«Siru» Acosta perdió por KO en Alemania

El boxeador de Mar del Plata cayó por KOT en el cuarto asalto ante Firat Arslan en la presentación número 61 de su carrera profesional. El dueño de casa se quedó con el Cinturón Internacional AMB en la categoría Crucero.

Arslan y Acosta en el pesaje

«Siru» Acosta tuvo una nueva oportunidad en el exterior, pero no pudo aguantar más allá de la tercera vuelta. El boxeador que representa a Mar del Plata peleó esta tarde en el Groepppingen, Alemania donde se exponía el título Internacional Crucero de la AMB.

El local, Firat Arslan, laureado púgil de una carrera tan dilatada como la del marplatense se impuso con claridad en este duelo pautado a doce vueltas pero que sólo duró poco más de tres asaltos. Acosta tenía todas para perder pero arriesgó. Con 43 años recién cumplidos aceptó este desafío con poco tiempo de anticipación, con una preparación que no estaba enfocada específicamente en este sábado, y en una categoría que no es la suya.

Por eso sabía que tenía que utilizar algún tipo de estrategia que le permitiera sorprender a su rival. En el primer asalto, brindó todo lo que tenía y más, pero de a poco se fue quedando sin aire y sin piernas. A partir de la segunda vuelta, empezó a dominar el pleito el boxeador de 50 años que estaba buscando alzarse con la victoria en su propio centro de deportes.

Finalmente en el tercer asalto fue a la lona «Siru» pero se pudo levantar. Ya en el cuarto, una mano a la zona blanda terminó con las aspiraciones de Acosta de seguir en pie dentro del combate determinando el KO Técnico.

Para los dos protagonistas en el ring, fue la pelea número 61 dentro del profesionalismo aunque ahora el récord del representante de nuestra ciudad quedará con 38 victorias (13 KO), 18 derrotas y 5 empates; mientras que Arslan no sólo se alzó con el cinturón sino que además quedó con 49 (34)-9-3.

Para Rubén Acosta ha sido una nueva oportunidad en su carrera, una que no podía desperdiciar ante la falta de chances de combatir incluso en el ámbito nacional y que por eso tomó.