Derrota cerrada de Luís Calderón

El púgil del gimnasio Sergio Maravilla puso el corazón pero no alcanzó en otra derrota contundente de los Condores.

Luis Calderón después del combate recibiendo el reconocimiento de su rival. (Foto: Facebook)

Por Ricardo Chacana (@RMCBoxing)

Luis «El Peligro» Calderón, representante de los Condores argentinos, perdió en fallo mayoritario ante Edgar Muñoz de los Caciques de Venezuela en el último combate de la temporada para el equipo argentino que compite en AIBA en el festival desarrollado anoche en el estadio de la Federación Argentina de Box.

En una pelea con demasiadas interrupciones, la experiencia de Muñoz marcó la mínima diferencia que convenció a los jueces. Si bien el marplatense fue quien conectó los mejores golpes y el que propuso una pelea más activa, el oficio y mayor rodaje en competencias del venezolano lo hicieron encontrar esos pequeños momentos de claridad round a round y lo llevaron a ganar en un cerrado fallo.

El primer round mostró a un Calderón más activo y seguro que en su pelea ante Salcedo. Busco tomar el centro del ring, pero Muñoz no lo permitió fácilmente y con combinaciones de golpes más efectistas que efectivos lo llevó a las cuerdas. Los movimientos de cintura del argentino le permitieron escapar de los atisbos de asedio y conectar con su zurda que hizo mella cada vez que encontró el rostro del venezolano. La pelea continuó con la misma sintonía solo frenada por la gran cantidad de llamados de atención que el arbitró brindó a ambos contendientes. Un descuento de puntos al visitante en el cuarto round a raíz de reiterados golpes bajos puso la pelea a tiro del empate. En el último round Calderón arengó a los simpatizantes argentinos que se acercaron. Buscó sumar puntos con un ataque más descubierto pero esto no terminó de convencer a dos de los jurados y el punto fue para el lado de los Caciques.

Las tarjetas fueron 47-47, 48-46 y 48-46 para Muñoz quien le dió el quinto punto a Venezuela en una noche que llevará a un necesario análisis para las autoridades de la federación a raíz de una temporada para el olvido en la competencia. El marplatense, por su parte, demostró estar a la altura de lo requerido. Con mucho menos rodaje y medios en comparación con el resto de los equipos, supo vencer todas las desventajas y dar buenos espectáculos que lo ubican entre los mejores peso pesado del país y brinda esperanzas para su desarrollo.