“Me quedó la espina clavada”

Walter Otta habló después de la derrota ante Atlético Tucumán y el descenso consumado de Unión: “es un dolor muy grande”, señaló. También anticipó que no sabe cuál es el futuro que tendrá, aunque indicó que quiere continuar: “si se dan las condiciones, me gustaría seguir”.

El entrenador de Unión fue claro con sus palabras. (Foto: Pedro Celano)

El entrenador de Unión fue claro con sus palabras. (Foto: Pedro Celano)

El final de Unión en la temporada, no se pudo cambiar. La película parecía tener un final obvio, pero como en toda buena película, quizás el final podía sorprender. No sucedió. El “celeste” después de 17 partidos sin ganar, descendió al Torneo Federal “A”.

Walter Otta llegó para tratar de cambiar el rumbo que no pudo enderezar Gustavo Noto y tampoco lo logró. Incluso dirigió 7 partidos y no ha conseguido victorias. Después de la derrota de ayer ante Atlético Tucumán, el líder y candidato al ascenso, el entrenador señaló que es un dolor muy grande, veníamos con muchas expectativas. Sabíamos que era difícil, es una lástima. Lo que hizo el equipo ante el puntero demuestra que debería tener más puntos de los que tiene”.

También volvió a remarcar los partidos donde fue local y no pudo aprovechar las situaciones perdiendo puntos importantes: “nos queda la imagen de que merecimos un poco más en los partidos que jugamos de local”.

LEA TAMBIEN: Final anunciado

Ante el “decano” volvió a fallar en pequeñas cosas y el rival fue implacable, algo que suele suceder en la segunda división del fútbol argentino. “En el primer tiempo tuvimos 3 muy claras, en este nivel con jugadores que han jugado en Primera es muy difícil equivocarte y no pagarlo. Unión sufrió eso y no haber concretado las oportunidades que tuvo. Eso disminuye la autoestima del equipo, se cae en un pozo del cuál es difícil levantarlos”, aseguró Otta.

Su primer partido en el banco de Unión fue como local ante Los Andes donde el equipo hizo un gran trabajo, pero no se pudo llevar la victoria. Para el ex Villa Dálmine, fue un factor desencadenante de la debacle anímica: “el partido con Los Andes fue un quiebre porque merecimos ganar y fue un robo lo que tuvimos con el penal que nos cobraron en el final. Fue un golpe de KO para el grupo”, sentenció.

Si bien todavía quedan dos partidos para cerrar el campeonato, no se sabe cuál será el futuro de Otta: “no es prematuro decir que no seguiremos. Vinimos a salvar al club del descenso y no lo logramos. Nos han tratado muy bien, Unión tiene gente muy buena que nos ha tratado bárbaro. Si se dan las condiciones, me gustaría seguir porque me ha quedado la espina clavada”, advirtió.

Hoy no parece el momento indicado para hablar con los dirigentes porque a pesar de que se veía venir, el golpe ha sido duro: “tenemos que hablar con Leo (Cordeiro, el presidente) y Cacho (Pagano) para ver que pasa, pero ver la cara de los muchachos en el vestuario hoy, es imposible que no te golpee”, finalizó.

One comment

  • Estos muchachos Walter y felix grandes personas Educadas para con sus jugadores tendrian que seguir con los andes un Robo y anoche tambien Merlo inclino la cancha para Atletico .una pena lo de union pero este cuerpo Tecnico tiene que seguir .