Pablo Pagnussat: «La sobre-exposición genera mucha soledad en el deportista»

El psicólogo deportivo habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) acerca de la importancia de la psicología especializada para respaldar a deportistas de alta competencia, luego de la muerte de Santiago «Morro» García.

El psicólogo deportivo Pablo Pagnussat.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

La trágica muerte a los 30 años de Santiago «Morro» García puso nuevamente sobre la mesa una discusión necesaria en el deporte de alto rendimiento: la importancia de la psicología deportiva en la contención de problemas severos como la depresión.

En Marca Deportiva Radio (FM 99.9), el psicólogo deportivo Pablo Pagnussat analizó este tema central: «la psicología en el deporte generalmente se la asocia al rendimiento deportivo pero cuando pasan estas tragedias, hay otra de las partes importantes como el acompañamiento de los deportistas en un proceso que es muy difícil, muy duro y para el que nadie está preparado. La trascendencia y como se comporta el entorno de un día para el otro».

Históricamente ha sucedido y no sólo en el fútbol que los deportistas durante su carrera o posterior a la finalización de la misma, caen en profundas depresiones. «La alta competencia dice que lo único que importa es ganar porque está asociado al dinero y al pago de todo el circo. El ser humano es necesario pero si pudieran prescindir del humano lo harían. En el caso del Morro García, ahora están todo el tiempo buscando culpables, que el presidente el club, los amigos, la familia. Expone una realidad muy terrible. La exposición genera mucha soledad en el deportista», indicó.

Aquellos que logran cierto grado de popularidad, no pueden hacer cosas normales para cualquier otra persona y forma parte de ese aislamiento que comienza: «son personas que no pueden llevar una vida normal, porque tienen que cuidar su cuerpo y si lo hacen y se acuestan tarde; después los condenan. La depresión es algo muy común en el mundo y es preocupante. Muchas veces son personas que no son capaces de pedir ayuda o no saben como hacerlo».

A pesar del dato trágico del fallecimiento de un jugador joven y con talento, sirvió para que estas cuestiones puedan ser discutidas abiertamente: «poner este debate en el tapete, que decimos y como juzgamos a las personas públicamente, es algo positivo porque necesitamos rever estas cuestiones. Nos vivimos equivocando y no se puede condenar todo. Es algo grave, no es una pavada. Las personas que tienen depresión o que una tristeza prolongada, deben pedir ayuda. Si no se busca un profesional, se puede agravar», advirtió.