KO Acosta

Ezequiel «El León» Acosta ganó por KO ante y defendió con éxito por primera vez el Título Argentino MedioPesado en el Club Peñarol. Su padre en el combate de semifondo, también se impuso por KO en lo que definió como su última pelea en Argentina. Además, hubo descalificación para Leonel Ávila, derrota para Santiago Sánchez y empate de Enzo Calafate.

Ezequiel Acosta luego de su triunfo (Foto. Gustavo Ganim)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

La noche en el Club Peñarol venía muy tranquila, con resultados que no habían sido positivos para los locales, hasta que los Acosta irrumpieron en el cuadrilátero. En una noche histórica, donde padre e hijo compartieron el cuadrilátero siendo fondista y semifondista, los dos ganaron por KO y le dieron un cierre a pura euforia a la velada organizada por OR Promotions.

Ezequiel «El León» tuvo un triunfo fiel a su estilo. Esperó ante Néstor «El Rey» Campos y cuando tuvo la oportunidad, cerró el combate. Tardó tres rounds en hacerlo y por momentos parecía que estaba en aprietos ante un rival que presionaba y buscaba su mentón constantemente. Acosta sabe que tiene las de ganar a medida que avanza el combate, pero sólo si sabe esperar el momento.

En el medio, se le rompió uno de los guantes y debió cambiarselos, pero ya para esa altura, empezó a acelerar. En un cruce cuando corría la tercera vuelta encontró la mano del triunfo. Fue una zurda abierta cuando estaba atacando Campos y literalmente, lo desactivó. «El Rey» cayó desmayado y le costó unos minutos recuperarse. El campeón argentino MedioPesado comenzó a festejar porque sabía que el triunfo era suyo. Una gran manera de comenzar su reinado y de demostrar que de a poco va creciendo también en su manera de boxear.

La fiesta fue completa porque apenas unos minutos antes Rubén «Siru» Acosta, su papá, se enfrentó con Ángel Schmitt en lo que había definido como su última pelea en el país. Desde lo emotivo era un momento muy especial. Había sobre el ring dos boxeadores de 43 años que al principio no encontraron precisión con sus envíos. La pelea parecía no encontrar punto de desborde hasta que en el tercer asalto, el ex campeón argentino, sudamericano y Latino OMB, metió una derecha recta que encontró agachandose a su rival. El impacto fue demoledor y cayó golpeando fuertemente su nuca contra la lona. Se paró, pero estaba muy conmovido aún por lo que el árbitro decidió terminar la pelea. Todo Peñarol ovacionó ese cierre de campaña profesional en el país e incluso con Daniel Andino en su rincón, una vieja alianza que tuvo durante gran parte de su derrotero rentado.

La noche se cerró de la mejor manera, los Acosta ganaron por KO y le pusieron el picante que el público fue a buscar. Para uno, quizás sea el último paso profesional o tendrá algun otro en el exterior, para el otro parece el inicio de un nuevo camino como monarca argentino y nadie sabe donde está su techo.

TRES PRESENTACIONES LOCALES MAS

En los combates complementarios de la velada, Alan Cháves logró un contundente triunfo en las tarjetas después de 8 rounds ante Esteban Stodulsky a quien dominó de punta a punta en la pelea para que luego el fallo lo confirmara con la decisión de los jueces: 80-71, 80-72 y 80-72 para su 7° triunfo en 7 peleas con 5 KO.

Los marplatenses también tuvieron su protagonismo, Enzo Calafate disputó su segunda pelea profesional enfrentándose el chaqueño Guido Romero. El combate tuvo un inicio lento para el local que lo aprovechó su rival para ser más eficiente en los ataques. Una vez que se acomodó en el ring y entendió por donde venía la pelea, Calafate ganó sobradamente las dos vueltas finales. En las tarjetas, fue empate por decisión mayoritaria: 38-38, 38-38 y 39-37.

En categoría Super Welter, Brian «El Matador» Rios ( 9-1-0, 8KO), ganó por KO Técnico en el segundo asalto ante Luis «More» Montiel (8-9-0), en una pelea que no tuvo equivalencias desde un inicio y que el árbitro decidió frenar mientras estaba recibiendo mucho castigo.

Santiago «El Tren» Sánchez también tenía la oportunidad de volver al triunfo peleando como local ante Martín Ruiz. Fue uno de los mejores combates de la noche sobre todo por lo cambiante de su desarrollo. El segundo round fue increíble. Ruiz puso rodilla en tierra luego de un golpe a las zonas blandas y recibió una cuenta de protección. Sin embargo, unos segundos después Sánchez recibió un impacto que lo llegó a poner también guante y rodilla en la lona. Recibió la cuenta de protección y luego, sentido por esa mano y ante la presión de Ruiz, recibió una segunda cuenta cuando estaba de pie.

Después de esos tres minutos, sabía que tenía que hacer un desgaste extra y salió a buscarlo con todas sus fuerzas, pero quedaba muy expuesto y eso Ruiz lo leyó rápidamente para ser más efectivo con los golpes. El cansancio también empezó a hacer su trabajo, luego del desgaste y llegaron a la campana final luego de 6 ruedas: 58-56, 59-56 y 58-55 fueron las tarjetas a favor del visitante.

Por último, quien abrió la noche fue Leonel Ávila. El invicto marplatense se enfrentó con el lapridense Carlos Rodríguez y cuando corrían los primeros minutos de la pelea, el árbitro dio una orden de break durante un clich y Ávil tiró un golpe muy potente a la zona baja. El árbitro decidió la descalificación del marplatense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.