«Se extrañan las pequeñas cosas»

Julián Cardellino se acaba de transformar en el 12º refuerzo de Los Andes, después de su paso por el Centro de Deportes El Palo de España. En Marca Deportiva Radio (FM 99.9) contó como fue esa experiencia para él. «Confío en mis condiciones», destacó el ex Kimberley.

Julián Cardellino jugará en Los Andes.

Julián Cardellino jugará en Los Andes.

Escuchá a Julián Cardellino con Sebastián Di Grande en Marca Deportiva Radio (FM 99.9)

Después de dos temporadas jugando en el fútbol español, Julián Cardellino cerró su vínculo en la jornada de hoy con Los Andes regresando al país y además haciendolo en uno de los equipos protagonistas del ascenso nacional.

El 12º refuerzo del «Milrayitas» habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) antes de que se diera a conocer la noticia, contando como vivió este tiempo en el Centro de Deportes El Palo del ascenso español. «Somos tres argentinos en el equipo y la experiencia es muy buena. Como el año pasado descendimos, este año somos candidatos a ascender, mantuvimos la base del año anterior y tenemos un buen equipo», dijo antes de conocer que su destino estaría en el ascenso argentino.

Será una nueva adaptación para él, porque como indicó en su análisis, «el fútbol español en comparación con el argentino, trabaja más la técnica y la táctica. En Argentina hay más fricción, es agresivo y tiene mucho físico. No sé si es mejor o peor, Schiavi no se si habría podido jugar en España por ejemplo y en Argentina fue ídolo. Yo le digo a mis compañeros españoles que no podrían jugar en el fútbol nuestro, es otra forma de ver las cosas, hay muchas diferencias». 

Más allá de estar cerca de la familia nuevamente, sabe que desde lo deportivo debe ganarse un lugar en un fútbol muy distinto: «en Argentina hay muchas presiones por ganar y en España no hay tantas. A mi me tocó descender con un equipo que tenía un bajo presupuesto para la categoría y lo hicimos dando la cara, no se vivió como si fuera la muerte de nadie». 

El hecho de haber dejado todo en Mar del Plata y haber partido hacia España, fue un momento difícil, pero que de a poco pudo superar: «soy muy social, me gusta compartir y pasar el tiempo con gente que quiero. Hice muy buena relación con algunos compañeros y siempre hablamos que uno extraña pequeñas cosas que parecen tonterías, pero a la distancia son importantes. Ni siquiera tenes un lugar para hacer un asado, es algo cultural porque la gente ve las cosas de una manera distinta», indicó Julián.

Ahora empezará a construir su destino en el país después de una importante experiencia en España. «Queremos llegar a lo más alto posible, me tengo mucha fe, confío en mis condiciones y es como todo hay que trabajar duro para lograr las metas que uno se propone», concluyó.