Bolonti dio la categoría y espera por Kalenga

Roberto Bolonti pasó con éxito el pesaje de la velada de mañana ante Youri Kalenga en Mónaco. El piranense radicado en la ciudad dio 89,600 mientras que su rival pesó 90,600. «Queremos saber como respondemos en Crucero», indicó «La Bestia» desde Montecarlo.

El mano a mano entre Kalenga y Bolonti post pesaje. (Foto: Twitter)

El mano a mano entre Kalenga y Bolonti post pesaje. (Foto: Twitter)

Mañana será el momento de la verdad para Roberto Bolonti. El boxeador radicado en Mar del Plata superó el primer paso en la balanza esta mañana y ahora espera el combate ante Youri Kalenga en Montecarlo, un paradisíaco destino.

Será una incursión importante a nivel internacional en la categoría Crucero donde habitualmente no combate «La Bestia». «Son 10 kilos más, no tengo problemas para dar la categoría, pero queremos saber como respondemos en esta divisional para saber si a partir del año que viene nos quedamos en Crucero», le dijo Bolonti a Marca Deportiva.

Sobre la balanza, el boxeador que representa a la ciudad acusó 89,600 kilos, mientras que su rival llegó a los 90.600. El récord de Kalenga incluye 21 triunfos (14 por KO) y 2 derrotas (sin KO). Justamente en su última presentación cayó en Rusia ante Denis Lebedev.

Bolonti, en tanto, llega con 36 triunfos (25 por KO) y 4 derrotas, todas en sus excursiones fuera del país, además de una pelea sin decisión ante Jean Pascal. Después de la derrota por puntos ante Danny Green hace menos de 3 meses, busca sorprender en Crucero a un púgil interesante como el nacido en Congo y radicado en Francia.

La velada se desarrollará en el Salle des Étoiles de Montecarlo, un lugar fantástico y soñado en el corazón del Principado de Mónaco. Dentro de la noche de combates estará presente también Ruslan Provodnikov que se medirá con Jesús Prudencio Álvarez Rodríguez y viene de perder ante el argentino Lucas Mathysse el 18 de abril pasado.

Será una noche especial, con mucho en juego para Bolonti, no sólo en esta prueba para la categoría Crucero, sino por la pantalla que vuelve a tener a nivel internacional mostrándose en un nuevo mercado ante un rival exigente.