Los goles del campeón

Los delanteros Marcos Rondanina y Ezequel Goiburu pasaron por los estudios de Marca Deportiva Radio (FM 99.9) para hablar sobre el campeonato anual obtenido por Kimberley el pasado fin de semana: «Conseguimos el objetivo que nos habíamos planteado», coincidieron.

Marcos Rondanina y Ezequiel Goiburu en los estudios de la 99.9.

Kimberley ya se ha consagrado campeón del fútbol de Mar del Plata y dos de sus grandes figuras durante todo el año pasaron por los estudios de Marca Deportiva Radio (FM 99.9). Marcos Rondanina y Ezequiel Goiburu, analizaron lo que ha significado el año para ellos y para el grupo.

Rondanina, en primer término, señaló que «habíamos quedado muy dolidos porque quedamos afuera en el primer torneo, no lo esperábamos. Nos pudimos sacar la espina y conseguir el objetivo que nos habíamos planteado». 

La tarea de llevar adelante un certamen tan difícil como el Federal «B» y a la vez tratar de ser protagonista del campeonato local, fue complicado y por eso tiene un sabor particular: «fue un año muy exigente con doble competencia. Varios chicos nos tocaba jugar el sábado e ir al banco el domingo, pero ahora tendremos vacaciones con la copa en casa». 

Sin embargo, Marcos fue protagonista de una jugada clave en la final ante Banfield ya que se encargó de ejecutar el penal que tuvo su equipo en el tiempo reglamentario, pero esta vez falló. «Sabía que Rando (arquero de Banfield) había mirado los penales, hablé con él en uno de los momentos que estuvo parado el partido y decidí cambiar en el momento y no patearlo al medio», indicó.

El «Dragón» se sobrepuso a situaciones difíciles como dos expulsiones ante River en la Final del Torneo Clausura, superar dos series de penales y además una sanción de 9 meses por intento de agresión para Juan Galli; pero salió adelante: «este grupo tiene muy buenos jugadores tanto en calidad como en cantidad. Perdimos jugadores importantes pero los que entran lo hacen de la mejor forma», agregó Rondanina.

Para Goiburu también fue un año particular porque se fue a Agropecuario de Carlos Casares y luego volvió a mitad de año para sumarse al equipo nuevamente: «El fútbol siempre te da revancha y se nos dio lo que tanto merecíamos», señaló el delantero.

El esfuerzo se sintió y terminó el partido lesionado, pero nada le importa ahora: «tengo que ir al médico pero seguramente tengo un desgarro. Ahora no me importa porque pusimos mucho esfuerzo y logramos el objetivo. Volví para salir campeón y se dio», añadió.

El torneos hay que ganarlos, pero también se debe trabajar a conciencia para tener ventaja y Ezequiel considera que hicieron lo necesario: «por la calidad de jugadores que tenemos, la cantidad de entrenamientos y el compromiso, tenemos un plus jugando once contra once».

Ambos además, tuvieron conceptos elogiosos para Mariano Mignini, el entrenador del equipo. Rondanina indicó que «sabe manejar un grupo y como llevarlo. Hemos trabajado todo el año de la mejor manera, tratando de que todos estén predispuestos para jugar». Goiburu agregó que «el gato es un buen técnico, sabemos que lo vive y lo sufre como nosotros. Hace poco era jugador y nos dice que se le pasan las revoluciones porque lo siente como un jugador». 

El año se termina y siempre se corona un sólo equipo como el campeón. Esta vez fue para Kimberley que acumula 15 torneos en la historia igualando a Quilmes como los más ganadores de fútbol local.