«Podíamos jugar dos días y no íbamos a hacer un gol»

El defensor de Alvarado, Ramiro Jorge, analizó la actuación de su equipo en el partido de ayer ante Defensores de Belgrano de Villa Ramallo y puntualizó que «no tuvimos la mística para dar vuelta el partido, intentamos a los tumbos y no generamos nada», dijo con crudeza. Además, el análisis de Duilio Botella.

En la salida de los jugadores, el capitán Ramiro Jorge. (Foto: María Florencia Arroyos/ Prensa Alvarado)

En la salida de los jugadores, el capitán Ramiro Jorge. (Foto: María Florencia Arroyos/ Prensa Alvarado)

Escuchá a Ramiro Jorge en Marca Deportiva

Alvarado cayó como local ante Defensores de Belgrano de Villa Ramallo y luego del partido, el capitán Ramiro Jorge fue muy duro en la crítica: «fue un partido raro. En el primer tiempo estuvimos bien porque presionamos y no generaron ninguna situación. En el segundo tiempo, dos jugadas desafortunadas se transforman en goles pero no eran para estos partidos. Era más para un 0 a 0», señaló primeramente en diálogo con Marca Deportiva.

Luego agregó: «estuvimos muy imprecisos con los pases, no generamos situaciones por fuera, no hubo mano a mano con los delanteros. No estuvimos finos pero en el primer tiempo con el empuje no se notaba tanto. En el segundo tiempo con el gol se empezó a ver. No teníamos esa mística para dar vuelta el partido, intentamos a los tumbos y no generamos nada. Podíamos estar dos días y no íbamos a hacer un gol». 

Si bien el primer gol ya era un revés importante, el segundo apenas 5 minutos después derrumbó las ilusiones del plantel de Botella: «fue un cachetazo que nos dejó Knock Out, se nos hizo cuesta arriba. Manejan la pelota muy bien y son un gran equipo, pero en dos jugadas aisladas nos ganaron el partido», se lamentó.

LEA TAMBIEN: Derrota de Alvarado en el Minella

No fue de los mejores partidos de Alvarado desde que llegó Botella a la dirección técnica, pero saben que es positivo que suceda a esta altura del año. «Ramallo tiene un estilo de juego raro, no tiene presión de su gente, del ascenso y tienen un estilo de juego hace muchos años. Si le metés un gol y sacas ventaja no se si juegan tan light. Hacía mucho que no jugábamos así, sin hacer dos pases seguidos. Por suerte nos agarró ahora ese bajón», concluyó.

Botella: «No era un partido para perder»

El análisis del entrenador también fue preciso porque sabe que el plantel quedó en deuda en este encuentro: «en la parte defensiva estuvimos bien, sobre todo en la presión durante el primer tiempo. Por otro lado, estuvimos imprecisos de tres cuartos de cancha en adelante. Hay que tomar buenas decisiones y terminar la jugada con precisión para llegar al gol y no lo pudimos hacer», puntualizó.

A veces se confundía verticalidad con vértigo, pero las jugadas no terminaban bien: «jugar rápido no quiere decir jugar apurado, tenemos que trabajar en eso porque llevamos el peso del partido, avanzamos mucho pero no terminamos concretando. Si no mejoramos eso, el dominio no lo trasladamos al resultado», advirtió.

Las opciones que generó el local, le podrían haber permitido una victoria, pero fallaron en la puntada final y esa es la principal preocupación del entrenador: «es difícil de explicar el resultado. No era un partido para perderlo», aseguró Botella.

Se debe aprender de este tipo de partidos, a pesar de la chance que se dejó pasar: «era una buena oportunidad para quedar punteros y no la pudimos aprovechar. Ahora se viene Tiro Federal que cambió la mitad del equipo prácticamente, pero no viene bien y querrá recuperarse en su cancha», finalizó.