«La prioridad era que jugaran chicos de inferiores»

El entrenador de Kimberley, Mariano Mignini, analizó la campaña que realizó su equipo en el Torneo Federal «B» donde quedó eliminado en la segunda fase. «Tenemos que trabajar en el equipo para fortalecernos en los partidos importantes», señaló como un aspecto a mejorar.

El entrenador de Kimberley analizó la temporada.

El entrenador de Kimberley analizó la temporada.

El técnico de Kimberley habló acerca de lo que fue su año al mando del Dragón y todo lo que vendrá el próximo año en donde el formato del Torneo Federal B cambiará en el primer semestre. Además, puso objetivos en cuanto a la participación en la Liga Marplatense de Fútbol donde también ocupará el rol de DT. La novedad en el cuerpo técnico estará en el arribo de Pablo Galitiello que será su ayudante tanto en la competición local como en la federal tras la salida de Leandro Elías por cuestiones personales.

¿Cuál es el balance que hacés a dos semanas de la finalización de la competición?

Creo que en el conjunto el balance es positivo. Después si analizamos lo que fue el torneo en la Liga Marplatense de Fútbol fue más negativo que positivo. Más allá de que Kimberley juega con gente joven y accedió a cuartos de final hace bastante que no logra llegar a una instancia decisiva. Por eso tenemos que volver a estar en el lote los cuatro mejores. Y después en cuanto al Federal B la instancia principal la hemos cumplido con buenos números. Después en la segunda fase más allá de haber perdido dos partidos sobre la hora y de ahí desencadenar en un bajón anímico importante de todo el grupo que termina indicando que perdimos cinco partidos y ganamos solo uno. Lo importante es que la prioridad era que jugaran chicos de las inferiores que vienen creciendo y la mayoría tuvieron la suerte de hacerlo.

¿Cómo sentís que llevaste la transición de lo que fue Kimberley hasta el año pasado a este?

El objetivo principal lógicamente no se podía lograr de un año para el otro. Por lo que venía haciendo Damián (García) no ǹos lo podíamos permitir. Entonces empezamos por traer la mitad de la cantidad de refuerzos y trantando de compensar con jugadores propios del club. En ese sentido nos la hemos rebuscado bastante bien ya que por lo que vivimos en el torneo ningún equipo nos superó abultadamente ni nos ha marcado una diferencia notoria. Pero tenemos que trabajar en el equipo para fortalecernos en los partidos importantes.

A priori era una incógnita saber quién iba a jugar de lateral derecho si se lesionaba Santiago Palavecino pero la buena aparición de Emiliano Fortete te quitó un dolor de cabeza al igual que lo que ha hecho Matías Barreiro que tampoco estaba en la consideración de los jugadores “principales”. ¿Cuánto te ayudó eso para que las bajas se sientan menos?

Por suerte Emiliano Fortete con la personalidad que tiene y que siempre va para adelante supo acomodarse como lateral derecho pese a que no es su posición natural, todos lo sabemos. Pero uno tenía la tranquilidad de que cuando lo pusiera iba a dejar lo mejor de sí y eso ayudó que pueda suplir un montón de cosas. Y por suerte pudo hacerlo junto con Matías (Barreiro) que también se supo acoplar al equipo en un momento que el equipo venía bien.

De Hoyos y Vico arrancaron muy bien y se fueron quedando. ¿Fue lo que más sintieron en la segunda fase?

Lo que nos faltó en la segunda fase fue un poco de eso. En el comienzo de la primera fase tanto Damián (De Hoyos) como Lucas (Vico) venían haciendo una labor muy buena y justo los dos sufrieron una lesión, uno un desgarro abdominal y el otro un golpe en el tobillo y la vuelta le costó a ambos. Entonces el equipo extrañaba ese ataque que teníamos ya que cada vez que llegábamos lo hacíamos con mucho peligro. Entonces el equipo lo fue sintiendo y por eso los resultados no eran tan abultados porque Kimberley era un equipo ordenado, que se plantaba bien en la mitad de la cancha.

¿Cómo se encara el próximo año que va a tener un torneo de seis meses sin descensos y luego si comienza la competición por no descender?

Este torneo va a ser como volver a arrancar de cero todo. Como es sin descensos y solo van a haber tres ascensos me da la posibilidad para probar. Vamos a tratar de encontrar en chicos del medio local esa jerarquía que queremos construir. Ya estuvimos hablando con algunos para poder armar un grupo competitivo y pensar que en este torneo nos vaya de la mejor manera posible para poder encarar el siguiente ahí si a la par del resto porque ahí si se va a pelear por mantener la categoría.

¿Cuáles son las posiciones a reforzar con esos jugadores “locales” que nombrabas?

Este año ya veníamos con un grupo acotado y para lo que viene hay que tener en cuenta que además de que alguno de los refuerzos es posible que no continúen a ellos hay que sumar algunos nombres más que ya no van a ser parte del plantel. Por eso vamos a tratar de reforzarnos lo mejor posible.

¿Y en cuanto al esquema táctico qué conclusión sacaste? Porque cuando pusiste a Ramírez como enlace el equipo se mostró más adelantado y con mejor juego…

Hemos tratado de buscar posibilidades a lo largo de todo el año y por eso la posición de Diego (Ramírez) lo más cerca posible de los delanteros ya que era el jugador más desequilibrante que teníamos. Aparte, como decís, al jugar en esa posición obligaba a que los volantes ejercieran la presEión más adelante.