Debuta Vargas en el campo rentado

Nicolás Vargas, boxeador del Gimnasio Alvarado, hará su debut profesional esta noche en el Club Náutico Zárate donde se enfrentará con el local José Aguilar. «Es una noche especial, pero estoy tranquilo», indicó.

nico-vargas-zarate

El viernes no es un día más para el boxeo de Mar del Plata en general y del Gimnasio Alvarado en particular. En el Club Náutico de Zárate, estará haciendo su presentación en el ámbito profesional el boxeador Nicolás Vargas, que estará en una de las peleas preliminares de la «Noche de Campeones» que tendrá como combate estelar la de Emanuel Cusolito defendiendo el título sudamericano. La velada será transmitida por TyC Sports.

Este jueves se realizó el pesaje oficial en el Hotel ARX, y allí estuvo Vargas junto al entrenador del club, Gabriel Villalobo, empezando a vivir un momento especial de su carrera. El hombre de Alvarado marcó 63 kilos en la balanza, mientras que su rival, el local José Aguilar registró 63.500 kilogramos.

Sumamente enfocado en lo que será esta primera experiencia profesional, Nico Vargas no se corre ni un segundo de lo que tiene que hacer. No piensa ni en las cámaras de televisión que mostrarán su pelea a todo el país, Latinoamérica y Estados Unidos desde las 23, ni en la importancia del salto que está dando en su carrera. Para él es una pelea más y sólo piensa en lo que tiene que hacer arriba del ring y para lo que ha trabajado.

Antes de viajar a Zárate, Vargas exresó que «sé que la pelea significa algo especial, pero estoy tranquilo. En Amateur estamos peleando tres rounds por tres minutos sin cabezal, así que es prácticamente lo mismo. Cambia, pero la tomo como una pelea más».

Su sueño es claro. No quiere decir llegué al profesionalismo y listo, sino que es el primer paso de lo que quiere en su vida: vivir del boxeo: «Sí, es lo que quiero yo. Trabajamos duro mañana, tarde y noche para esto, esperamos que salga todo bien, poder conseguir un triunfo y después a seguir trabajando porque yo sueño con vivir del boxeo».

Además del Gimnasio Alvarado, la ayuda inestimable y el apoyo del «Turco» Roura y la importancia de los entrenadores del club, Roberto y Gabriel Villalobo, Vargas no puede dejar de mencionar a una persona que es la que está al lado desde el primer día y el que soñó más que nadie este momento: «Mi máximo referente es mi viejo (Walter), está siempre, me dio una mano muy importante, es todo. Yo arranqué este deporte con él, era boxeador y yo me enganché. Me acompañó en todo momento y por eso estoy muy agradecido. Y también a la gente del Gimnasio Alvarado, al «Turco» Roura y los Villalobo (Roberto y Gabriel)».

El viernes en una de las peleas preliminares, Nico estará enfrentando a José Aguilar, de Zárate, que llega en condiciones similares y también estará haciendo su debut en el plano profesional. Serán cuatro rounds de tres por uno, con la posibilidad de salir por tele y eso no debería ser un dato menor. Pero para Vargas sí, porque a él lo único que le importa es pelear y ganar arriba del ring: «Una vez en una pelea amateur en Corrientes fuí televisado para la provincia, pero ahora es por TyC Sports, un canal que es visto por miles de personas. Yo también las miro y ahora me va a tocar estar del otro lado, sé que mi familia y mis amigos me van a estar apoyando por tele, pero yo estoy súper enfocado en lo que tengo que hacer».