#ZALIPA fue un éxito en Mar del Plata

El festival de boxeo a beneficio de comedores locales fue todo un éxito y pudo mostrar sobre el ring los enfrentamientos de «Tuti» Bopp con «La Pantera» Farías, el cruce entre «El Principito» Coggi y «Pato» Galván y, el plato fuerte, la vuelta al ring de Sergio «Maravilla» Martínez ante Luciano Castro. Una fiesta en Las Toscas.

Los protagonistas de la tarde en el #ZALIPA.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

El boxeo fue la excusa para que la solidaridad volviera a tener protagonismo. Pero también fue la oportunidad para generar peleas inéditas y populares que entretuvieron al público presente en el playón de Las Toscas.

#ZALIPA fue un éxito deportivo y solidario. Reunió a una verdadera multitud alrededor del ring con personas que se acercaron donando Zapatillas, Libros o Pañales para comedores de Mar del Plata como ticket para ver este singular espectáculo.

Primero hubo una clínica de Juan Martín «Látigo» Coggi exhibiendo a uno de sus pupilos de apenas 13 años. Después se subieron al cuadrilátero representantes del Gimnasio «Sergio Maravilla» encabezados por Luis «El Peligro» Calderón que fue representante local en el Mundial de la AIBA y además integró Los Cóndores durante el 2017. Después del «manopleo» también hubo una exhibición de púgiles locales. También el Gimnasio H.M. tuvo oportunidad de exponer un round de 45 segundos entre un boxeador de 59 años y un contendiente de apenas 17.

Luego fue el momento de las peleas. Abrieron la tarde Yesica «Tuti» Bopp enfrentándose con Erica «La Pantera» Farías en un combate que es imposible que se de en el profesionalismo por la diferencia de peso entre ambas competidoras, pero permitió disfrutar en la ciudad de dos rounds entre dos campeonas del mundo (minimosca-mosca y Super Ligero; respectivamente). Las dos protagonistas se prestaron con su boxeo y además tuvieron la crítica al final de cada asalto de Maximiliano Guerra (jurado invitado) y el propio «Latigo» Coggi.

Después de que el propio Guerra deleitara los presentes bailando tango en medio del ring, subieron Martín «El Principito» Coggi y «Pato» Galván que además de ser el conductor del evento y organizador, se animó a ponerse los guantes después de apenas un par de meses practicando boxeo. Hubo bailoteos, box en cámara lenta, un descanso para Coggi en una reposera y hasta un par de intercambios interesantes en una verdadera pelea atractiva. Se sumaron para puntuar en esta pelea como parte del jurado Facundo Arana y el «Puma» Gabriel Goity, que también se prestaron a esta loca idea solidaria. Después de 3 rounds, el ganador fue Martín Coggi.

Luciano Castro y Maravilla Martínez antes de salir al ring. (Foto: @deportesgba)

Era el turno del plato fuerte. En Mar del Plata volvió al ring Sergio «Maravilla» Martínez, el hombre que volvió a emocionar al país con sus peleas y reivindicó el boxeo en los últimos años antes de su retiro luego de caer ante Miguel Ángel Cotto. Impecable, con su técnica y velocidad intactas; se midió con Luciano Castro. El actor, conocedor y protagonista del boxeo colaborando en el entrenamiento de púgiles e incluso como parte de los rincones; tenía la oportunidad de subirse al ring ante uno de los mejores del mundo en los últimos años.

Hubo mucho movimiento de cintura, pero también golpes. Los dos salieron a pegar y colocaron sus manos. «Maravilla» con dos zurdazos claros y Castro con su derecha que llegó en un par de oportunidades con claridad al rostro del movedizo campeón. La gente alentaba y gritaba por sus favoritos durante los tres rounds y finalmente, la decisión se impuso: fue empate.

Una tarde de esas que no se olvidan fácil porque la gente se reunió para ayudar y donar, pero también para ver en acción a sus ídolos ya sean amantes del boxeo o seguidores del espectáculo. Una gran idea para desarrollar en pleno verano en Mar del Plata y que salió redonda. Hubo de todo, pero no faltó #ZALIPA en el cuadrilátero.