Noche redonda: volvió el boxeo con victorias locales

Rubén «Siru» Acosta organizó el primer festival en pandemia y se quedó con la victoria por puntos en el combate de fondo ante Emiliano Silguero. Además, debutó con triunfo Leonel Ávila y regresaron exitosamente los hermanos Ronner, Brian y Carlos.

«Siru» Acosta celebrando su victoria y la vuelta del box a MDP.

No fue una noche más en Peñarol. Bajo la organización de Rubén «Siru» Acosta, un día volvió el boxeo a Mar del Plata en plena pandemia y fue con un festival donde la atención estaba puesta en los protocolos pero también en la posibilidad de que el deporte siga adelante.

Desde los resultados fue perfecta para Mar del Plata, por las cuatro victorias locales, pero además, porque se demostró que el deporte se puede llevar adelante incluso en este contexto. Párrafo aparte para la particular transmisión por streaming de muy buen nivel que permitió que todos los marplatenses y desde cada rincón del mundo, se pueda ver.

El inicio de las peleas profesionales fue con el regreso al ring de Brian Ronner que mostró sus principales cualidades, fue de mayor a menos ante Agustín Güimil y después de un primer round de estudio, no dejó dudas. Mucho movimiento, esquivando golpes fiel a su apodo de «Torero» e incluso encontrando con la izquierda en punta el espacio que dejaba libre su rival al bajar la derecha. Las tarjetas no podían dar otra cosa que el triunfo para el pupilo de Gustavo Mendoza: 40-36, 40-36.5 y 40-36 para el fallo unánime del menor de los Ronner.

Brian Ronner se retiró victorioso de la velada.

El segundo pleito fue entre el debutante José Nieves y Enzo Delgado que sólo contaba con un triunfo en su haber. La diferencia de altura a favor del último y el mayor alcance fueron determinantes porque por más que lo intentó en diversas oportunidades Nieves, le costaba encontrar golpes francos. Delgado controló los movimientos, siempre se mantuvo activo y fuera del alcance de su rival para conseguir el triunfo por puntos. Las tres tarjetas fueron 40-36.

Fue el turno entonces de Carlos Ronner que volvió a mostrar la estirpe de familia porque con la defensa originada desde sus movimientos de cintura y los precisos golpes, de a poco empezó a llevar a su juego a Luis Celes que atacaba con más guapeza que técnica. Los golpes hacían mella pero ninguno de los dos le esquivaba al cruce. En el tercer round, el marplatense le dejó las piernas temblando al de Quilmes aunque se pudo recuperar. En el último round, los dos sintieron la inactividad y pasaron gran parte del round peleando parados contra las cuerdas con guapeza. De todas maneras, la victoria le correspondió a Ronner con tarjetas 40-36.5, 40-36.5 y 39-37.5.

Después llegó uno de los momentos más importantes: el duelo de debutantes entre el marplatense Leonel Ávila y Néstor Sosa. El dominio lo tuvo plenamente el local que incluso en el segundo round llegó a conectar con un recto para que Sosa termine en la lona y reciba la cuenta de protección. Se recuperó, pero no sacaba las manos y tampoco ofrecía demasiado más allá de alguna respuesta ante los ataques del local. Sosa tampoco resistió una mano abajo en el último round y recibió una nueva cuenta de protección. Para el comienzo de su carrera profesional fue un buen triunfo de Ávila ante un púgil que no tuvo ideas para complicarlo tampoco. Las tarjetas así lo determinaron: 40-35 y 40-34.5 por dos.

La revancha entre Ghidetti y Simal fue un choque de pesados que se ofrecieron durante 6 rounds a los cruces y se golpearon constantemente, algo poco común para los púgiles de esta categoría. Los mejores golpes, en toda la pelea fueron para el invicto Simal que en las tarjetas buscaba revancha después de un empate ante este mismo rival en su última presentación. 59.5 a 56 dieron los tres jurados para que se llevara el triunfo desde Mar del Plata.

El semifondo fue entre Maximiliano Gómez y Héctor Santana, dos púgiles que venían de una larga inactividad y mostró al primero más firme, manejando los tiempos y haciendo un trabajo de desgaste sobre todo en la zona baja mientras pudo. Se entregaron al máximo, pero en el último asalto, un golpe abajo derivó en una cuenta de protección para Santana que terminó de inclinar definitivamente la balanza con tarjetas: 60-54, 60-54 y 60-55.

El plato fuerte fue para el dueño de casa, para «Siru» Acosta que le daba la revancha a Emiliano Silguero. Los 42 años y una dilatada carrera profesional, las aplicó sobre ring desde el primer segundo. Manejó los tiempos, controló los intentos de ataque del rival y avanzó cuando vio el espacio, con un par de golpes certeros. Silguero lo intentó pero le faltaron recursos para encontrar el resquicio de un golpe que inquietara al boxeador radicado en Mar del Plata. En las tarjetas se consumó el triunfo 38 de Acosta en el profesionalismo: 58.5-57.5, 58.5-57 y 58-56.5

Una noche especial, sin público, con barbijos, cuidados y sanitización; pero nuevamente con el boxeo en marcha y ese es el principal saldo que dejó el evento.

RESULTADOS – VELADA EN EL CLUB PEÑAROL

Braian Ronner GPP a Agustín Güimil
Enzo Delgado GPP a José Nieves
Carlos Ronner GPP a Luis Celes
Leonel Avila GPP a Néstor Sosa
Facundo Simal GPP a Ramón Guidetti
Maximiliano Gómez GPP a Héctor Santana
Rubén Acosta GPP a Emiliano Silguero