan espectáculo y ahí el marplatense se ganó varios puntos: «el promotor vino a felicitarme por la pelea y me regaló los guantes. Estamos para seguir trabajando y volver pronto a pelear en Europa». 

Fuera de lo deportivo, hay cosas que quedarán en sus retinas durante el resto de su vida porque son situaciones excepcionales: «peleamos donde se filmó la última pelea de Rocky en el estadio de Everton. Una experiencia hermosa. Subí bastante tranquilo al ring, pero por dentro tenía la inquietud de como sería. Estoy acostumbrado a pelear de visitante». 

Ahora quiere volver a pelear en el país, defendiendo alguno de sus títulos Latino Plata y se ilusiona con hacerlo en Mar del Plata: «estaría muy bueno ahora defender alguno de los títulos en Mar del Plata sobre todo para la gente que me sigue y me apoya siempre», aclaró.