Matías Leiva es campeón sudamericano SuperPluma

El marplatense venció por puntos en fallo mayoritario a Nicolás Paz en Cutral Có y se consagró como el campeón 22° sudamericano SuperPluma. Fue una dura pelea donde la actitud y la cantidad de golpes tirados por el de nuestra ciudad, marcaron la diferencia. Romina Sosa en otro combate con cinturón continental en juego cayó por KO en el séptimo asalto.

Matías Leiva con el cinturón junto a Fernando Sosa y Carlos Olivera.

Finalmente uno de los dos boxeadores que representaron a Mar del Plata en la doble disputa del Cinturón Sudamericano de Cutral Có, se volvió con la corona. Matías Leiva superó por puntos en fallo mayoritario a Nicolás Paz y es el nuevo monarca continental SuperPluma que se suma al título Fedebol que ganó meses atrás.

Tal como se esperaba, la pelea de «El Distinto» iba a ser muy atractiva porque había mucho en juego para ambos. Después de un primer round tranquilo, empezaron a intercambiar constantemente, algo que le gusta a Leiva y empieza desde allí a construir sus fortalezas.

El cuarto asalto, fue muy duro. Leiva pegaba más y Paz elegía mejor los momentos, llegando a desestabilizarlo con un golpe. Sin embargo no se intimidó ni mucho menos, fue por más y siguió intercambiando todo el tiempo. Eran rounds de mucho desgaste y ambos mostraban una admirable capacidad física.

Los golpes de Paz eran más precisos, pero en las contras Leiva le daba respuestas pero sin conmover al rival al que ya había derrotado en 2018. Se pegaron fiel al estilo que a Leiva le gusta pero llegaron a las tarjetas donde era difícil predecir el resultado final.

Los jueces vieron ganador al marplatense en fallo mayoritario con puntuaciones 95-95, 97-93 y 97-93.5. La ciudad tiene otro campeón que se suman a Lucas Bastida que tiene otro cetro sudamericano y Ezequiel Acosta que es campeón argentino.

ROMINA SOSA CAYÓ POR KO

En el semifondo de la noche, la marplatenses por adopción, Romina Gisel Sosa cayó por KO en el séptimo asalto ante Sol Baumstarh y no pudo alzarse con el título Sudamericano MiniMosca que estaba en juego.

Desde un inicio, el centro del ring le correspondió a la pupila de «Látigo» Coggi pero la movilidad de Sosa le hacía difícil el cruce efectivo. Con el correr de los minutos, la representante del boxeo marplatense empezó a comprender que la continuidad en los golpes, sobre todo en el jab, frenaba los ataques de su rival que cada vez tiraba menos golpes.

La estrategia defensiva, dejaba los golpes volando de Baumstarh sirviéndole incluso algunos contragolpes interesantes de la deportista de Imperio Box. El cuarto asalto fue de los más intensos porque no escatimaron en cruces, con buenas manos por adentro de la santiagueña y voleados por fuera de su rival. Ahí empezó otra pelea para Sosa porque nunca había peleado a más de 4 vueltas y ahora tenía todavía 6 por delante si se llegaba a las tarjetas.

La mala noticia fue un punto que le descontó el árbitro por quedarse amarrando los guantes de su rival cuando quedaban trabadas. Tenía un duro trabajo por delante porque además, empezaba a quedarse más estática y era un blanco más fácil para Baumstarh. En el séptimo asalto, llegó la definición. La boxeadora de Brandsen había demostrado que sus golpes podían desequilibrar a Sosa.

Llegó primero una mano que la desestabilizó pero no la tiró, llegó a recibir la cuenta de protección aunque ya no se veía bien. Unos segundos después, mientras Sosa trataba de mantenerse en pie, recibió un fulminante ascendente a la pera que determinó la segunda caída y el final de la pelea. La representante de Mar del Plata estaba haciendo una gran pelea pero no pudo completarla. Cayó su invicto y quedó cerca de obtener una corona, pero ya tendrá revancha.