Lucas Bastida: «Estoy cumpliendo mi sueño»

«El Tornado» habló con Marca Deportiva luego de superar por puntos a Carlos Chaparro en Peñarol. «Me jodí la mano en el tercer round, pero ganamos tranquilos», dijo. Además, la palabra de Brian «El Torero» Ronner luego de su primera victoria profesional.

Lucas Bastida en plena pelea (Foto: Prensa Lucas Fiorini)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Ya son 10 las peleas que Lucas «El Tornado» Bastida ganó en el profesionalismo y la última la obtuvo en Peñarol donde superó por puntos en fallo unánime a Carlos Chaparro.

Después de la victoria, habló con Marca Deportiva no sólo del triunfo sino también de la complicación que debió superar promediando el combate: «estamos contentos porque ganamos tranquilos, no tuvimos que exigirnos. En el tercer round, metí la derecha y me jodí la mano, pero para eso estamos preparados física y técnicamente», dijo sobre un nudillo inflamado con el que terminó la pelea.

Chaparro no tenía las herramientas para ir a buscar el triunfo y por eso se dedicó a hacer su trabajo: «sentí que me respetó mucho, se nota que tiene mucha experiencia porque caminaba bien y escapaba. Además cubría bien los golpes», opinó.

El promotor ya le dijo que en un par de peleas iría por su primer cinturón y ahora ha dado un paso más: «estoy cumpliendo mi sueño, cada vez más cerca del título. Es un milagro de Dios haber vuelto, cada vez que subo al ring le agradezco a Dios por la oportunidad», dijo recordando que sufrió una puñalada en uno de sus brazos en un intento de robo que parecía haberle cortado la trayectoria.

Brian Ronner: «Es un orgullo que lo pueda ver mi viejo»

También fue un gran protagonista de la noche en Peñarol, Brian «El Torero» Ronner que alcanzó su primera victoria en el campo rentado también a través de las tarjetas.

Luego de la pelea, también habló con Marca Deportiva: «mi equipo me dio confianza y tuve una buena pelea. Me cuesta arrancar pero de a poco con las peleas lo vamos a ir arreglando», dijo como auto crítica.

Emocionado por la satisfacción y todavía con las pulsaciones elevadas, se le llenaron los ojos de lágrimas al dedicarselo a su padre: «es un orgullo que lo pueda ver mi viejo. Le agradezco a todo el equipo y mi familia», finalizó.

Brian Ronner en el rincón con Gustavo Mendoza (Foto: Prensa Lucas Fiorini)