Matías Leiva: «Peleo para sacar adelante a mi familia»

El campeón sudamericano SuperPluma, Matías «El Distinto» Leiva habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) luego de la consagración en Cutral Có el pasado viernes y destacó el apoyo de su familia para llegar a cada logro deportivo: «cada vez que peleo yo, se que peleamos todos». Además, el campeón Fedebol Ligero adelantó: «quiero ir por el título argentino».

Matías «El Distinto» Leiva con el cinturón de campeón sudamericano. (Foto: Prensa Argentina Boxing Promotions)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

El boxeo de Mar del Plata tiene un nuevo campeón sudamericano. Matías «El Distinto» Leiva superó por puntos a Nicolás Paz por segunda vez en su carrera pero esta vez se quedó con la corona continental en la categoría SuperPluma.

Ya llegado a la ciudad desde Cutral Có donde se realizó el festival, el púgil marplatense habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9): «la verdad que fue una locura porque trabajamos muy duro para conseguir este título. Los 10 rounds fueron duros, íbamos a ir a dejar todo los dos. Estuvimos bien y pudimos pelear los 10 rounds. Tratamos de laburarlo al cuerpo porque no iba a aguantar toda la pelea a ese nivel físico».

En un momento, lo planeado no estaba resultando y tuvo que dar un golpe de timón: «tengo un rincón de lujo que me dijo que empecemos a boxear a meter la manos más firmes. Siento que estoy en el mejor momento de mi carrera y de mi vida. Con el equipo que tenemos vamos para el frente, hay 7 profesionales que me ayudan a guantear en el gimnasio y llegar bien a las peleas».

Hubo un quiebre en su vida profesional que fue ganarle a Facundo Arce el titulo Fedebol Ligero cuando le habían avisado del combate con sólo un par de días de anticipación. Si pudo obtener un resultado así sin tener como objetivo la pelea, el potencial que podía desarrollar preparándose para una fecha específica podía darle más réditos aún: «después del Fedebol mi cabeza se replanteó otra cosa, la familia me dijo que íbamos a buscar los huecos para hacer físico, salir a correr y guantear así llego bien a cada pelea. Mi cabeza está en otra, me están pasando cosas muy buenas».

Se nota en su voz que lo está disfrutando. Situaciones así para los boxeadores no son muy habituales porque no se dedica de pleno al boxeo, sino que tiene que trabajar aparte para sostener su campaña profesional: «hago durlock y pintura con mi tío que me da la posibilidad de faltar cerca de las peleas para ir al gimnasio. Estamos buscando algunos sponsors que me puedan ayudar pero eso se da con el tiempo».

Sabe que cada paso que da, no lo hace sólo sino que tiene todo el soporte de una familia acostumbrada a convivir con el boxeo y que además, ha hecho siempre del apellido Leiva una marca de estilo particular en el boxeo marplatense: «cuando volví fue muy lindo. Mi familia, mi señora, mi mamá y todos me ayudan para que pueda llegar a las peleas, mi señora me cuida con las dietas, mi mama es masajista y me da masajes, cada vez que peleo yo, se que peleamos todos. Peleo para ellos, para sacarlos adelante», dijo «El Distinto».

Sabe que el cinturón sudamericano es sólo un paso más en su carrera pero irá por más: «ahora quiero pelear por el título argentino, buscar alguna pelea linda en el exterior para dedicarme definitivamente al boxeo», concluyó Leiva.