Jorge García: «Fue muy frustrante todo lo que pasó»

El boxeador marplatense habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) luego de caer por puntos en fallo unánime ante Jeovanis Barraza en Massachusetts pero se refirió a todo lo que pasó antes y después: «el único día que podía descansar, me patearon la puerta a las 3 y a las 4 de la mañana». Además, desde lo económico tampoco le cumplieron: «me pagaron menos y además, tuve que gastar 60 mil pesos en PCR».

Jorge García con el cinturón por el que peleó el viernes.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Pelear en el exterior no siempre es el paraíso para un boxeador. El marplatense Jorge Martín García perdió por puntos en fallo unánime el pasado viernes en su primer combate fuera del país, específicamente en Massachusetts, Estados Unidos. El rival fue el colombiano Jeovanis Barraza que lo superó sobre el ring, pero venía de una serie de hechos previos que hicieron su estadía en el país norteamericano, una verdadera pesadilla.

El propio protagonista lo contó a través de Marca Deportiva Radio (FM 99.9): «fue un viaje medio raro, muy complicado. Muy frustrante todo lo que pasó, la verdad que fue un viaje feo, me sentí muy sólo allá». Es que el pupilo de Pampa Box viajó absolutamente sólo y no sabe hablar inglés. Ni siquiera los que organizaban la velada hablaban en español: «tenía mucha angustia, no pude descansar prácticamente, a la madrugada me pateaban la puerta para que no pudiera dormir. El único día que mas o menos podía descansar, a las 3 de la mañana me patearon la puerta, a las 4, me la volvieron a patear. Estuve una hora esperando que volvieran, pero no lo hicieron. No pude descansar nada».

Pero antes ya habían comenzado los problemas con el vuelo que tenía programado y que lo obligó a pasar una noche en el Aeropuerto: «fue un error de la aerolínea, salía a las 18 y yo llegué a las 15, supuestamente nos habían avisado por mail que el vuelo salía a las 12, pero no era así. No tenía recursos para pagarme un hotel y la Aerolínea no se hizo cargo de nada. Dormí en el piso agarrado a los bolsos para que no me falte nada».

Sobre el ring, todas estas cosas se hicieron sentir pero con el corazón en la mano, García terminó el combate de pie: «Barraza es una excelente persona, estuve hablando mucho con él, pero cuando subimos al ring es alguien que pega muy duro, me fisuró la nariz, me cortó el ojo y me reventó el oído. Es rápido y pegador, pero estaba bien entrenado y le pude aguantar», indicó.

Una vez finalizada la pelea, no terminó la pesadilla porque tampoco cumplieron con lo pautado al momento de recibir la bolsa que había pautado: «no cumplieron como tenían que hacerlo tampoco desde lo económico, me pagaron mil dólares menos». A todo esto, se le suma lo que padeció con los test de PCR que se piden para entrar y salir del país y que le costaron mucho dinero: «me gasté casi 60 lucas en PCR. En Mar del Plata gasté 4 mil, llegué a Bs As, lo presentó y me dijeron que tenía que hacer otro allá porque tenía que tener el sello de la provincia y me salió otros 6 mil pesos. A la vuelta, me cobraron 250 dólares para hacer un PCR en Estados Unidos y cuando bajé me querían hacer otro, me cobraron otros 2 mil quinientos pesos por hacer el mismo test que a la ida me salió seis mil», referenció todavía incrédulo.

Con todas esas cosas que le iban pasando a García, hubo una propuesta por parte de la promotora para que se quede en Estados Unidos: «me propusieron quedarme entrenando allá pero no estaba en condiciones, tenía mucha angustia y necesitaba llegar a Mar del Plata, abrazar a mi familia y llorar tranquilo». De todas maneras, no se ve amedrentado por las circunstancias y ya empieza a diagramar su futuro: «empecé a entrenar para ver si el mes que viene puedo pelear en Buenos Aires y luego tendría que pelear en Estados Unidos pero con otra promotora», anticipó.

Fue una experiencia poco común para Jorge García, pero la diferencia económica que puede hacer un boxeador en este tipo de peleas, no se compara con lo que tendría que combatir en el país: «acá en Argentina te pagan 50 mil o 60 mil pesos, no llegan ni cerca a una pelea en el exterior. Lo único que le digo a los chicos que estudien inglés porque sino la pasas muy mal«, se animó a recomendar en el final.