Otta: «Me enamoré de Mar del Plata»

A pesar de ser el entrenador del equipo que lidera la B Metropolitana, Deportivo Morón, Walter Otta se ilusiona con regresar a la ciudad en algún momento después de su experiencia en Unión: «ojalá pueda volver con mi familia, es un lugar que me apasiona», dijo en Marca Deportiva Radio (FM 99.9)

Walter Otta llevó a Morón a la cima del torneo.

El actual entrenador de Deportivo Morón y ex Unión de Mar del Plata, Walter Otta, habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre la actualidad del fútbol argentino y un posible regreso a la ciudad.

Su equipo es el líder de la B Metropolitana y espera el reinicio para medirse con Tristán Suárez, pero a pesar de ello, nada le asegura que puedan seguir por la buena senda. «El fútbol es a diario. No podemos comenzar el torneo y el presente del equipo era muy bueno», remarcó. Todo lo que se está viviendo por estas horas resulta incómodo para todos los actores del fútbol argentino: «tenemos la fecha reprogramada esperando que de una vez por todas se pueda iniciar. Esta situación no se aguanta más, ojalá se solucione porque es la pre-temporada más larga de la historia. Es impresentable».

La solución para Otta pasa por hacer presupuestos austeros que no se salgan de la línea de lo que los propios clubes pueden pagar para no generar las enormes deudas: «los directivos tienen que hacer presupuestos más acotados y no prometer cosas que no pueden cumplir. Hasta que no se logre eso, será muy difícil. Debe haber premios para el que cumple y castigos para quien no cumple. Una vez que desciendan los equipos que no pagan, cuando le pase a dos o tres, no se arman más presupuestos impagables», explicó.

En el caso del «Gallito», también llegaron los problemas económicos: «la crisis nos afectó porque nos pagaron parte de diciembre, pero tenemos la suerte de contar con un presidente que con su patrimonio personal pudo solucionar algunos problemas». 

La situación les permitió reforzarse, pero utilizando sólo uno de los dos cupos disponibles y lo hizo trayendo a uno de los ex jugadores que tuvo bajo su dirección técnica en Unión de Mar del Plata: «trajimos a Nicolás Ramírez, fue la única incorporación del mercado de pases», agregó.

Su paso por la ciudad fue muy breve, apenas estuvo un mes y medio, pero de todas maneras le dejó una impresión positiva: «le tomé mucho cariño a Unión, fue una lástima como terminó todo. La ciudad me apasionó, me enamoré de Mar del Plata. Ojalá en algún momento pueda volver para ir con mi familia, pero nunca se sabe lo que puede pasar», anticipó.