Lorena Sacco: «Quiero mantener vivo el recuerdo de mi papá»

La hija de Uby se incorpora a la Comisión Municipal de Boxeo (CMB) transformase en la primera mujer en integrarla. En Marca Deportiva Radio (FM 99.9) habló sobre la decisión que tomó y como es su vínculo, incluso en la actualidad con su padre.

Lorena Sacco se suma a la Comisión Municipal de Boxeo.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

La Comisión Municipal de Boxeo contará, por primera vez, con una mujer dentro de su conformación. Además, del hecho histórico, se suma un apellido ilustre para esta disciplina. Lorena Sacco se ha sumado al equipo de trabajo pero no es sólo eso, sino volver a vincularse con aquella pasión de su papá Uby y que forjó los primeros años de su vida.

En diálogo con Marca Deportiva Radio (FM 99.9), Lorena explicó porque afrontó el desafío de comenzar a trabajar en el boxeo local. «Fue una sorpresa para mí cuando Mariano (Páez, presidente de la Comisión) me llamó. Estuve alejada del boxeo porque cuando mi viejo falleció me abrí un poco. Siempre conservé a la gente que lo quiso bien. Me sentí orgullosa, halagada y lo tomo con mucha responsabilidad. No soy una entendida del boxeo, estoy estudiando un poco pero quiero estar por lo que mi viejo representa. Para mí es un orgullo y estoy agradecida con los integrantes de la Comisión por esta oportunidad», dijo en primera instancia.

Pasaron muchos años desde que decidió alejarse de un deporte que tanto le había dado a su familia y explicó porque tomó aquella decisión inicialmente: «tenía 17 años cuando mi papá falleció y decidí alejarme porque tenía un poco de enojo personal. Después la vida misma me llevó a otros lados. No me lo habían propuesto nunca, estuve en distintos homenajes pero sólo me vinculé así. Ahora quiero darle apoyo al boxeo femenino aunque el masculino nunca lo tuvo del todo. Quiero mantener vivo el recuerdo de mi papá».

Sabe que tiene mucho por aprender todavía del funcionamiento interno del box en estos tiempos, pero ya tiene una intención clara de sus objetivos: «me estoy embebiendo en el tema y desde mi humilde lugar, quiero dar mi aporte. Trataremos de que no les cueste tanto la difusión y los sponsors como para devolver un poco a toda esa gente que a mi papá lo quiso bien».

Aún con el paso del tiempo, hablar de Uby Sacco es encontrar inmediatamente un respeto ganado en el ambiente desde lo deportivo y lo humano y es algo que Lorena sigue experimentando cada vez que el nombre de su padre aparece en una conversación: «creo que mi viejo dejó un gran legado y una marca muy fuerte porque era exquisito en lo que hacía. Creo que fue una gran persona que siempre se abrió y brindó su conocimiento a todos. Las cosas cambiaron, evolucionan y creo que se ha ganado estar en el corazón de todos».

Lorena Sacco junto a Uby mirando el cuadro de su papá.

La relación padre-hija entre Lorena y Uby era especial y lo reflejan las fotos de aquellos tiempos en los que estaba en el gimnasio acompañándolo: «teníamos una relación hermosa de mucho amor, iba para todos lados con él. Iba al gimnasio del Club Mar del Plata todo el día y todavía hoy perduran los olores y los ruidos, es algo que siempre quedará en mi corazón».

Quizás, Lorena Sacco podría haber tenido una carrera dentro del mundo del boxeo en tiempos donde las mujeres y este deporte no sonaban socialmente compatibles. Fue justamente Uby el que frenó ese deseo de su hija: «a los 15 quise empezar a hacer boxeo y mi papá se negó; por eso lo descarté de mi vida. Me hubiese encantado practicarlo», concluyó.