Juani Curuchet: «Había que entrar en carrera»

Después de su estreno en las Copas del Mundo UCI, el ciclista marplatense comentó sus sensaciones mientras se prepara para la segunda parada de su gira: Cambridge, Nueva Zelanda.

«Juani» Curuchet en su estreno en Copas del Mundo UCI.

Por Adolfo Carrizo (@infoadolfo)

El marplatense Juan Ignacio Curuchet debutó en las Copas del Mundo UCI al presentarse el último fin de semana en Hong Kong para representar a la Selección Argentina.

“Las sensaciones fueron buenas en cuanto a la condición física, era una intriga saber cómo iba a rendir a este nivel porque hacía mucho que no corría a un nivel tan alto, pero hoy me siento contento de saber que puedo pelear con ellos” resaltó el marplatense desde Cambridge (Nueva Zelanda), sitio en donde prepara la fecha de Copa del Mundo que se correrá el próximo fin de semana.

Más allá de esas buenas sensaciones en lo físico, Juan Ignacio no quedó conforme con el 13º puesto alcanzado en la prueba de Omnium, “no se dio lo que venía a buscar, pero el balance es bueno por cómo se dieron los resultados, empecé con dos malos puestos en las primeras pruebas, que son las que mejor se me dan a mí y eso me dejó bastante relegado, no pude hacer lo que el técnico me pidió por errores en la visión de carrera, pero me fui acomodando y pude recuperar en las últimas dos especialidades” explicó.

El campeón nacional de Omnium fue 16º en el scratch, luego 20º en la tempo race, 8º en la eliminación y 11º en la prueba por puntos, “tener a Walter cerca es una motivación permanente, pude recuperarme del mal comienzo, hacer bien la eliminación y la de puntos, incluso estuve cerca de meterme más adelante pero se nos terminó la carrera” comentó.

Ilusiones aparte, el debut se sabía que iba a ser complicado, por el ámbito, el nivel de exigencia y porque “había que entrar en carrera, ya me lo había dicho mi papá y Walter, pero espero que este fin de semana sea mejor” lanzó.

La gira de Copas del Mundo de la que participa también Leandro Bottasso, continúa este fin de semana en Cambridge (Nueva Zelanda) y la semana siguiente en Brisbane (Australia).