Mariano Bértola: «El boxeo es un deporte muy lindo que te forma como persona»

Antes de su debut profesional, Mariano «El Bonito» Bértola habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) palpitando el cruce del próximo viernes en el Polideportivo del Barrio Libertad. «Empecé a hacer boxeo porque tenía sobrepeso», comentó.

Mariano Bértola con sus cinturones amateurs.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

El próximo viernes, Mar del Plata tendrá un nuevo boxeador profesional. Mariano «El Bonito» Bértola hará su primera pelea en el campo rentado enfrentándose con el pampeano César Castillo en la distancia de 4 rounds y como una de las peleas complementarias del festival que organiza Argentina Boxing Promotions en el Polideportivo Municipal del Barrio Libertad.

En Marca Deportiva Radio (FM 99.9) Bértola habló sobre los momentos previos a un momento tan importante en la carrera de un púgil: «no soy una persona que se pone nerviosa o que le juega en contra los miedos. Lo que me pasó siempre es que tengo ganas de estar arriba del ring, ansiedad y ganas de pelear». En ese sentido, trata de llegar tranquilo al momento de subirse al cuadrilátero: «en la previa a cada pelea trato de descansar lo más posible, aflojamos un poco el día anterior pero lo que me gusta es estar bien entrenado, trato de estar despejado y relajarme».

Mariano es un boxeador que no escatima en los cruces y que tiene, lo que se denomina, un boxeo ofensivo. Después de 16 triunfos, 3 empates y 3 derrotas en el campo amateur se autodefinió: «algo que me gusta de mi boxeo es que analizo al rival sobre el ring y después de eso, soy aguerrido que voy al frente y no tengo problema en recibir un golpe; no me achico en esas situaciones. Aprendí en el gimnasio que lo mejor del boxeo es pegar y que no te peguen. Necesitas un buen entrenamiento porque sino después se complica ahí arriba, corrés el riesgo de cansarte, si no hacés abdominales duele cuando te pegan abajo. Son muchas consecuencias que se desatan por no entrenar».

Sus primeros pasos los dio en otro gimnasio y desde hace un tiempo a esta parte se sumó al equipo de Fernando «Maravilla» Sosa y Carlos «Gato» Olivera: «tengo mi base con Maldonado pero con Sosa trabajamos más en cualidades que uno se va descubriendo día a día y trabajándolas se potencia. Es un orgullo entrenar con Fernando Sosa y el Gato Olivera porque tuvieron una gran carrera como boxeadores. Significa mucho tener esas personas en mi rincón y en el día a día».

Su vínculo con este deporte no vino desde la pasión o por alguna historia familiar, sino por la búsqueda de calidad de vida: «al boxeo lo descubrí a los 13 años porque tenía sobrepeso. Pesaba 84 kilos, empecé a entrenar y me gustó el tema de hacer guantes y esas cosas. Tenía que llegar a 60 kilos para pelear, por mi altura, y pude hacerlo. Ahora voy a debutar en super pluma, más bajo de lo que hice en mi carrera amateur. Lo elegí como deporte porque es muy lindo y te enseña muchos valores además de formarte como persona».

En ese camino, el apoyo de su familia fue un factor clave y que se hizo oír en los festivales donde fue tallando su carrera amateur: «la familia para mí es lo más importante que tengo. Cumple un rol fundamental, me apoya día a día y conoce mis cambios de humor. Sin su apoyo no se si estaría en este lugar. Mi carrera amateur, en gran parte, la logré gracias a ellos». Sin embargo, no podrá tenerlos cerca el viernes porque será una velada sin público: «el debut en Mar del Plata será muy lindo y que no haya público es feo porque no puede estar mi familia haciendo el aguante. No es un condicionante para mí porque cuando me subo arriba del ring y suena la campana sólo escucho el rincón».

Mariano Bértola sobre el ring.

Hoy está esperando que pasen las horas para subirse a un ring sin cabezal de protección y probar de que está hecho. Se ha preparado no sólo con Sosa y Olivera, sino también con Lucas Bastida que será el fondista de la velada: «más allá de lo que la gente dijo de Lucas, para mí es un placer entrenar con él. Me siento privilegiado de entrenar con un profesional y campeón. Corremos todas las mañanas juntos y para mí es algo espectacular. Me quedo mirando sus guanteos y es algo lindo entrenar con él».

El paso que dará será importante pero sólo forma parte de una serie de objetivos que se ha trazado: «estoy cumpliendo una meta. Mi sueño es ser campeón del mundo, creo que con lo sacrificado que es el boxeo, si cumplo las metas que me proponga y haciendo todo como se debe, creo que se puede llegar. Hay que ir de a poco y el primer paso será el debut el viernes», finalizó «El Bonito».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *