Sobre la hora se quedó con las manos vacías

Alvarado cayó sobre la hora frente a Belgrano en Santa Rosa por 2 a 1 y estiró su racha a 4 partidos sin triunfos. Hernán Claro abrió la cuenta para el local e igualó Nahuel Santos, pero luego de la expulsión de Sebastián Corti, pudo meter el gol definitivo Agustín López Alduncín.

Alvarado la segunda derrota del torneo. (Foto: Diario Textual)

Alvarado la segunda derrota del torneo. (Foto: Diario Textual)

En un partido que se iba con un empate, Belgrano de Santa Rosa golpeó en el final, se quedó con el triunfo por 2 a 1 y dejó a Alvarado con las manos vacías y sin invicto como visitante. El encuentro por la sexta fecha de la Zona C del Torneo Federal A tuvo al «torito» como animador gran parte de la primera mitad y casi todo el complemento, pero el local fue más efectivo y se llevó un premio demasiado grande. Nahuel Santos había marcado la igualdad parcial para el conjunto de Duilio Botella que terminó con un hombre menos por la expulsión de Corti.

Lejos de esperar ver lo que hacía el local, Alvarado salió decidido a presionar bien arriba, a no dejar jugar a los mediocampistas ofensivos de Belgrano y a plantear el partido en campo rival. Si bien le costó llegar al arco de Vistarop, inquietó con pelotas detenidas que fueron ganadas mayoritariamente por los de camiseta negra con vivos celestes. Era más el «torito», que antes de los 10′ tuvo un cabezazo de Almerares que se fue por encima del travesaño y un remate de Nahuel Santos que se perdió cerca.

El encuentro era trabado, los dos eran imprecisos, pero el protagonista era el equipo de Duilio Botella, que tenía mejores intenciones y ganaba por las bandas en velocidad. En el fondo no pasaba sobresaltos, el local tiraba para que peine Antonelli y García Barros o Claro ganen la segunda, pero los centrales estaban impasables y controlaban cualquier intento del «tricolor». En la primera que falló la última línea, Belgrano aprovechó. Hernán Claro ganó y definió cruzado ante Rodrigo Barucco para poner el 1 a 0 a los 20′.

Baldazo de agua fría para el «torito» que le costó recuperarse y no entendía cómo estaba abajo en un partido que tenía controlado. Intentó salir nuevamente a tomar el control del juego, pero estaba impreciso y no lograba llegar a Vistarop. Apenas lo consiguió con una buena corrida de Compagnucci que sacó un remate rasante, fuerte, que por centímetros no alcanzó a empujar Federico Almerares por el centro. Con la lesión del autor del gol, Zubeldía reforzó el mediocampo y mandó a García Barros más adelante para que acompañe a Antonelli en el ataque. El «torito» manejaba la pelota pero no generaba situaciones, y por eso Damián Luengo se animó con un disparo lejano que no llegó a destino, lo mismo que Nahuel Santos que encontró una buena respuesta del arquero local.

En el tramo final, Belgrano pareció querer liquidar la historia y fue por el segundo gol, pero chocaron contra la muralla defensiva y Alvarado se jugó las últimas fichas con las combinaciones entre Pereyra y Compagnucci, y la presencia de Almerares dentro del área. Justamente el «9», tuvo la última antes del final, ganando nuevamente en las alturas, pero sin poder acertar al arco.

Duilio Botella decidió mover las piezas en el vestuario y mandó a Emanuel Hermida por Pereyra a ver si el exFerro de Pico le podía dar la profundidad en los últimos metros que al equipo le faltaba. Sin embargo, el que avisó de entrada fue Belgrano, que a los 5′ dibujó una excelente maniobra colectiva: taco de García Barros, habilitación de Alonso, Sánchez sorteó a Barucco pero definió incómodo y la pelota dio en el travesaño, el ingresado llegó para sentenciarlo, pero un defensor ahogó el segundo tanto sobre la línea.

