Unión y Talleres va el jueves a las 20

Por decisión del Consejo Federal de AFA, la final entre Unión y Talleres de Córdoba se disputará en Junín el jueves a las 20 y no el miércoles como estaba pautado. Habría sido por un pedido del Aprevide, pero la dirigencia «tallarín» había pedido el cambio para que el plantel pueda descansar. «Es una falta de respeto», le dijo Gustavo Noto a este medio.

Un día más tendrá que esperar Unión para jugar la final. (Foto: Pato Celano)

«Es una falta de respeto». Así lo definió Gustavo Noto a Marca Deportiva y es una realidad. El Consejo Federal le hizo caso al pedido de la dirigencia de Talleres de Córdoba y el partido final por el ascenso a la Primera B Nacional finalmente se jugará el jueves a las 20 horas en Junín y no el miércoles, como estaba pautado hasta el día de ayer.

¿El motivo? El cansancio con el que terminaron los jugadores cordobeses el partido ante Libertad de Sunchales. Un despropósito. Lo cierto es que la explicación que dio el Consejo Federal oficialmente es que la decisión tiene que ver con un pedido del Aprevide y no con lo que había indicado en un primer momento la dirigencia de la “T”.

En definitiva la noche del miércoles en Junín, también juega Peñarol ante Ciclista por la Liga Nacional de Básquet, pero de todas maneras, los desmanejos son demasiados. Incluso porque el plantel que dirige Gustavo Noto está desde ayer concentrado en la ciudad donde se disputará el partido y había programado los trabajos de la semana.

El cotejo contará con el arbitraje de Sebastián Mastrángelo de Venado Tuerto y tendrá a Talleres auspiciando de local, otorgándole a 2.500 entradas a la parcialidad cordobesa y 500 para los hinchas de Unión. El árbitro de este encuentro dirigió a Talleres por última vez en la fecha final del Torneo Argentino anterior y fue empate 2 a 2 con Santamarina de Tandil.

En cuanto al plantel tallarín, el entrenador Ángel Guillermo Hoyos no se cansa de repetir que el equipo “está fundido” y ahora tendrá 24 horas más antes del partido para recuperar algunas fichas. La idea que mantiene es la de repetir el equipo, aunque tendrá que esperar a Lucas Bovaglio que tuvo una lesión muscular en la pierna derecha y está en duda.

Por el lado de Gustavo Noto, a pesar de su notable molestia por el cambio en el día de juego del partido, sabe que podrá tener en cuenta al zaguero central Martín Quiles que seguramente tendrá un lugar entre los titulares, aunque dispone de variantes para definir quien lo acompaña como Leonel Formaggioni o Sebastián Álvarez.

Habrá más tiempo, pero es imposible no pensar en que los desmanejos terminan afectando la seriedad del trabajo de los equipos. Al menos eso sucede con Unión. “Así se maneja el fútbol argentino”, concluyó Noto.

NOTA RELACIONADA: «La presión de ganar es nuestra»