Juan Darío Merlos: «Hicimos un campus para enseñarles a los chicos lo que es el profesionalismo»

El entrenador UCI habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre el Campus 2021 que están realizando en Mar del Plata con distintos deportistas entre 16 y 18 años trabajando cuestiones vinculadas a lo deportivo y a lo social para potenciarlos a futuro.

Los chicos que están participando del Campus 2021 en Mar del Plata.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

El ciclismo debe ponerse en marcha nuevamente en la ciudad y de a poco empiezan a surgir iniciativas que sirven para reactivar a los deportistas en una etapa de la vida muy particular. Se trata del Campus 2021 que organiza Juan Darío Merlos entrenador UCI que compartió la idea a través de Marca Deportiva Radio (FM 99.9).

«Es una idea que empezó hace un año pero con la pandemia quedó todo en stand by», comentó primeramente. Luego abundó: «es un proyecto para traer chicos de distintas zonas que ya son ciclistas, no tienen medios ni recursos, menos un velódromo panamericano como el nuestro que está sin uso. Hay chicos de Lobería, Chascomús, Dolores, Olavarría y de Mar del Plata concentrando en un predio con una casa, un gimnasio y están muy cómodos. Hacemos actividades de pista y de ruta para que puedan tener un roce distinto».

La salida de la adolescencia en todo deporte es una etapa clave y motivarlos para que sean profesionales al 100% no es una tarea sencilla. Por eso, con un equipo interdisciplinario se propusieron explicarles lo que significa estar en ese nivel de exigencia: «es una edad muy complicada porque no saben que hacer entre los 16 y los 18 años. Con la pandemia y la situación económica las cosas son más difíciles. En Mar del Plata hay 2 ciclistas en buen nivel, Olavarría tiene muchos ciclistas de esa edad. El proyecto es enseñarle a los chicos como se cuida un profesional, como pasar de amateur a elite, actividades con nutricionistas, hicimos antropometrías, máquina para medir la potencia que tenemos acá en Mar del Plata. Es una cosa de locos que estén guardadas y no las usemos».

Además de formarlos como deportistas, también está la formación humana porque tienen que competir en equipo una vez que ingresan en alguna representación de escudería o bien en la Selección Nacional: «hicimos actividades sociales como con la gente de Guías a la Par para formar a las personas. Cuando los chicos fueron convocados, hubo sorpresa de los padres que no creían que estuviera pasando esto. No sabían como iba a ser, a medida que fue pasando el campus y vieron en que nivel lo estamos haciendo quedaron muy conformes. Ahora el sábado termina y no se quieren ir. Ya están preguntando cuando lo vamos a hacer de nuevo».

Una de las actividades en el Velódromo «Julio Polet».

Todo lo que propusieron para este Campus, lo están haciendo aportando tiempo y dinero propio y de personas que decidieron dar una mano: «lo estamos haciendo a pulmón con Omar Echandía y una serie de amigos profesionales como Ezequiel Peirano que es profe de educación física y ciclista, psicólogos deportivos y la idea es hacerlo sustentable para que perdure en el tiempo. Son chicos que tienen mucho talento, hicimos una medición de potencia para saber si es sprinter, medio fondista o fondista y quedamos sorprendidos con los resultados», indicó Merlos.

El esfuerzo es una inversión a futuro porque sin sponsors detrás, sin el estado aportando una ayuda, saben que hay potencial: «lo hacemos porque tenemos una pasión y nos gustaría ver a estos chicos en la Selección Argentina o en alguna vuelta europea, es el objetivo final de esto», dijo.