Con lo que costaba llegar con jugadas elaboradas, el tiro de media distancia era la vía que encontraba Alvarado para buscar el empate. Y Sebastián Corti sorprendió a todos desde lejos menos a Agustín Vistarop que apenas la rozó, la mandó al travesaño y de ahí al córner. De ese centro, Compagnucci cabeceó débil a las manos del arquero que se empezaba a convertir en figura. De todas formas, el local era más peligroso y no se conformaba con la ventaja. García Barros manejaba todo y Alonso y Sánchez eran sus principales socios.

El técnico de Alvarado volvió a dar muestras de sus intenciones y mandó a Alexis Blanco por Fleming para darle más potencia al ataque y ver si los dos «tanques» podían aprovechar algún desborde de Hermida o Compagnucci. Y a los 11′, en la primera pelota que tocó, Blanco marcaba la igualdad pero el línea levantó la bandera y ahogó la igualdad luego de una soberbia atajada de Vistarop ante el cabezazo de Almerares. El arquero parecía invencible, hasta que apareció Nahuel Santos para hacerse cargo de un tiro libre en el borde del área y meter un zurdazo perfecto que lo dejó sin reacción y selló el 1 a 1.

Quedaba mucho tiempo y podía pasar cualquier cosa. El «torito» seguía yendo para quedarse con los tres puntos, Botella rearmó el mediocampo con el ingreso de Mauro Castro por Almerares, pero no por eso se conformaba con la igualdad. Tampoco lo hacía Belgrano, que quería alcanzar la cima de la tabla en soledad y pudo tomar ventaja con un cabezazo de Antonelli que vio diluir su festejo por la bandera en alto del asistente. Las ganas de ambos por ganarlo, se fue convirtiendo en apuro y ahí las impresiciones estuvieron a la orden del día, aunque la emoción estuvo hasta el final. Mucho más cuando Llobet le sacó la segunda amarilla a Corti y el «torito» tenía que afrontar el último tramo con un hombre menos.

Así y todo, no se resignó al punto y pudo haberlo ganado con un remate de Hermida tras un tiro libre de Castro y con un buen desborde del «Huevo» que Bianco desacomodó justo a Blanco cuando iba a definir y la terminó tirando por arriba del travesaño. Llobet dio cuatro minutos de descuento y parecía que nada iba a cambiar. Mucho más cuando Antonelli desperdició increíblemente un mano a mano con Barucco que se terminó quedando con la pelota. Pero el destino se tenía guardado un golpe para Alvarado y lo dejó con las manos vacías en el final. Agustín López Alduncín se encontró con una última chance antes del pitazo final y no perdonó, definió con justeza para darle los tres puntos a Belgrano y un sabor muy amargo al «torito» que mereció al menos un empate y se vuelve sin nada en un momento que no dio lugar a reacción.

Síntesis

Belgrano (Santa Rosa) (2): Agustín Vistarop; Nicolás Bianco, Javier De Olivera, Matías Canteros y Lucio Micucci; Juan Galarraga, Nicolás Sosa y Juan Sánchez; Leonel García Barros; Hernán Claro y Maximiliano Antonelli. DT: Juan Zubeldía.

Cambios: PT 32′ Santiago Alonso por Claro, 32′ Tomás Altamiranda por Sosay 35′ Agustín López Alduncín por García Barros.

Alvarado (1): Rodrigo Barucco; Sebastián Corti, Ramiro Jorge, Manuel Madrid y Fernando Ponce; Juan Francisco Pereyra, Damián Luengo, Nahuel Santos y Nicolas Fleming; Gabriel Compagnucci y Federico Almerares. DT: Duilio Botella.

Cambios: ST 0′ Emanuel Hermida por Pereyra, 10′ Alexis Blanco por Fleming y 24′ Mauro Castro por Almerares.

Goles: PT 20′ Claro (B); ST 19′ Santos (A) y 49′ López Alduncín (B)
Incidencias: ST 31′ expulsado Corti (A)
Árbitro: Fabricio Llobet, de Córdoba.
Estadio: «Nuevo Rancho Grande».

Zona C

Tiro Federal 0 vs. Ferro Carril Oeste 2
Libre: Defensores de Belgrano.

Posiciones

1º Belgrano de Santa Rosa 9 ptos.
2º Defensores de Belgrano (VR) 8 ptos.
3º Ferro de Pico 8 ptos.
4º Alvarado 5 ptos.
5º Tiro Federal 2 ptos.